domingo, 5 de diciembre de 2010

El Cable-Tow y el simbolismo de la cuerda.

Es un accesorio casi de propiedad exclusiva en los rituales anglosajones, pero a veces en otros ritos se lo toma en préstamo sin saber muy bien que se quiere significar. Aquí algunas referencias de distintas fuentes referidas a cables y cuerdas en el simbolismo masónico.

1. El cable de remolque y el compromiso iniciático.
Publicado en  la revista “La Lettre G” n° 13,  http://www.laletterag.org
Título original: Le cable –tow et l´engagement initiatique.
.................................................................................................................
 El símbolo del Cable-Tow (o Cable de remolque), parece ser propio de la masonería inglesa.
En el manuscrito Dumfries num.4 se encuentra este intercambio de preguntas y respuestas:
P. ¿Cuál es la longitud de vuestro cable (the lenght of your cable-tow)?
  R. Es también el largo que hay desde mi ombligo hasta el mas corto de mis cabellos.
P. ¿Cuál es la razón?
R. Porque todos los secretos están allí encerrados.
Hay quien dice que es un símbolo propio de la masonería operativa y totalmente olvidado por la especulativa pero se  pueden encontrar rastros muy reconocibles en los rituales usados en la actualidad, en idioma inglés.
En el Rito de Emulación, dentro de la Promesa (u Obligación) solemne del Maestro Masón,, el candidato se compromete:
Me comprometo además) a responder y obedecer a todos los signos y llamadas regulares que me sean enviadas por una Logia de Maestros Masones, si están en la medida de mis medios.(… )”.
Pero en el original inglés, la expresión es el condicional: “if within the lenght of my cable-tow”, literalmente  “si está dentro del largo de mi cable-tow”, o según ciertos rituales: “si está dentro del alcance de mi cable de remolque”.

Nota del T: Aquí está en su idioma original:
"Further, that I will acknowledge and obey all due signs and summonses sent to me from a Master Masons' Lodge, or given me by a brother of that Degree, if within the length of my cable-tow. (del Duncan masonic ritual)

Por otra parte, en la Obligación solemne del Aprendiz Francmasón, el castigo siempre es.. “tener… la lengua……. y enterrada en las arenas del mar con la marea baja a un cable de la costa (a cable´s lenght from the shore) donde el flujo y reflujo se hagan sentir dos veces cada veinticuatro horas”.
En los tres textos citados, esta el asunto de la longitud de un cable, y los límites entre los cuales está ese largo, asociados al tema del secreto, de la preservación del secreto, y de la asociación a los principios de la Orden masónica. También el término Cable-Tow presenta fonéticamente un doble sentido que evoca (por asimilación al árabe qabeltu) el enlace iniciático, de suerte que expresa, puede decirse, “un vínculo en todo el sentido de la palabra” (1); ese “vínculo” evoca el intercambio de palabras que se hallan en los rituales, y de allí eso de que “el lazo que nos une” es “un secreto” y ese secreto  es la francmasonería.

 EL CABLE-TOW, LA TOW-LINE  Y LA LLAVE DE LA LOGIA
Como lo indica Jean-Pierre Berger(2), la fórmula “is within the lenght of my Cable-Tow”, se acerca al intercambio de palabras que aparece en un manuscrito irlandés del Trinity College de Dublin: ..
¿Dónde guardáis la llave de vuestra Logia?
  Dentro de una caja de hueso, a un pie y medio de la puerta de la Logia.
  ¿Qué distancia hay entre el cable y el ancla?
  El mismo que de la lengua al corazón.

 El símbolo de la “llave de la Logia”, a veces asociada a la cuerda (tow-line), de la cual se suspende, se encuentra  “en la mayor parte de los antiguos catecismos masónicos” (3).
*En el manuscrito Dumfries Num.4 está la misma pregunta, cuya respuesta es:
con una cuerda alrededor del cuello”.
*En el Edimburgh Register House, la llave se halla:”bajo mi hígado donde se esconden todos los secretos de mi corazón”, otra ubicación se da a veces: “dentro de una caja de hueso”.
*En el manuscrito Sloane Num 3329, se identifica con la “lengua de buena fama”(como en la primera de las “Lectures de Emulation”, donde se dice que está suspendida “por el hilo de la vida en el pasaje de la palabra entre lo gutural y lo pectoral”.

*En “Masonry Dissected”, catecismo de primer grado:
“¿Dónde conserváis vuestros secretos?
-En mi seno izquierdo.
¿Tenéis una llave para tales secretos?
-Sí.
¿Dónde la tenéis?
En una caja de hueso que no se abre ni se cierra sino con una llave de marfil.
¿Pende o está apoyada?
Pende.
¿De qué metal es?
De ningún metal, pero es una lengua de renombre(...)

Según un comentario de Denys Roman(4) el largo (9 pulgadas o una cuarta) de la Tow-Line, la “cuerda” de la cual está suspendida esa “llave”,una “lengua de buen renombre”, es:
a.       la distancia entre los extremos respectivos del pulgar y el auricular cuando los dedos son estirados al máximo ( que es el caso de hacer el signo de horror y el gran signo real)
b.       la distancia  entre la raíz de la lengua y la coronilla de la cabeza.

NOTAS.
1). R. Guénon, La GrandeTriade,
cap. II, p. 28, nota 9. 2).Manuscrito Dumfries n° 4,  en
«Le Symbolisme», n° 377, Octubre-diciembre 1966, p. 55, nota 67.
3). 3 Id., ibid., pp. 52-53, nota 52. 4).  D. Roman, «Lumières sur la Franc-Maçonnerie des anciens
jours», repris dans Réflexions d’un chrétien sur la Franc-Maçonnerie, cap. VIII.


2. De M.Q. Magazine., julio de 2007.
El ritual masónico emplea solo unas 23 palabras para referirse al Cable- Tow, o a la Cuerda en la breve explicación dada al candidato durante la ceremonia de iniciación.
¿Qué puede entonces escribirse acerca del tema como para justificar un artículo?
Esta es una de las cosas fascinantes de la investigación en masonería; para ahondar un tema solo se tiene alguna referencia en el ritual, y esto crea un desafío, y una oportunidad para un avance en el conocimiento masónico.
En algunas logias, de las cuerdas penden estandartes, y aún joyas, donde el mejor ejemplo es la plomada (Plumb Line) y a veces se tiene una para atar el mandil.
El Cuadro de Dibujos del Segundo grado, presenta en algunas jurisdicciones, una gavilla de trigo suspendida de una cuerda a orillas del río Jordán y cerca de una cascada.
El proceso operativo de construcción al levantar muros de sillería empleaba, con seguridad, cuerdas como parte de la operación de elevar el material. Pero no aparece mención alguna a esto. Así, en el Primer Grado, el Cuadro de Dibujos describe al Lewis:
“… la palabra Lewis denota la resistencia de ciertas piezas de metal en forma de cola de paloma introducidas en la piedra que en combinación con algún medio mecánico de potencia, tal como un conjunto de poleas, hacía que el masón operativo pudiera elevar grandes pesos a buena altura, con mínimo esfuerzo”
Pero de la cuerda, ni una palabra.
Esto es desconcertante, porque hay un verdadero simbolismo masónico en el método de fabricar una cuerda, el proceso de enroscar varias fibras conjuntamente para hacer una cuerda resistente y casi imposible de romper..El entretejido de muchos hilos, que son cada uno débiles por sí mismos, para formar uno solo resistente es el símbolo de una verdad fundamental que se remonta a la antigüedad y fue reverenciado por el Oficio entero, como que el empeño del esfuerzo de los hermanos en conjunto a un propósito común, se multiplica por la resistencia de millones.
En el ritual no aparece ninguna referencia bíblica- pero hay una alusión en el Eclesiastés, Cap 4., vers. 12:
“Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán pues la cuerda de tres dobleces no se rompe de cualquier forma”.
También del mismo Capitulo 12 (usado en muchas logias como plegaria del Tercer Grado) hay una referencia al “cordón de plata”, aludiendo a la espina dorsal, la que al romperse provoca la muerte. Algunas de esas conexiones bíblicas están allí para recordarnos la primera y fundamental verdad que enseña la iniciación cuando el desamparo y la dependencia de un hermano nos enseña que la humanidad se formó dependiendo unos de otros para mutua protección y seguridad.
Edmund Burke escribió acerca de la historia del Parlamento:
..”El Rey y sus súbditos fieles; Las Cámaras del Parlamento de este reino- La triple Cuerda que ningún hombre puede romper”.
Desde la más antigua civilización el hombre combatió a la naturaleza. La cuerda le sirvió para domesticar a los animales y poder controlarlos. Y eso sucedió por tanto, no mucho antes que el material tomara un sentido moral con significados simbólicos.
3. Otra referencia al Cable, pero en la masonería del Real Arco.
* Extraído de Freemason´s Book of the Royal Arch, de Bernard Jones:
Y se refiere a los brindis celebrados en Wakefield, Yorkshire, en 1769, en una logia de los Antiguos que practicaba el Real Arco, y entre otros se ofreció uno por “Aquel que primero sacudió su cable”.
Dice el autor:
“…..Muchos de estos brindis Wakefield más o menos se explican por sí mismos, pero algunos de ellos sólo se pueden aplicar a la masonería R.A. de Irlanda. En los primeros rituales de Irlanda se ponía mucho énfasis sobre el Cable de la Amistad y el Cordón de Amor, y uno de los brindis anteriores sugiere ya sea un préstamo de Irlanda o alguna afinidad natural con el trabajo de ese país.
En cuanto al brindis por “el que primero sacudió el Cable," hay que decir que en la ceremonia de Irlanda, que es mucho más realista en algunos aspectos que  la inglesa, un cable actúa como cuerda de salvamento y es un medio de advertir desde la cámara subterránea a los obreros de más arriba, de cuya atención depende el cuidado del bienestar de su compañero dentro de la bóveda.”
Nota del T. En la leyenda del Real Arco se desciende a una bóveda subterránea.
Una carta escrita a Richard Armitage Linnecar en la Navidad de 1776 contiene este pasaje:
Estoy feliz deseando a usted y a la Logia  todo el contento que puedan disfrutar, y  me agasajo a mí mismo con una copa extraordinaria para todos los brindis, que  he de beber con placer especial, por todos los Viajeros en el Desierto que han tenido el honor de sentarse en la Silla de la Amistad y de ser presentados con la Cuerda de Amor”.
Las frases en esta carta parecen indicar que en el curso de la Exaltación (al Real Arco), el candidato estaba sentado en una Silla especial y se había puesto en sus manos una cuerda o algo emblemático de la Cuerda de Amor. Esta conclusión se apoya en el hecho
de que en una reunión de Capítulo en 1809, treinta años más tarde, el Compañero Wice presentó al Primer Principal, para su uso en el Capítulo Wakefield
"un muy manuable Cordón de Amistad en  seda que se recibió con gratitud como muestra de fraternidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada