miércoles, 6 de julio de 2011

EL CUARTO GRADO DE LOS ANTIGUOS. Los orígenes del Real Arco y la disputa con los Modernos.

Extracto de la publicación
FREEMASONRY TODAY - Spring 2001 - Issue 16

Título original.
Fourth Degree of the Antients
The Complex Origins of the Royal Arch is
Described by Yasha Beresiner.
...........................................................................................

Nota: Para quienes deseen profundizar en el estudio del Real Arco, se recomienda la lectura de la obra mas actualizada y exhaustiva, Freemason´s Book of The Royal Arch, de Bernard Jones, que se encuentra completa y en castellano en el sitio del Museo de la Francmasonería, Phoenixmasonry, en la dirección

http://www.phoenixmasonry.org/masonicmuseum/freemasons_book_of_the_royal_arch_spanish_edition.htm

Este libro ha sido traducido por un miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés Roettier de Montaleau. www.ritofrances.es/



..............................................................................................  

La francmasonería organizada comienza con el establecimiento en Londres de la primer Gran Logia de Inglaterra el 24 de junio de 1717. La primera evidencia del Real Arco como un grado se encuentra en una publicación irlandesa fechada en 1744.Es una referencia en un folleto titulado “Una seria e imparcial búsqueda de la causa por la que ha decaído la francmasonería en el reino de Irlanda, por el Dr. Fifield Dassigny (1707-1744)”. (A Serious and Impartial Enquiry into the Cause of the present Decay in Free Masonry in the Kingdom of Ireland by Dr Fifield Dassigny (1707-1744).

Se refiere a un masón Real Arco de York del que luego se descubrió era un fraude, que habría llegado a ser miembro de la Orden en Londres.
Pues en efecto no hay evidencia de alguna temprana actividad del Real Arco en York.
Sin embargo, en Londres, contrariamente a los deseos de la Primer Gran Logia, algunos de sus miembros “Modernos” aparecen practicando la masonería Real Arco en sus logias .
El 17 de julio de 1751, cinco logias compuestas exclusivamente de masones irlandeses, fundaron la Gran logia de Inglaterra según las Antiguas Instituciones, conocida como la de los “Antiguos”. La Primera y anterior Gran Logia de 1717, fue apodada como la de los “Modernos”, término que permanece en uso hasta hoy.
 La Triple Tau, distintivo del Real Arco
En el término de un año, Lawrence Dermott, un francmasón muy dedicado y extraordinario, fue designado Gran Secretario y consagró su vida a la causa de los Antiguos.
Desde julio de 1751, las dos Grandes Logias rivales comenzaron la disputa, que duró hasta diciembre de 1813, cuando finalmente emergió triunfante una Gran Logia Unida de Inglaterra.
Hay una gran cantidad de mitos y muchas cuestiones sin respuesta respecto al Real Arco y su tratamiento por parte de los Antiguos.
Por ejemplo ¿exactamente, cuándo, en sus sesenta años de historia, realmente comenzaron a practicar el Real Arco como un cuarto grado, y cómo se convino la autorización que se les dio a las logias para practicarlo?
Sorprendentemente, la primera mención del real Arco como Cuarto Grado no aparece en el Registro Morgan de 1751 ni en ningún otro documento perteneciente a los Antiguos, hasta la publicación de las Leyes y Reglamentos de 1794.
El primer Registro de Morgan, data de 17 de julio de 1751 y comprende las 16 reglas y regulaciones por los que serían gobernados los Antiguos.
Dos reglas adicionales de Lawrence Dermott se agregaron al margen y están fechadas el 6 de abril y 1 de julio de 1752, respectivamente.
No hay una sola palabra referida al real Arco en los más importantes documentos de los Antiguos. Los otros grados, Aprendiz ingresado, Compañero de Oficio y Maestro Masón, así como la Ceremonia de Instalación, se describen con detalle.
Las actas de los Antiguos principian en febrero de 1752, y aparece el Real Arco por primera vez en la segunda acta del 4 de marzo de 1752. Y se refiere a un proceso contra un cierto Thomas Phealon y John Macky, quien aparentemente inició a muchas personas por la mera consideración de una pierna de cordero para cenar.
Y llegaron a ser conocidos como “los masones de la pierna de cordero”.
Las actas, escritas por el propio Dermott, afirman que Dermott había hablado con Macky y descubierto que además confería el Real Arco sin tener conocimiento alguno del grado.
Esa primera mención del Real Arco en las actas de los Antiguos es una declaración de contenido negativo, como lo son las menciones subsiguientes al Real Arco en las actas.
Esto abona la posibilidad de que Dermott intentara suprimir temporalmente al Real Arco, en tanto consolidaba la posición de su Gran Logia recientemente establecida.
Así, en la siguiente referencia al Real Arco, acta del 22 de septiembre de 1752 lo excluyen de la Orden. Esto explica que Dermott diera una disertación explicando cada parte de la verdadera francmasonería, exceptuando al Real Arco!
No hay mención al Real Arco en las actas de los Antiguos por los siguientes cinco años. Cuando el asunto surge de nuevo, lo cual sucede el 2 de marzo de 1757, se trata de una invitación a los Maestros del Real Arco para presentarse al siguiente encuentro del 13 de marzo a fin de discutir aspectos de la masonería Real Arco.
No se necesita decir que las actas del 13 de marzo no muestran signo de semejante discusión en ningún contexto, a pesar de que hubo una calurosa asistencia de 46 francmasones presentes mencionados, de 25 logias numeradas, ninguno de los cuales puede ser identificado con un masón Real Arco.
La única excepción es la petición de William Carroll en diciembre de 1759; no hay referencias posteriores al Real Arco en las extensas y detalladas actas hasta el 4 de diciembre de 1771, doce años después!
Mandil del Real Arco usado por los Antiguos

La primera edición del Ahiman Rezon, el Libro de las Constituciones de los Antiguos, apareció en 1756. Esa es la fuente usada por la mayoría de los investigadores para interpretar la actitud de Dermott en cuanto a la primer Gran Logia. 
 Mandil actual del Real Arco
Sorprendentemente hay poco material respecto al Real Arco en esa o en las futuras ediciones del Ahiman Rezon. Desde el principio, las oportunidades obvias para mencionarlo se perdieron.
La página del título, por ejemplo, que corona con detalle del contenido, omite mencionar al Real Arco. En las 200 páginas de la primera edición del Ahiman Rezon, apenas se dedican unas dos páginas al Real Arco.
La plegaria de 300 palabras Ahabat OLAM- una plegaria repetida en la logia del Real Arco de Jerusalén- tiene solamente el título para vincularlo al Real Arco. Hay allí una cita que relaciona  estrechamente a Dermott y los Antiguos con la masonería Real Arco, y está redactada por éste:
“habiendo insertado esta plegaria y mencionado que parte de la masonería comúnmente  es llamada Real Arco (la cual creo yo firmemente que es la raíz el corazón y la médula de la masonería) …..”
Eso está encomillado, casi como una referencia incidental a la importancia que le asigna a ese grado adicional. La disertación de dos páginas y media que siguen  es de escasa consecuencia, dedicada a quejarse del supuesto abuso del Real Arco.
Y esa es toda la limitada mención que se hace del Real Arco en la primera edición del Ahiman Rezon.
La implicación de todo esto, es como se mencionó antes, que Dermott  estaba ansioso de preservar al Real Arco como un “arma” contra los Modernos.
Estaba convencido de que el Real Arco debía ser preservado como un elemento importante de la tradición masónica de los Antiguos, pero no dispuesto a hacer otra cosa que mencionarlo cuando se presentaba la ocasión.
El único aspecto adicional destacable en las varias ediciones del Ahiman Rezon son los continuos esfuerzos de Dermott para asociar a los Antiguos con la francmasonería de York, dando a su Gran Logia una apariencia de antigüedad.
En abril de 1760 se publica la divulgación titulada los Tres Golpes Nítidos, o la Puerta de la Mas Antigua Franc-masonería. La extensa y detallada introducción, implícitamente declara que el ritual descripto es el que practicaban las logias pertenecientes d la Gran Logia de los Antiguos. No hay mencion del Real Arco. ¿Porqué?
Esa es la mas conspicua omisión histórica en el desarrollo de la Gran Logia de los Antiguos en esos primeros días. La única explicación para la omisión del Real Arco
en esa detallada divulgación de los tres grados y de la ceremonia de instalación como la practicaban los Antiguos, es que el autor no tenía conocimiento de la existencia de ese grado.
Esa es la única explicación viable a lo que de otra forma sería una omisión extraordinaria y esto evidencia que nueve años después de la formación, el grado aún no era funcional en las logias Antiguas.
Como se dijo, Dermott asociaba a los Antiguos con la francmasonería de York. Por ejemplo las líneas iniciales de todas sus cartas Patentes desde 1752 declaraban que su autoridad emanaba de su Alteza Real, el Príncipe Edwin, en el año 924 y en York.
Esta errónea asociación con York puede confundirse con eventos que tuvieron realmente lugar en York y que ninguna conexión tenían con los Antiguos ni las actividades de su Gran Logia.
En la reunión celebrada en Sign of the Punch Bowl en Stonegate ( una taberna) de York el 7 de febrero de 1762, los cuatro fundadores de la logia, “ peticionaron” ser elevados al cuarto grado de la masonería comúnmente denominada del Muy Sublime Real Arco”.
La equívoca asociación entre los Antiguos y la Gran Logia de York bien pudo provocar que se atribuyan los hechos sucedidos en York en 1762, a los Antiguos en una fecha muy anterior a la real. No fue hasta 32 años después, en 1794 que los Antiguos comenzaron a referirse al Real Arco como a un cuarto grado.
Siempre se ha sostenido que el Real Arco se practicaba en las logias bajo la jurisdicción de la Gran Logia Antigua, bajo su autoridad. No se ha encontrado una explicación satisfactoria de la procedencia de tal autoridad.
Se podría esperar que la autoridad para practicar los grados mas allá de los del Oficio, apareciera en las Cartas patentes emitidas a las logias. El texto de esas patentes, desde el comienzo, se inician con una declaración de la supuesta sanción garantizada a los Antiguos por el príncipe Edwin de York en el año 924. Continúa con la afirmación implícita de que la autoridad se dio para “Admitir, y hacer masones de acuerdo a la antigua y honorable costumbre del Arte Real “.
No hay indicación de autoridad mas que para los tres grados y la ceremonia de instalación. El Real Arco no aparece como practicado en las dos primeras décadas de la existencia de la Gran Logia Antigua.
La explicación a esa autoridad sobre las logias subordinadas es que emanaba de la influencia que Irlanda tenía sobre los Antiguos.
Las patentes empleadas en todas las logias irlandesas declaran que la autoridad de todas las logias bajo la Constitución irlandesa garantiza a cada logia hacer leyes y regulaciones que considere apropiada para su buen funcionamiento
El resultado es que las logias irlandesas pueden conferir cualquier grado con la autoridad de su patente, pudiendo crear las regulaciones necesarias en la logia.
La cercana asociación de los Antiguos con la Gran Logia de Irlanda puede dejar la presunción de que derechos implícitos similares pudieron haberse conferido a las logias bajo la jurisdicción de la Gran Logia de los Antiguos.
 Pavimento mosaico del Real Arco

Los Antiguos adoptaron el Real Arco, se ha dicho, desde el inicio de su Gran Logia en 1751. Pero no aparecen evidencias que apoyen esto. La evidencia disponible indica que el grado no fue tomado en serio pro los Antiguos hasta al menos 1766 y probablemente desde diciembre de 1771.
En el período intermedio, mientras tanto el Real Arco estaba conservado en un hervor, por así decirlo, y manejado casi exclusivamente por Laurence Dermott que encontró en el Real Arco una herramienta excelente para emplear contra los Modernos.
Pero no implementó la Orden hasta el establecimiento del Supremo Gran Capítulo por parte de los Modernos en 1776, los cuales tomaron la iniciativa del Real Arco lejos de él.
Los Antiguos, sin embargo, reivindicaron su relación con el Real Arco cuando, en 1813, en la Unión, y a su insistencia, se agregó el párrafo tan frecuentemente citado:
“ Por la solemne Acta de Unión entre las dos Grandes Logias de Freemasons de Inglaterra en diciembre de 1813, se declara y pronuncia que la pura Antigua masonería consiste de tres grados y no mas, a saber: los de Aprendiz Ingresado, Compañero de Oficio y Maestro Masón, incluyendo la Suprema Orden del Sagrado Real Arco ”.
……………

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada