jueves, 29 de noviembre de 2012

Las Luces masónicas

Próxima entrada de la Imprenta de Benjamín, el domingo 9 de diciembre.

..................................................................

Extractado de: Discursos e prácticas alquímicas.
Jérôme Rousse-Lacordaire
Vol II.  Hugin Editores. Año 2000.
Título original: Les lumiéres maçonniques
…………………………………………………………….
1. Introducción :La ambivalencia de las luces
La palabra “luz” recibe tiene muchos sentidos dentro de la masonería (1): luz transmitida al impetrante en el momento de su iniciación; pequeñas y grandes luces  (respectivamente: sol, luna y Maestro de la logia; Volúmen de la ley Sagrada, escuadra y compás) que esclarecen al masón en su camino; luces del taller ( Venerable, los dos Vigilantes, el Orador y el Secretario), y según los ritos y sistemas algunas cosas y personas más. La luz que ahora nos interesa es la que se transmite durante la recepción de un nuevo masón, porque en cierta forma, las otras no son mas que traducciones o ayudas.

2. Entre naturalismo e iluminismo:
 La comunidad de los experimentadores : Newton y la Royal Society



La Royal Society of London for improving Natural Knowledge, (Real Sociedad de Londres para el mejoramiento del Conocimiento natural) existía ya en estado embrionario para mediados de 1645 cuando se reunían semanalmente los filósofos naturales que pretendían presentar en común sus trabajos e intercambiar ideas, entendiendo que sería el sitio de la convergencia, bajo la égida de la razón,  de hombres e intereses de lo mas diversos.
En lo que concierne a los miembros mismos que deberían formar la Sociedad, hay que señalar que libremente aceptaban hombres de diferentes religiones, países y profesiones de vida.
Estaban obligados a eso, de lo contrario se encontrarían rápidamente enfrentados con la amplia perspectiva de sus propias declaraciones.
En efecto, profesaban abiertamente el no sentar las bases de una filosofía inglesa, escocesa, irlandesa, papista o protestante, sino una filosofía de la humanidad.
Thomas Sprat hacía equivaler esta “Filosofía de la Humanidad” con el anglicanismo de Estado.
(…) no existe una profesión entre las distintas denominaciones de cristianos que pueda exponer la búsqueda y el escrutinio de sus adversarios con la seguridad de la nuestra y por encima de todo la razón general de la humanidad: tal seguridad honorable provee a la vez de libertad a la mente de los hombres y la paz al gobierno (…)

Nota del T. Thomas Sprat (1635-1713), científico inglés que escribió la Historia de la Royal Society de Londres.

3. El Gran Maestre experimentador de la Royal Society en la Gran Logia de Londres.
Newton pertenecía a la Royal  Society desde 1662 y la presidió desde 1703 hasta su muerte ( 20 de marzo de 1727). En 1774 hizo elegir a su “discípulo” Jean-Theophile Désaguliers ( 1688-1744) como fellow de la Royal Society, de la cual llegó a ser el curador de las experimentaciones.
Paralelamente Désaguliers estaba muy activo en la reciente Gran Logia de Londres (creada en 1717); fue el Gran Maestre desde 1719 a 1721 y después Diputado Gran Maestre a partir de 1722.
Désaguliers tampoco fue el único miembro de la Royal Society en pertenecer a la joven “ obediencia masónica”: en 1723 al menos veintitrés miembros de la Royal Society pertenecían además a la Gran Logia de Londres, cifra que en 1725 se eleva a cuarenta y siete ( para sesenta y cuatro logias registradas (40), comprendiendo unos dos centenares de miembros ( 41), entre los cuales muchos ocupaban importantes cargos en el seno de la Gran Logia: además de Desaguliers se contaba a John de Montagu ( doctor en medicina, fellow de la Royal Society en 1718), cuarto Gran Maestre desde junio de 1721 a enero de 1722 ( fue durante su administración que comenzó la redacción de las Constituciones que se publicaron bajo la Gran Maestría del Duque Philip de Wharton, del cual Desaguliers fue su diputado ( una especie de vicepresidente); John Beale, Diputado Gran Maestre en 1721, fellow de la Royal Society, en el mismo año); Martin Folkes, Diputado Gran Maestre en 1721 ( numismático y fellow de la Royal Society en 1714 de la cual fue nominado a diputado por Newton el 17 de enero de 1723).
La presencia de esos experimentadores newtonianos en la Gran Logia, estuvo lejos de no tener consecuencias. En efecto, las Constituciones que se dio la Gran Logia en 1723 revelan numerosas afinidades con el pensamiento de Newton: “irenismo”(*) que se traducía en la exclusión de las cuestiones políticas y religiosas; búsqueda de acuerdo sobre un pequeño denominador común, aparte de las opiniones personales, basado en una religión y una moral naturales y universales ( el noaquismo de las Constituciones de 1738 ( 42), que una vez mas era una referencia a Newton) es decir reconocibles por la razón natural de todos los que actúan rectamente; tolerancia limitada por la exlusión del libertinaje y del ateísmo, como contrarios a la moral y la razón ( el ateo estúpido y el libertino inmoral) (43); voluntad de contribuir al bien común y a la paz civil por el entendimiento que debía reinar en la logia y que lo hacía el “ Centro de Unión ( Center of Union) (44), una anticipación y un modelo de la concordia universal donde las distancias entre los hombres serían abolidas ( en cierta medida, el cosmos masónico era, al igual que la comunidad de experimentadores, una comunidad de elegidos (45).
(*) Irenismo: también relativismo, "El pacifismo o irenismo es la oposición a la guerra y a otras formas de violencia expresadas a través de un movimiento político, religioso, o como una ideología específica”.
Todo eso no hacía mas que traducir una aspiración por la paz, en general compartida por todos los ingleses, cansados de las querellas religiosas y políticas y en la búsqueda de una tolerancia que pudiera fundar la paz. Con su ironía acostumbrada, Voltaire escribió:
Entrad en la Bolsa de Londres, ese lugar mas respetable que muchas Cortes, y veréis a los diputados de todas las naciones para utilidad de los hombres; allí el judío, el mahometano y el cristiano tratan el uno con el otro como si tuviesen la misma religión y no le dieran el titulo de infieles mas que a quienes estuviesen en bancarrota; allí el presbiteriano se fía del anabaptista y del anglicano recibiendo la promesa del cuáquero. (46).
La influencia del newtonianismo se hace mas neta y precisa si se coincide con Pierre Boutin, que la construcción de los dos primeros artículos de los Cargos obedecen al esquema director de los Principia Matematica y a la demostración geométrica de la gravitación; definición, axioma, ilustración por la experiencia y proposición.
Por ejemplo para el primer Cargo, la definición es:

Un masón está obligado por su compromiso a obedecer la ley moral; el axioma es:
.. y si comprende correctamente el Arte, jamás será un ateo estúpido o un libertino irreligioso.
La experimentación es:
En los antiguos tiempos los masones estaban obligados en cada país a ser de la religión de ese país o nación, sea cual fuere esta.
Y la proposición es:
.. hoy en día se considera mas conveniente obligarle solamente a esa religión en la que todos los hombres están de acuerdo, dejando a cada uno sus propias opiniones, es decir, que deben ser hombres de bien y leales u hombres de honor y probidad, sean cuales fueren las denominaciones o creencias que les pudiesen distinguir, convirtiéndose así la masonería en el Centro de Unión y el medio de lograr una auténtica amistad entre personas que hubieran permanecido perpetuamente a distancia.

Por otra parte, el presupuesto de la filosofía natural que subyace bajo esta elaboración constitucional, está explicitado en las primeras líneas de las Constituciones:

Adán, nuestro primer padre, creado a imagen de Dios, el Gran Arquitecto del Universo, debe de haber tenido las ciencias liberales, especialmente la Geometría, escritas en su corazón, porque después de la caída dejó esos principios en los corazones de sus descendientes, principios que, en el curso del tiempo fueron desarrollados en un método adecuado de proposiciones, que observando las leyes de la proporción empleada en mecánica, de tal suerte que las artes mecánicas dieron la ocasión a los sabios de reducir los elementos de la geometría en un método; esa noble ciencia, así reducida, es el fundamento de aquellas artes ( particularmente la masonería y la arquitectura) y la regla por la cual son conducidos y aplicados.(48)

Semejante vocabulario,¿ no parece marcado netamente por la filosofía natural: reducir, método, proposición, principio, mecánica, ley, geometría….? dando así un basamento newtoniano al desarrollo jurídico de los Cargos.
Así que, los Cargos de 1723 fundaron un orden jurídico racional inaugurado por el compromiso ( tenure) personal y voluntaria del masón en la sociedad masónica bajo la égida de la ley moral que el masón está obligado a respetar y que a su vez le obliga a respetar a los poderes y a las leyes civiles.
La sociedad masónica adquiere así una doble autonomía gracias a “ la relación(…) indefectible ( relation(…) indefeasible)” (49)  que liga al masón con su logia: autonomía en cuanto al derecho divino, dentro del límite mismo puesto por Newton en cuanto a la no interferencia de las leyes divinas con las humanas, estas últimas producto de la voluntad de los hombres ( el libre compromiso del masón); autonomía en cuanto a los gobiernos puesto que el masón “ que se rebela contra el estado ( rebel against the state) no puede ser expulsado de la logia (50) ( es lo que subraya todavía el carácter consensual del compromiso).

¿Será entonces en la elaboración constitucional de la Gran Logia de Londres por los newtonianos de la Royal Society, que se articularán la francmasonería y la filosofía natural  presentando las premisas de aquello que mas tarde denunciará león XIII como naturalismo…?
Precisamente: es la afirmación de autosuficiencia de una razón natural desgajada de toda referencia meta empírica y la sustracción de la organización social a la tutela del derecho divino.

Conclusión: experimentadores y francmasones
Hay una cuestión pendiente aún: ¿ porqué los newtonianos ingleses se agregaron a la Gran Logia de Londres como para influir en su espíritu en el sentido en que lo hacían en la Royal Society?
Si solamente se tratara de edificar una institución sobre el modelo ideal de las comunidades de experimentadores, ¿ porqué no se contentaron con actuar en la Royal Society y las demás sociedades de sabios y académicos con las cuales estaban en estrecha relación?
No disponemos actualmente de elementos o documentos que nos permitan responder con alguna certeza a tal cuestión.
.Sin embargo, podemos sugerir una pista para la reflexión: la del iluminismo.
David Stevenson, en su estudio magistral The origins of freemasonry, Scotland Century, ve en la masonería especulativa inglesa una institución creada a partir del modelo escocés que se seguía a fines del siglo XVI por el maestro de obras de Jacobo VI de Escocia, William Schaw, y que había penetrado en diversos elementos del esoterismo renacentista.
“….( Los masones ingleses) encontraron en las organizaciones y rituales de origen renacentista escocés, combinadas con una historia medieval y mítica del oficio, un marco adecuado para satisfacer su gusto ( por el misterio , el ritual, el secreto y la búsqueda de una verdad oculta) y su apetito por la sociabilidad.” (15)

En efecto, ¿qué es lo que distingue fundamentalmente a la masonería de las Constituciones de 1723, de la Royal Society de la misma época sino el recurso a un aparato legendario y ritual, elemento que las sociedades de sabios no utilizaban?
Y justamente eso es lo que pudo atraer a esos experimentadores a la masonería especulativa naciente ( y les hizo permanecer varios años), lo que les pudo procurar un espacio de realización mas completo que el de sus academias. Tampoco es para sorprenderse de ese atractivo que pudiesen ejercer los elementos “esoterizantes” sobre los espíritus “ racionales” cuando la división que tenemos hoy en día entre racionalidad e irracionalidad no se opera sino al final de las Luces. El propio Newton pasó años enteres escrutando los crisoles alquímicos.
Adicionalmente el esoterismo, incluyendo a la masonería, contribuirá durante todo el siglo XVIII a la emancipación de las instituciones religiosas dominantes; y la mayor parte de las grandes figuras de la masonería iluminista, para gran disgusto de uno de ellos, Joseph de Maistre, hacían profesión de una “ antipatía natural contra el orden sacerdotal y contra toda jerarquía” (52).
De esta manera, la alianza de las dos luces, la del naturalismo y la del iluminismo, la de la filosofía natural y la de la iluminación iniciática en la francmasonería, pudo perdurar durante la mayor parte del siglo, atrayendo personalidades en busca de una autorrealización global.
Y en efecto, no sucedió hasta el último tercio del siglo XVIII, que comenzó el divorcio entre las luces, permitiendo que personalidades como Voltaire, que en su momento fue un ardiente propagador del newtonianismo, se uniese a la fracción esclarecida de la masonería continental ( 53), aquella que dominará al final del siglo siguiente y que León XIII condenará en particular.
...............................................................................
Notas:
[1] Cf. : Lumières, en Daniel Ligou, dir., Dictionnaire de la franc-maçonnerie, 3e éd., Paris : Presses universitaires de France, 1991, p. 730-731
[2] Léon XIII, Humanum genus (20 avril 1884), in P. Gasparri, ed., Codici iuris canonici fontes, t. 3, Typis polyglottis vaticanis, 1933, n° 591, p. 226. Pour la traduction française : Actes de Léon XIII, t. 1, Paris : Maison de la Bonne Presse, [s.d.], p. 251.
[3] Discurso de Frédéric Desmons, en Asamblea general, 5e sesión, jueves 13 septiembre 1877, Bulletin du Grand Orient de France, 3e série, 1877, p. 241.
[4] Léon XIII, Humanum genus, 20 avril 1884, in Actes de Léon XIII, t. 1, op. cit., p. 255-257.
[5] Léon XIII, Humanum genus, 20 apr. 1884, in P. Gasparri, ed., Codicis iuris canonici fontes, t. 3, op.cit., p. 226.
[6] Conciliorum oecumenicorum decreta, 3e éd., bologne : istituto per le scienze religiose, 1973, p. 806.
[7] Isaac Newton, Principios matema´ticos de la filosofía natural. Traduction de la Marquise du Chastellet aumentada con los  Comentarios de [Alexis-Charles] Clairaut, Paris : Desaint & Saillant : Lambert, 1761, t. 2, Scholie général, p. 177 [fac-similé : Paris : A. Blanchard, 1966]. Soulignons avec John Brooke [John Brooke, The God of Isaac Newton, in John Fauvel, Raymond Flood, Michael Shortland and Robin Wilson, eds., Let Newton be !, Oxford : Oxford University Press, 1988, p. 169-183 (173)] que, en apoye de tal lafirmación, Newton menciona Act. XVII, 28 : « In ipso enim vivimus et movemur […]. »
[8] Isaac Newton, Philosophiæ naturalis principia mathematica, Glasgow : G. Brookman, Londres : T. T. et J. Tegg, 1833, t. 2, Scholium generale, p. 201.
[9] Por mécánica entendemos aquella parte de la ciencia física  que éstudia las relaciones entre los objetos matériales según que sean estáticos o en movimiento.
.[10] Isaac Newton, Principes mathématiques de la philosophie naturelle, op.cit., t. 2, Scholie général, p. 175-176. Loup Verlet subraya el caractèr calvinista de esas anotaciones sobre  Dios que debe ser adorado no en tanto que Dios  sino porque  él está en el mundo y en todas las cosas y es accesible a la razón por las obras de su voluntad (Loup Verlet, La malle de Newton, Paris : Gallimard (Bibliothèque des sciences humaines), 1993, p. 335-337).
[11] Isaac Newton, Philosophiæ naturalis principia mathematica, op. cit., t. 2, Scholium generale, p. 200.
[12] Isaac Newton, Optica, op. cit., Question 31, p. 275-276. se notará que el’ « Ser inteligente » es en efecto « un Agente  inteligente  »
[13] Isaac Newton, <Optiks or A treatise of the reflections, refractions, inflections & colours of light, op. cit., Query 31, p. 401-402.
[14] Isaac Newton, Principes mathématiques de la philosophie naturelle, op.cit., t. 2, Scholie général, p. 178.
[15] Isaac Newton, Philosophiæ naturalis principia mathematica, op. cit., t. 2, Scholium generale, p. 201.
[16] Isaac Newton, Sept affirmations sur la religion [Keynes MS. 6], in Écrits sur la religion, trad. Del inglés, presentación y notas de Jean-François Baillon, Paris : Gallimard (Tel ; 276), 1996, p. 89.
[17] Isaac Newton, Sept affirmations sur la religion, op. cit., p. 89.
[18] Isaac Newton, Irenicum. Brouillon n° 3 : veinte tesis  [MS. 3], en Éscritos sobre la religión, op. cit.,p. 95-96.
[19] Idem, p. 98-99.
[20] Isaac Newton, L’origine des religions [Yahuda MS. 41], en Éscritos sobre la religión, op. cit., p. 51.
[21] Idem, p. 61.
[22] Idem, p. 64.
[23] Isaac Newton, Irenicum. Brouillon n° 2 [MS. 3], in Écrits sur la religion, op. cit., p. 91.
[24] Isaac Newton, Irenicum. Brouillon n° 4 : neuf « positions » [MS. 3], in Écrits sur la religion, op. cit., p. 102.
[25] Isabelle Stengers, L’affinité ambiguë : le rêve newtonien de la chimie du xviiie siècle, in Michel Serres, dir., Éléments d’histoire des sciences, Paris : Bordas, 1989, p. 302.
[40]Bernard E. Jones, Freemasons’ guide and compendium, Londres : G. G. Harrap, 1950, p. 172.
[41] Pierre Boutin, Jean-Théophile Desaguliers : un huguenot, philosophe et juriste, en politique, op. cit., p. 135-136.
[42] James Anderson, The new book of Constitutions of the Antient and Honourable Fraternity of Free and Accepted Masons, Londres : printed for Brothers Caesar Ward and Richard Chandler, in the vulgar yearof Masonry 5738 [1738], p. 4, 143-144. Ese noaquismo es « una suerte de versión talmúdica de la religion natural o de la ley moral entre los Gentiles en tanto que son descendientes de Noé. » (Douglas Knoop et G. P. Jones, Freemasonry and the idea of natural religion, impreso para  circulación privada, 1942, p. 11.)
[43 Anderson’s Constitutions = Constitutions d’Anderson 1723. Texto inglés de la edición de 1723. Intro., trad. y notas por Daniel Ligou, Paris : Édimaf (Scripta ac fontes Ordinis latomorum), 1992, p. 178.
[44] Idem, p. 178.
[45] Las Constituciones visiblemente aprueban la presencia en las logias de “ muchos nobles y caballeros del mejor rango así como eclesiásticos y sabios eruditos de la mayor parte de las Confesiones y Denominaciones” Anderson’s Constitutions, op. cit., p. 174. Recuérdese también que no aceptaban ni esclavos ni mujeres ni hombres escandalosos o inmorales”. Idem.p.180. Por las limitaciones del cosmos masónico ver: Pierre –Yves Beuarepaire, L´autre et le frére: lé tránger et la franc-maconnerie au xviii siecle. Paris : H. Champion, (Les dix-huitièmes siècles ; 23), 1998 ; Franc-maçonnerie et cosmopolitisme au siècle des Lumières, Paris : Éd. maçonniques de France (Encyclopédie maçonnique), 1998.
[46] Voltaire, Lettres philosophiques, Paris : É. Cornély, 1909, p. 74.
[47] Voir : Pierre Boutin, Jean-Théophile Desaguliers : un Huguenot, philosophe et juriste, en politique, op. cit., p. 163-165.
[48] Anderson’s Constitutions, op. cit., p. 80-81.
[49] Idem, p. 178.
[50] Idem, p. 178.
[51] David Stevenson, The origins of freemasonry : Scotland’s century, 1590-1710, Cambridge : Cambridge University Press, 1988, p. 233.
[52] Joseph de Maistre, Quatre chapitres sur la Russie, in Œuvres complètes, t. 8, Lyon : E. Vitte, p. 329.
[53] Cf. Charles Porset, Voltaire franc-maçon, La Rochelle : Rumeur des âges, 1995. El escribió, p. 8, a propósito de Voltaire : « […] si su iniciación fue tardia [7 avril 1778…], es porqué entonces – y solo entonces – una fracción de la masoneria (la logia de las Neuf Sœurs) se reconoció en Voltaire e hizo suyo el combate que él había llevado contra los prejuicios, el oscurantismo teológico y la injusticia.
...............................................................
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada