domingo, 29 de mayo de 2011

El Templo Masónico del siglo XVIII: Un espacio de paz religiosa y diálogo interconfesional. (Parte V y última).

Esta publicación cuenta con la expresa autorización de su autor:
Pierre- Yves Beaurepaire.
Université de Nice Sophia –Antinópolis. Centre de la Mediterranée Moderne et Contemporaine.

Título original:
LE TEMPLE MACONNIQUE
Un espace de paix religieuse et de dialogue interconfessionnel
dans l’Europe du XVIIIe siècle.
...........................................................................................................
25.
En aquel entonces como hoy día, el camino del diálogo ecuménico estába pavimentado de buenas intenciones así como lleno de trampas.
26.
Además, los francmasones estaban luchando para agrandar el campo del dialogo ecuménico a los no cristianos…. Gotthold Ephraim Lessing, figura del Aufklarung alemán (ilustración alemana) pone el dedo en sus Diálogos para francmasones sobre esa identificación del cosmos masónico con la República cristiana por arrepentimiento:
“ Ernst:
¿ Existe ? (la tolerancia), si jamás existió! Dejemos que un judío ilustrado se presente con su solicitud de admisión. ¡Oh! dirán, un judío ?, por supuesto un francmasón debe  ser cristiano!. Es verdaderamente indiferente de que clase de cristiano. Sin distinción de religión no significa sin distinción entre las tres religiones del sacro imperio romano, públicamente reconocidas y toleradas. ¿También opinas así?
Falk.  No, no exactamente así. (26).
27.
Los judíos cristalizaron la oposición a una apertura del templo a los no cristianos. El ejemplo de Saint-Esprit–les-Bayonne, verdadero “nicho jurídico”(Anne Zink) es particularmente revelador de porqué los judíos son considerados no como judios sino como portugueses. Al término de una dolorosa crisis que se desarrolla alrededor de la elevación de francmasones judíos, cofundadores de la logia bayonesa de la Zelee a los altos grados de esencia caballeresca y cristiana, especialmente el de Soberano Príncipe Rose Croix, una mayoría de hermanos cristianos se separaron por no poder expulsar a los judios de la cadena de unión. Fundan la Amitie y justifican la exclusión de los judíos de la fraternidad masónica en estos términos:
tal admisión (de miembros judíos) impiden que numerosos hermanos respetables por sus cualidades civiles y masónicas se presenten para afiliarse…. Sabemos todos que el hombre es el igual del hombre, que una de las mas bellas virtudes de un verdadero masón es la de recordar esa verdad; pero sabemos también que la decencia, la honestidad, la cortesía deben formar la base de la sociedad si queremos encontrar la aceptación.”
28.
Lo que esta en juego aquí es mantenerse dentro de un círculo selecto de cultura legítima, donde las normas de inclusión se fijan en el reino de la civilidad y del gusto. Y después de haberse salido con la suya, concluyen no sin satisfacción:
“Los miembros que se opusieron a nuestra unión y a nuestra prosperidad ya no son capaces de dañarnos; gustaremos al fin del bien preciado de ser verdaderamente una asamblea de amigos” (27).
29.
En Lieja, centro de comercio clandestino de libros en la Europa de las Luces, Pierre Sicard, antiguo cónsul de Francia en Seyde, la antigua Sidón, centro de los establecimientos franceses de Siria meridional, fundador de logias en Martinica, en Guadalupe y Alsacia, deja en claro dentro del artículo VI de los Reglamentos de la logia  L´Union des Coeurs, que “el templo esta prohibido para los Judios, Mahometanos y Godos y otros que tienen a la circuncisión por bautismo” - ejemplo revelador de la asociación entre alteridad religiosa y alteridad física (28)
30.
La francmasonería entonces no solamente es un laboratorio donde los amigos escogidos aprenden a reconocer a su alter ego y apreciarse como hermanos. Es ante todo un observatorio de los temas del siglo de las Luces y de las líneas de fuerza y fractura que lo atraviesan.
El cosmopolitismo mundano y aristocráticos del siglo XVIII no es el universalismo militante del siglo XIX; asimismo los procesos de secularización de las elites europeas no obstan a su adhesión a la dimensión cristiana de la Orden masónica,  así fuese solo en lo social.
Los tiempos del combate por una concepción militante de la laicidad  estaban por  aún por llegar.
……………………………………………………………………………………………
Notas
1 Paul Hazard, La crise de la conscience européenne 1680-1715, Paris, Boivin et Cie, 1935, éd.
1994, Le Livre de Poche.
2 Jérôme Lousse-Lacordaire, Rome et les francs-maçons, histoire d’un conflit, Paris, Berg
international éditeurs, Pensée politique et sciences sociales, 1996, pp. 36-37.
3
John Tillotson, Letters to William Penn. Passages from the life and writings of William Penn,
Philadelphia, 1882, pp. 311-312, cité par Donald Challen, The Church, Radicalism and the rise
of Freemasonry in Eighteenth century England, essai dactylographié, s. l., 1996, p. 4 ; traduit par nos soins.
4
Thomas Sprat, History of the Royal Society, cité par Jérôme Rousse-Lacordaire, Rome et les
francs-maçons, histoire d’un conflit, op. cit., p. 40, d’après Michael Heyd, « Be sober and
reasonnable ». The Critique of Enthusiasm in the Seventeenth and the Early Eighteenth
Centuries, Leiden : E. J. Brill, Brill’s studies in intellectual history, 63, 1995, p. 153.
5 Sermons Preched at Incolns Inn 1737, Londres 1737, cité par Donald Challen, The Church,
Radicalism and the rise of Freemasonry…, op. cit., p. 12.
6 Bibliothèque municipale de Carpentras, mss 891, f°  68-70, mandement épiscopal du 14 janvier 1742.
7 José Antonio Ferrer-Benimeli s. j.,  Les archives secrètes du Vatican et de la Franc-
maçonnerie, Histoire d’une condamnation pontificale, préface de Michel Riquet s. j., traduit de
l’espagnol par G. Brossard, Paris, Dery-Livres, 1989, p. 167.
8 El término designa la ciudad donde esta instalada la logia.
9 Chapitre Premier. Statuts et Règlements Généraux de la Maçonnerie, l’Aimable Concorde,
orient de Rochefort, publiés par Francis Masgnaud, Franc-Maçonnerie et Francs-Maçons en Aunis et Saintonge sous l’Ancien Régime et la Révolution, préface de Jean Glénisson, La Rochelle, Rumeur des Âges, 1989, p. 84.
10 El termino désigna tradicionalmente a la geométria y por extensión la Francmasonería..
11 Jean-Denis Bergasse, D’un rêve de réformation à une considération européenne. MM. Les députés Bergasse (XVIIIe-XIXe siècles), Cessenon, chez l’auteur, 1990, p. 417.
12 Se notará que Joseph de Maistre se contradice, porque deplora por la misma época el
Verdadero sindrome de criptocatolicismo que prohibía todo dialogo inter-confessional
13 Joseph de Maistre, Mémoire au duc de Brunswick, Œuvres II, Écrits maçonniques de Joseph de Maistre et de quelques-uns de ses amis françs-maçons, éd. critique par Jean Robotton, Centre d’Etudes Franco-Italien, Universités de Turin et de Savoie, Genève, Slatkine, 1983, p. 107.
14
Ibid., p. 108.
15
Ibid., p. 108.
16 Anne-Louise Salomon, Frédéric-Rodolphe Saltzmann 1749-1820, son rôle dans l’histoire de
la pensée religieuse à Strasbourg, Paris, Berger-Levrault, 1932, pp. 43-50, 53, 59, 61-64.
17 Ibid., p. 45.
18 Archives privées, Fonds de Türckheim, lettre de Bernard-Frédéric de Türckheim au duc de Brünswick, 26 février 1787.
19 Médiathèque Ceccano, Avignon, ms 3059, Journal de Marie-Daniel Bourrée de Corberon, f°
98, marzo 3 abril 1781.
20 Médiathèque Ceccano, Avignon, ms 3060, Journal de Marie-Daniel Bourrée de Corberon, copie d’une lettre de décembre 1785 adressée à M. de Vauvilliers.
21 Joseph de Maistre, Mémoire au duc de Brunswick, op. cit., p. 108.
22 Bibliothèque municipale de Lyon, fonds Willermoz, ms 5869, lettre de Tieman à Willermoz del 14 octubre 1786.
23 Antoine Faivre note à ce sujet : « Los Iluminados deAvignon, llamados también  “reyes del nuevo Israel”, agrupando un número enorme  de Aviñoneses y de extranjeros. Los Ingleses y Suecos, cambiaban de fe para obtener el derecho a ser recibidos, lo que tendería a probar que en esa secta el catolicismo era obligatorio » [Antoine Faivre,
« Un familier des sociétés ésotériques au dix-huitième siècle : Bourrée de Corberon », Revue des Sciences Humaines, avril-juin, 1967, reprod de Antoine Faivre, Mystiques, Théosophes et Illuminés au siècle des Lumières, Studien und Materialen zur Geschichte der Philosophie, Band
20, Hildesheim-New-York, Georg Olms, 1976, p. 166, note 110].
24 Marie-Louise de Vallière, canoniga de Monspey.
25 Bibliothèque municipale de Lyon, fonds Jean-Baptiste Willermoz, ms 5868.
26 Gotthold Ephraïm Lessing, « Quatrième dialogue », Dialogues pour des francs-maçons, trad. fr. (Le Mans, 1992, Le Borrego), p. 55.
27 Bibliothèque Nationale de France, Cabinet des manuscrits, fonds maçonnique, FM2 159 bis,dossier de l’Amitié, orient de Bayonne, f°11 v°, 12 juillet 1783.
28 Citado por Georges de Froidcourt, François-Charles, conde de Velbruck principe obispo de Liejanfranc-maçon. Contribution à l’histoire du XVIIIe siècle au pays de Liège, Liège, Protin-Vuidar,
1936, p. 78.
.................................................................................................

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada