martes, 10 de agosto de 2010

ACERCA DE LAS ESCUELAS DE INVESTIGACIÓN

De las escuelas de investigación: Es de especial interés leer estos párrafos entresacados de un ensayo escrito por un destacado estudioso miembro de la logia de investigaciones Quatur Coronati, John Hamill, Curador y Bibliotecario de la Gran Logia Unida de Inglaterra , pues desmitifica muchos lugares comunes por los que suelen discurrir las teorias acerca del origen y objetivos de la masonería especulativa. El ensayo completo estara disponible en Google Docs, para lo cual se da el enlace al documento en pdf, mas abajo.
¿Cuándo, porqué y donde? Solamente existe una respuesta a estas tres preguntas: no lo sabemos.
Existen dos enfoques principales de la historia de la Francmasonería: El enfoque auténtico o científico, el cual construye o desarrolla su teoría a partir de hechos verificables y documentación de origen comprobado, y el enfoque no auténtico en el cual se intenta colocar a la Francmasonería dentro del contexto de la tradición de los Misterios correlacionando las enseñanzas, la alegoría y el simbolismo del Arte, con sus homólogos pertenecientes a las diversas tradiciones esotéricas. Para complicar aún más las cosas, existen opiniones divididas dentro de las dos escuelas principales que se acaban de señalar.
La obra de Anderson consiste principalmente en la historia legendaria del Oficio de los constructores, desde Adán, en el Jardín del Edén, hasta la formación de la primera Gran Logia de Inglaterra en 1717. Él no pretendía escribir una historia en el sentido en que la entendemos actualmente, sino que se proponía producir una apología que estableciera una honorable filiación para una institución relativamente nueva, una apología construida a partir de la leyenda, el folklore y la tradición. En verdad, la ausencia de una diferenciación por parte de Anderson entre masonería operativa y masonería especulativa iba a marcar los enfoques de la historia del Arte por espacio de muchas generaciones, y puede decirse que dio lugar al deseo de establecer un vínculo directo entre ambas, tan pronto como la Escuela Auténtica inició su aproximación crítica a la historia aceptada de la Orden. Aunque la aproximación de los escritores de la Escuela Auténtica aparece como una investigación científica, los métodos empleados por ellos no serían aceptados actualmente como científicos. De hecho su trabajo reviste la apariencia de una búsqueda de evidencia susceptible de encajar dentro de una teoría preconcebida. Cuando la Escuela Auténtica procedió a examinar los registros ingleses, sus investigadores no pudieron encontrar evidencia alguna de la existencia de logias operativas.
También se ha buscado en otras organizaciones el origen de la Francmasonería. Una teoría ahora descartada pero que conservó credibilidad por largo tiempo veía en la Francmasonería la descendiente directa de los Caballeros Templarios medievales.
La escuela no auténtica: Posee cuatro enfoques principales, los cuales podrían ser clasificados como el esotérico, el místico, el simbolista y el romántico. Las cuatro aproximaciones tienen dos factores en común: la creencia de que la Francmasonería existe desde «tiempo inmemorial», y una aparente incapacidad para distinguir entre el hecho histórico y la leyenda Los partidarios de la aproximación esotérica toman los principios, los rituales, las formas, los símbolos y el lenguaje de la francmasonería y rastrean similitudes en los otros grupos (ignorando el hecho de que los principios y muchos de los símbolos son universales y no particulares a la francmasonería). Suponen que esas similitudes no son fortuitas sino deliberadas y constituyen, por lo tanto, prueba de una tradición continua. Tal vez los representantes más característicos de la escuela mística son el Reverendo George Oliver y A. E. Waite. Oliver : fue un ferviente fundamentalista pre-darwiniano que creía firmemente que la francmasonería era esencialmente cristiana y había existido bajo una forma u otra desde el comienzo de los tiempos y se inclinaba por la invención cuando escaseaba la evidencia. La escuela simbolista. Busca los orígenes de la Francmasonería mediante la comparación y la correlación del simbolismo y del lenguaje ritual, y trata de encontrar la filiación directa entre la Francmasonería y varias religiones, cultos, misterios y sociedades. En un sentido, los seguidores de la escuela romántica se acogen a la tradición Andersoniana, ya que implícitamente creen en la conexión directa entre la masonería operativa y la masonería especulativa, bien sea que dicho vínculo se remonte a Adán, Salomón o a los constructores medioevales. Difieren de la escuela auténtica por su rechazo a, o su desconocimiento de las numerosas formas en las cuales la francmasonería ha cambiado y se ha desarrollado durante el período para el cual existen registros históricos. Están dispuestos a creer que el ritual ha sido practicado desde tiempo inmemorial, bien sea en sus formas fundamentales o bien conservando íntegramente su detalle. La ausencia de dogmas oficiales implica que cada miembro de la Orden puede conferirle al ritual tanto o tan poco significado como desee. Ni siquiera en Inglaterra existe un patrón, ya se trate de un ritual controlado de manera centralizada o de una interpretación del ritual que deba ser aceptada por todas las logias. El que alguna vez lleguemos a estar en condición de descubrir los verdaderos orígenes de la Francmasonería, es un interrogante que queda abierto. …..............................................................................................................

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada