jueves, 28 de noviembre de 2013

La falsa Divulgación aparecida en el periódico londinense Post- Boy de 1723.(Parte II)



 Próxima entrada de La Imprenta de Benjamin, el domingo 8 de diciembre.
................................................................................
Se continúa con la publicación de este extenso trabajo de investigación, En esta entrega algunas consideraciones acerca del periodico y su época, para seguir en la proxima con el análisis detallado de cada una de las 42 preguntas del Catecismo con los pretendidos " secretos" de la Sociedad.
................................................................................. 




El Sello del impuesto.

En agosto de 1712 se impuso a todos los periódicos ingleses un impuesto de medio penique y esto aparece en la parte superior izquierda de la segunda página del Post Boy.
El diseño distintivo era rojo, único para todos los periódicos ingleses, y consistía en una Real “ Rosa de Inglaterra” debajo de una corona dentro de un borde decorado. Fue diseñado por John Rollos, granador del Rey y frecuentemente incorporaba algún número debajo del diseño principal. En este caso de la edición que estamos estudiando era  402 . Los editores debían hacer transportar las hojas en blanco a la oficina de sellos en Lincoln´s Inn para que se aplicara el sello del impuesto en cada hoja. Y después se debía imprimir el texto en esas hojas.

Había un total de veinticinco matasellos  en cada plancha de cobre, indicando que esta edición del Post Boy pudo haber sido impresa desde la placa num.17
que está en el registro como la placa usada por el periodo de un año desde junio de 1723.
Un registro se guardaba en la Oficina de Sellos haciendo coincidir el número asignado con la fuente desde la que se usó. Esos registros pueden inspeccionarse en la Biblioteca Británica.
El número más alto alcanzado para el impuesto de medio penique usado en periódicos pudo haber sido  2350, alcanzado en  1757 cuando el impuesto subió a un penique (como era con frecuencia el caso de guerra y se necesitaban fondos adicionales para ese esfuerzo gubernamental).
Rollos falleció en 1743 y fue reemplazado por John Pine cuyos nuevos diseños para los sellos de impuestos se usaron con algunas alteraciones menores, especialmente en los matasellos y otros diseños “estoicos” en general.
Puesto que cada sello de impuestos se grababa individualmente a pesar de la disponibilidad de plantillas, no hay dos sellos absolutamente idénticos.

Títulos

El Post Boy continuó intermitentemente hasta septiembre  30 de 1728.
En su pico de circulación de las primeras dos décadas del siglo 18 fue uno de los mas importantes periódicos publicados en Londres en cantidades de entre 3000 a 4000 copias por edición.
Los editores se enorgullecían del cubrimiento especial de noticias del exterior y ese factor se reflejó en los cambios en el título y adiciones de subtítulos en distintos períodos.
  • The Post Boy. Exteriores y locales.
  • Post Boy, con noticias del exterior y locales.
  • Post Boy y reportes históricos.
  • Post Boy, noticias frescas, del exterior y locales.
  • Post Boy cotidiano.

Referencias Contemporáneas

En The Free-Mason´s Accusation and Defense ( 1726) (8) un padre supuestamente escribía a su hijo, haciendo una extensa referencia al “ exámen” de los francmasones publicado en Post Boy.  Las afirmaciones mas relevantes comienzan así:
“Recuerdo la última vez que estuve en el poblado, había un ejemplar de sus publicaciones publicadas en el Post-Boy; pero tan diligentes fueron los masones en hacerla desaparecer, que en una semana no fue posible hallar uno solo de esos artículos; dondequiera que había uno se lo llevaron.”

El autor continúa extendiéndose acerca de los métodos empleados por los francmasones para hacerse con todas las copias disponibles del artículo. Y dice: “ no puedo dejar de pensar en en la fecha del artículo” y urge a su hijo para obtener una copia “ por cualquier medio”. Y continúa afirmando que los francmasones estaban enfurecidos con la publicación aunque pretendían no darle importancia y que “presentaron un descubrimiento falso para invalidar al anterior”. Termina esta parte de su carta declarando que “ un amigo y masón me hizo comprender que se trataba de un genuino descubrimiento”.
La “Canción VI” de Colección de Canciones de los Masones,         contiene una estrofa reproducida en el comienzo de este trabajo) referida al “ poderoso secreto obtenido del Post Boy o del Flying Post” (9). Esa canción con referencias al Post Boy fue reproducida con ligeras diferencias  en “The Swordbearer´s song ( canción del portador de la espada) de las Constituciones de Anderson de  17     .
Asi vemos que la divulgación del Post Boy era bien conocida en sus días, aún si los masones estaban acusados de “ hacerse” con todas las copias del periódico.
Esa acusación puede ser apoyada en la existencia de solo una copia conocida del Num.      La referencia a solo dos divulgaciones en la “Canción VI” y la “Canción del Portador de la Espada” indicarían que las publicaciones eran conocidas de todos ( o quizás que sus títulos fijaran la rima y métrica de la canción).

EXPLICANDO LA EVIDENCIA

* La Interpretación original.

Knoop, Jones& Hamer en su introducción a los primeros Folletos masónicos, afirman que ningún número del Post Boy conteniendo el “ examen” pudo ser rastreado por ellos y  presentaron varias ideas para explicar esto.

*El Folleto Briscoe ( 1726 ) (10) conteniendo el “ falso descubrimiento” aludido en The Free mason´s Accusation and Defense detallado mas arriba.
*  Que Este “Falso descubrimiento” en el Folleto Briscoe se presentó como invalidando el “ examen” del Post Boy.
* Que el autor de The Free-Mason´s Accusation and Defense pueda haber confundido el Post Boy con el Flying Post de 11-13  de abril  1723  en el cual, como se menciona antes, la bien conocida A mason´s Examination aparece por primera vez.
*  Que la misma “ examination” apareció una en el Post Boy y otra en el Flying Post.
Un exámen preliminar del texto en el Post Boy lleva a que pueda ser identificado erróneamente con A Mason´s Examination ( así llamada por Gould) del Flying Post.

Después de consultar los mas antiguos folletos masónicos ( Early masonic Pamphlets), sin embargo, puede comprenderse rápidamente que se trató de un maravilloso descubrimiento porque presentó una oportunidad de analizar la que ahora es la segunda publicación mas antigua de una divulgación de la francmasonería: un examen catequístico de cuarenta y dos preguntas y respuestas.
Sin ninguna copia del Post Boy a mano, Knoop, Jones y Hamer dieron cinco posibles explicaciones para los comentarios en The Free-Mason´s Accusation and Defense.
Mientras que es imposible conocer qué entendía el autor de la Acusación por “ Falso descubrimiento”, la frase puede ser tomada como queriendo decir “ una publicación equívoca que aparece como un descubrimiento intentando apartar a los lectores de los verdaderos secretos del Oficio”.

Basándose en eso, su primera explicación debe ser rechazada.
Excepto por el “vamos” de la explicación de un descubrimiento accidental de una historia secreta, el folleto Briscoe es exactamente otra versión de los Antiguos Cargos, seguramente bien conocidos y disponibles en 1724.         .
-La segunda explicación es débil pues el examen del Post Boy es en sí  mismo sutilmente defectuoso y no requiere de una invalidación posterior.
-La tercera explicación sería que es posible que el examen del Post Boy difiera en lo esencial de todos los otros catecismos, pero el Fling Post coincide con la mayoría. Así, si un francmasón de esos días describe un exámen del periódico cono un genuino descubrimiento, seguramente se estaría refiriendo al Flying Post.
-La cuarta explicación es absolutamente errónea y la quinta es totalmente correcta.

* Una reinterpretación a la luz de nuevas evidencias

El catecismo del Post Boy es una mezcla muy bien escrita de repeticiones de cuestiones neutrales de otros catecismos, extensiones lógicas de esas cuestiones y respuestas sutilmente distintas que están en desacuerdo con otras divulgaciones y catecismos manuscritos.
He categorizado las cuarenta y dos preguntas y respuestas en:  correctas y consistentes,  y correctas pero inconsistentes  o erróneas.
Una pregunta y respuesta es correcta si “ suena correcta”. Esto es, que el lenguaje y el simbolismo en general coincide con los usos masónicos conocidos.
Es consistente si coincide al menos con un manuscrito o catecismo publicado.

Por ejemplo, cuestión 1:
Pregunta: ¿Sois uno de nosotros?
Respuesta: Estoy a prueba
Esta respuesta, en general coincide con otros varios catecismos de 1730  a  1762   . Y esta respuesta la clasificamos como Correcta y Consistente.

Cuestión 3:
P. ¿Cuál es vuestro nombre?
R.  Inferior o principal, según mi grado.
Esto suena como correcto porque pertenece a la terminología de la arquitectura, pero no existe uso conocido de esos términos. Así que se clasifican como correcto pero inconsistente.
Presumiblemente un hermano que buscaba admisión en una logia de 1720 sería aceptado si diera respuestas correctas pero inconsistentes a un examen, en cuanto daba respuestas correctas a unas pocas cuestiones esenciales.

Una pregunta es errónea si se relaciona con algún punto esencial de identificación- por ejemplo una palabra secreta- pero no coincide con ninguna otra evidencia.
Por ejemplo, la cuestión  34:
P. Cuál es la palabra del Aprendiz?
R. Babel

Esto está en desacuerdo con todas las primeras revelaciones de los secretos masónicos, que dan a Boaz como palabra del Aprendiz.

Si alguno daba su nombre como “ inferior o principal”, probablemente hubiera sido admitido como visitante, pero si daba Babel como palabra de Aprendiz, sería de inmediato rechazado como impostor.
Para los propósitos de este análisis, nos hemos basado en Knoop, Jones y Hamer, con su Early Masonic Catechisms y Early Masonic Pamphlets, y comparado sus manuscritos, catecismos y folletos del Edinburgh Register Ms. 1696, hasta Jachin y Boaz  de 1762.
Mi idea es que algún conocimiento de la masonería y publicado en ese período, debe de haber estado disponible para el autor del Post Boy en 1723.

Según mi análisis de las cuarenta y dos cuestiones, veintitrés son correctas y consistentes, catorce son correctas pero inconsistentes y cinco son erróneas:

Correctas y consistentes: 1,2,5,6,8 ,9, 16,17,18,20, 21,24,26, 27,28,29, 30.31,32, 33,37,40, 41.
Correctas pero inconsistentes:
7,10,11,12,13, 14,15,19, 22,23,25=, 38,39,42,.
Erróneas: 3, 4,34, 35,36.
...........................................

El catecismo Post Boy es falso “ una publicación para confundir, presentado como un descubrimiento, intentando apartar a los lectores de los verdaderos secretos del Oficio”.
Un lector casual de esta segunda divulgación de “secretos” masónicos podría hallar preguntas y respuestas que coincidieran mayormente con el examen previamente publicado en el Flying Post y con lo que, podemos concluir, eran creencias generalizadas acerca de la masonería.
Las respuestas erróneas, sin embargo, eran “ fatalmente” erróneas para cualquiera que intentara hacerse pasar por un verdadero francmasón y lo dejaría de inmediato en evidencia.

El efecto de este catecismo del Post Boy era por lo menos el de confundir al lector acerca  de cuales eran los secretos de la masonería.

La preguntas que permanecen y que no han tenido una respuesta definida son:
* ¿quién preparó este catecismo y para qué?
Es posible que se tratara:
  • de un entretenimiento práctico de algunos ingeniosos que confiaban en los secretos de la masonería ya publicados, o de
  • una campaña de desinformación preparada por francmasones  y diseñada para distraer al público de sus trabajos en esa época.

Mi conclusión es que en efecto se trató de una ingeniosa campaña de desinformación hecha por francmasones.
Primero, por el tono de las cuestiones es enteramente positivo, dejando al lector con una imagen favorable del Oficio.
Segundo, por que las únicas respuestas erróneas, son las “ fatalmente” erróneas y son las que identificaría a un impostor.
Tercero, porque hay referencias del período a divulgaciones “ falsas” o “ burlonas” que hasta ahora no han sido identificadas.

The Free-Mason Accusation and Defense de 1726  pretende que los masones “produjeron un descubrimiento falso para invalidar otros” pero también que “ el Post Boy es un descubrimiento genuino”.

Pienso que el autor de la Accusation confundió el Post Boy con el Flying Post cuando presenta su reclamo.
Una carta de la Gran Maestra de los Free-Masons femeninos de 1724, se refiere a :“una hoja plagada de ironías y sátiras para confundir al pueblo”, aunque los ejemplos de “ signos y palabras falsas” que da, no coinciden con las proporcionadas por el Post Boy.

Finalmente, que solo existe una copia del Post Boy num.5373. Y coincide por completo con el cargo en la Accusation de que industriosos masones la suprimieron, que durante una semana no pudo hallarse ni un ejemplar; “ donde veían uno, se lo llevaban”.
Pasaban de Coffe-House en Coffe-House almacenados aparte de los libros. Donde hallaban alguno que les llegaba en modo fácil, lo compraban aún a precios extravagantes de 2s.6d  y 5s. por ese medio es dudoso que solo recolectaran uno..
Me imagino a un grupo de francmasones escribiendo con cuidado el catecismo, después “filtrándolo” al Post Boy y luego preguntando a sus hermanos si las copias daban la apariencia de que los masones estaban involucrados en ellas.
La total ausencia de copias, podría explicarse por el exceso de celo de muchos hermanos recogiendo todos los ejemplares.
…………………………………………………fin segunda parte. Continúa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada