domingo, 23 de junio de 2013

Regularidad y reconocimiento: Los “Basic Principles” ingleses de 1929 y de 1989.



Próxima entrada de La Imprenta de Benjamín, el jueves 5 de julio.
.......................................................................
 


Título original: les “ Basic principles” anglais 1929 et  de 1989
 Publicado enLoge Alexandrie. www. Misraim.free.fr/
………………………………………….

Dice el autor:
La cuestión de la “regularidad y el reconocimiento” es una de las más espinosas que existen para los masones. Ensayemos de ver un poco más claro y tan objetivamente como sea posible.

Sede de la Gran Logia Unida de Inglaterra. The Freemason´s Hall.


Partiendo de la Inglaterra del fin del siglo 17 y comienzos del 18, la francmasonería mundial ha vivido dos cismas principales:

El cisma de los “ Antiguos y Modernos” en Inglaterra y sus colonias, primeramente:
Durante todo el siglo 18 se enfrentaron una francmasonería “ Moderna” fundada en “ el proyecto Andersoniano” y los valores de las Luces, con una francmasonería “ Antigua” que rechazaba las Constituciones de Anderson y se refería a las “Antiguas Constituciones” cuyo artículo primero proclama:
“.. Se os exhorta a honrar a Dios y Su Santa Iglesia y no permitir que penetren la herejía,  el cisma  o  el error en vuestros pensamientos por la enseñanza de hombres desacreditados”
( Recordemos por si hace falta que la religión del estado en esa época en Inglaterra no era evidentemente la religión católica). Ese cisma se cristalizará primeramente en la oposición entre la Gran Logia de Londres y la Gran Logia de York, y después entre la Gran Logia de los Antiguos y la de los Modernos.

Sin embargo, poco a poco las posiciones se fueron acercando y en 1813, época en que la francmasonería de inspiración francesa ( o mas exactamente franco-alemana, ver por ejemplo los orígenes del Rito Escocés Rectificado o del Rito Escocés Antiguo y Aceptado) se estaba expandiendo en toda Europa continental después de la Revolución y del Imperio de Napoleón Bonaparte, las dos Grandes Logias inglesas se reconciliaron para formar la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI).

El cisma de la francmasonería “anglosajona” se perpetúa en la masonería  continental” hasta nuestros días. Hay que decir en verdad, que a veces es difícil hablar de un verdadero cisma, pues los “dos campos” están a priori muy lejos de ser claramente definibles.
Decir “ anglosajón” como opuesto a “ continental” no es verdaderamente exacto y no empleo esta forma de hablar más que por encontrarla algo menos partidaria que las otras dos ( respectivamente: “ regular” por oposición a “ irregular” o “ liberal” como opuesta  a “ dogmática”.

Y fue que con el fin de precisar las cosas que en 1929 (época en que el Imperio Británico sufrió una importante crisis y buscó referencias), la Gran Logia Unida de Inglaterra publicó sus “ Basics Principles” (Principios Básicos).
Estos permitieron cristalizar las posiciones en dos campos distintos, aunque artificialmente constituidos: en adelante se tendrían las Grandes Logias reconocidas por la Gran Logia Unida de Inglaterra ( ellas le reconocerían en contrapartida la preeminencia como “ logia madre del mundo”)…. y todas las demás.

Así, y hasta una fecha muy reciente ( pues parecería que las cosas han tenido una evolución muy rápida desde la caída del muro de Berlín):

En el campo de las “ reconocidas” por la GLUI se encuentran las principales Grandes Logia de los países angloparlantes ( en los que viven alrededor del 80% de los francmasones del planeta), además de un gran número de Grandes Logias del “ resto del mundo” y de las Grandes Logias que exigen a sus miembros la fe en la única religión, la cristiana, (Escandinavia) o que rechazan a los negros (USA, Sudáfrica).

En tanto en el grupo de las “no reconocidas”:
-Las obediencias mixtas o femeninas.
-Las Grandes Logias negras americanas ( llamadas de Prince Hall)
-Las obediencias que aceptan personas que no creen en un Dios revelado o que autorizan a sus logias a discutir asuntos de política o religión.
-Algunas obediencias que practican principalmente los ritos de origen continental ( y en especial el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, cuando son directamente controladas por un Supremo Consejo).
- Las obediencias que, aunque respetando todos los principios más tradicionales, mantienen contacto con las obediencias mixtas o femeninas.
Entonces la oposición mencionada recién entre una francmasonería “ regular” que solo acepta como miembros a quienes creen en un Dios Revelado, y una francmasonería “ liberal” que deja a sus miembros una total libertad de conciencia no es completamente errada, pero es caricaturesca y no rinde cuenta más que de una parte del problema.

Para que después de esta breve introducción os forméis vuestra propia opinión, he aquí el documento con los “Basic Principles” de 1929:

 Al deseo del M.R. Gran Maestre de que este cuerpo emita una declaración de Principios de base sobre los cuales esta Gran Logia pueda reconocer a toda Gran Logia que solicitara ser reconocida por la jurisdicción inglesa, esta Oficina de Propósitos Generales ha obedecido con satisfacción.
El resultado, como sigue, ha sido aprobado por el Gran Maestre y será la base de un cuestionario que será enviado a cada jurisdicción que solicite el reconocimiento inglés.
Esta Oficina desea que no solamente las obediencias, sino el conjunto en general de todos los hermanos de la jurisdicción del Gran Maestre, sean completamente informados de esos Principios de Base de la francmasonería a los cuales la Gran Logia de Inglaterra se ha atenido a lo largo de toda su historia.

1.       Regularidad de origen; es decir que cada Gran Logia debe de haber sido establecida legalmente por una Gran Logia debidamente reconocida o por tres o mas logias regularmente constituidas.
2.       Que la creencia en el GADU y en Su Voluntad revelada sean una condición esencial para la admisión de sus miembros.
3.       Que todos los iniciados presten sus Obligaciones, sobre o a plena vista del Volumen de la Ley Sagrada, simbolizando la revelación desde lo Alto que llega a la consciencia del individuo en particular que está siendo iniciado.
4.       Que los miembros de la Gran Logia y de las logias individuales sean exclusivamente hombres, y que ninguna Gran Logia debe mantener relaciones masónicas con las logias mixtas o con obediencias que acepten mujeres entre sus miembros.
5.       Que la Gran Logia mantenga jurisdicción soberana sobre las logias que están bajo su control; es decir que debe ser una organización responsable, independiente y gobernada por ella misma, ejerciendo su autoridad única e indiscutida sobre los grados del Oficio o simbólicos (Aprendiz, Compañero y Maestro) en el seno de su jurisdicción; y que no puede depender ni compartir en manera alguna su autoridad con un Supremo Consejo u otro Poder que reivindique control o supervisión sobre esos grados.
6.       Que las Tres Grandes Luces de la Francmasonería ( a saber, el Volumen de la Ley Sagrada, la Escuadra y el Compás) estén siempre expuestos cuando la Gran Logia o sus logias subordinadas estén en trabajo, siendo la primera de entre ellas el Volumen de la Ley Sagrada.
7.       Que la discusión de asuntos políticos o religiosos estén estrictamente prohibidos en el seno de la logia.
8.       Que los principios de los Antiguos Landmarks y lo usos y costumbres de la Fraternidad sean estrictamente observados.
…………………………

Como se dijo en la introducción, las cosas cambiaron desde la caída del muro de Berlín.  Alguna evolución se fue produciendo en 1989 ( como por ejemplo el problema del despertar de la francmasonería en los países de Europa donde estuvo prohibida) lo que probablemente provocara que se modificaran algunos puntos importantes dando un nuevo texto:
-La Gran Logia Unida de Inglaterra sigue sin reconocer  a ninguna obediencia mixta o femenina, pero destaca en ese texto que no queda excluida la posibilidad de que lo sea algún día.
-La fe en Dios y en Su voluntad revelada expresada en la Biblia ha sido reemplazada por la simple “ creencia en un Ser Supremo”. ( Esto me permite verlo como una cierta victoria de Anderson y sus “ modernos” dos siglos y medio mas tarde;-)
-El Rito Escocés Antiguo y Aceptado ya no está directamente en cuestión.
Pero en cambio, todo contacto (¿ osaría llamarlo oficial?) con las obediencias “ excomulgadas” por la GLUIA permanece explícitamente prohibido para cualquiera que desee obtener su reconocimiento.
A pesar de todo, recorriendo con atención la Red, puede verse aquí o allá que las fronteras no son tan rectilíneas como se cree a veces. Pero esa es otra historia y de nuevo, aquí está el documento:

“ Basic Principles” , texto de 1989
-       La francmasonería se practica bajo la autoridad de numerosas Grandes Logias independientes donde los principios y las normas son similares a los establecidos por la Gran Logia Unida de Inglaterra a lo largo de toda su historia:
Normas:
Para ser reconocida por la GLUIA, una Gran Logia debe respetar las siguientes normas:

-          Debe de haber sido legalmente constituida por una Gran Logia regular o por tres o mas logias particulares, si cada una de entre ellas ha sido legitimada por una Gran Logia regular.
-          Debe ser verdaderamente independiente y autónoma y mantener autoridad incontestable sobre la francmasonería del Oficio- o de base ( es decir sobre los grados simbólicos de Aprendiz, Compañero y Maestro) en el seno de su jurisdicción, y no estar bajo la dependencia ni compartir su poder en manera alguna con otro organismo masónico.
-          Los francmasones bajo su jurisdicción deben creer en un Ser Supremo.
-          Todos los francmasones bajo su jurisdicción deberán tomar sus Obligaciones sobre o a plena vista del Volumen de la Ley Sagrada ( que es la Biblia) o sobre el libro que el candidato considere como sagrado.
-          Las Tres Grandes Luces de la francmasonería ( que son el Volumen de la Ley Sagrada, la Escuadra y el Compás) deben estar expuestos cuando la Gran Logia o sus logias subordinadas sean abiertas.
-          Las discusiones políticas y religiosas deben de estar prohibidas en sus logias.
-          Deben adherir a los principios establecidos ( los Antiguos Landmarks) y a las costumbres del Oficio e insistir para que sean observados en el seno de sus logias.
-           
Grandes Logias irregulares o no reconocidas:
Existen algunas así llamadas obediencias masónicas que no respetan esas normas, por ejemplo que no exigen a sus miembros la creencia en un Ser Supremo o que animan a sus miembros a participar en los asuntos políticos.
Esas Obediencias no serán reconocidas por la GLUIA como siendo masónicamente regulares, y todo contacto masónico con ellas estará prohibido.
…………………………………


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada