domingo, 28 de octubre de 2012

1813, Los Modernos se rinden: Acta de Unión y el rito de Emulación. (parte 2 y última)



Próxima entrada de La Imprenta de Benjamín, el jueves 8 de noviembre
 .............................................................
es continuación:  
Un contexto político –económico en mutación.

Como puede verse, la historia de la francmasonería es bastante confusa. Será bueno proceder a una rápida vista general político económico de Inglaterra y ese punto nos aportara ciertos indicios.
A toda forma de economía le corresponde un régimen, se ha dicho, y en el caso que nos ocupa, a toda forma de régimen corresponde otro de la sociedad y  así las formas de sociabilidad que la componen, serán a su imagen.
Los francmasones son esos hombres, sabemos muy bien, que están comprometidos en la historia y concientes del rol que pueden jugar en la evolución de sus instituciones.
Para nuestra tarea será conveniente mantener en mente los tres fenómenos mas importantes del período 1688-1815 de la Historia de Inglaterra, a saber:
1.  la revolución agrícola e industrial que arruinó a los pequeños propietarios y hacinó en las ciudades a un proletariado cada vez mas miserable, tornando inevitable una revolución política y una reorganización de los poderes, a saber: gobierno familiar o tribal, dinastías feudales o políticas en las guildas?
La economía agrícola primitiva suponía una suerte de feudalismo por que los agricultores estaban necesitados de protección. El tiempo de los comerciantes es mas bien el de la plutocracia y la revolución industrial aportó la democracia entre el bagaje de objetivos de mayor crecimiento con planes mas ambiciosos que el feudalismo agonizante.
2.  El pasaje desde un gobierno monárquico en el cual el Parlamento no tenía mas que un rol legislativo, a un gobierno oligárquico en el cual el parlamaneto era, contrariamente a lo que sostenía Montesquieu, la fuente del poder ejecutivo.
Ese paso se da gracias a la invención de un responsable ante las Cámaras, creación nacida de las numerosas guerras interiores y que hace posible la alternancia pacífica de los partidos yc cada vez menos asunto de omnipotencia real.
Se encuentra el espíritu de las Constitución es masónicas de 1723, con “ reunir aquello que estaba disperso”.
3.  La lucha contra Francia, que tenía ante todo por objetivo impedir la formación en el continente de una hegemonía amenazadora para Inglaterra, ya fuese la de Luis XIV o la de Napoleón y cuyo objeto sería el de asegurar a Inglaterra el dominio de los mares y la formación de un nuevo Imperio.
Esa competitividad se traducirá también, entiéndase bien, en una distancia cada vez mayor entre las dos francmasonería, hasta la ruptura.
En la Inglaterra del siglo XVIII, el Poder pertenecía a una clase mixta, formada por una aristocracia nutrida en la “ Carta Magna”, restos de un feudalismo difunto y de una plutocracia de propietarios terratenientes muy nueva, tentada sobretodo por el ennoblecimiento y sus privilegios….
Esa clase única de “ Squires”, puede verse, dará nacimiento a los dos partidos pol´piticos que aún estan presentes en el paisaje británico.
E sabe que el régimen británico fue aceptado sin levantamientos sociales.
Debe admitirse la existencia de un patronazgo con guildas mixtas,  operativos y aceptados , como era el caso de los masones controlando su dirección desde el mas alto nivel.
Tales grupos de privilegio estaban abiertos al talento o al menos al éxito porque valorizaban el sistema y favorecían el liberalismo económico.
Así que por esto, el siglo XIX será parlamentario, a la vez imperial y democrático, no encontrándose jamás en la fina flor de Inglaterra el prejuicio descalificador.
Esa elite, que aseguraba la mixticidad en las guildas, había tomado el hábito, desde el siglo anterior de considerar a ese sistema como su casa.
Y será en ese contexto general que nacerá la francmasonería inglesa a imagen de un elitismo conservador y mundano.
Y es así que en la Gran Logia de 1717, como vehículo del orgullo de las Luces, esa conciencia general de progreso y de liberalismo preferencias, pudo adaptarse a los diferentes ambientes, tanto al parlamentarismo británico como a los reinos continentales y evolucionar de manera muy diferente después de haber sido exportada.
Sin embargo, sus modos de reclutamiento específicos y los deseos de ennoblecimiento de la burguesía que la componían conducirían en su medida a la estructuración de logias de distintos niveles.
Muy lejos del principio de afirmaba “ Todos los masones son hermanos bajo el mismo nivel”, la Gran Logia de los “ Moderns” dejó germinar la semilla que se convirtió en un árbol muy frondoso de los altos grados, cada vez mas importantes, reflejando las jerarquias sociales aferradas a sus privilegios, conduciendo a una reticencia cada vez mas notoria en aceptar en sus filas a obreros o masones de oficio.
Esto naturalmente condujo al rechazo de ciertos visitantes, gentes poco importantes provenientes de antiguas logias de provincia, de Irlanda o de Escocia y hasta inmigrantes de América.
Será en semejante clima de ostracismo que seis logis independientes de Londres formaron en 1751 lo que se convirtió con el tiempo en la Gran Logia de los “ Ancients”. La pretensión de su entusiasta vocero, Laurence Dermott, , de que conservaban las antiguas prácticas, quizás fuese exagerada, pero no del todo sin fundamento.
Permitía reintegrar a la masonería un funcionamiento que estaba liberado de las preocupaciones por los privilegios.
Esa novedosa masonería de los “ ancients”, estaba a la imagen de una cierta forma de lucha de clases que se extendería por toda ls segunda mitad del siglo XVIII y los primeros años del XIX.
El conflicto de intereses y de poder, donde la cuestión aquí no importa, a primera vista se ve como una imagen prefigurada de las revoluciones “ políticas” de la Europa de los años 1830….
……………………………………..

1813. El Acta de Unión.
La querella entre los “antiguos y modernos” (2) se terminará en 1813 por el Acta de Unión y el definitivo divorcio, como una natural consecuencia, de las masonerías inglesas y continentales. Estas últimas habían evolucionado hacia un sistema arborescente muy anárquico y muy próximo a la nobleza y sus privilegios, como para reintegrarse a los Antiguos Deberes de los modestos picapedreros.
La marca mas clara de esta separación es el firme rechazo inglés al Escocismo y a los “ Altos Grados”, como lo define claramente el Acta de Unión en cuanto a la estructura y prácticas:.. “ se declara y pronuncia que la pura y antigua masonería consiste de tres grados y no mas, es decir. Aprendiz Ingresado, Compañero que comprende la Marca y Maestro Masón comprendiendo la Suprema Orden del Santo Real Arco”.
Observo aquí, como un paréntesis importante, que la masonería anglosajona no conocía el término “ grade”, que aparece luego en las traducciones francesas en lugar de la palabra “ degree” ( escalones, etapas)
Para los ritos antiguos no existían  grados ni rangos, sino “degrees” ( etapas). “ Todos los masones son hermanos bajo el mismo nivel” y las disposiciones jerárquicas eran una herejía masónica contraria a los landmarks, que precisan justamente ( 22): “ Todos los masones son iguales y no puede prevalecer rango ni título alguno salvo los tres degrees”.
La igualdad de todos los masones es un principio absoluto y no es casual que el término degree, que significa ( por etapas, peldaños de una escala) haya sido traducido en el continente prolífico en honores no igualitarios por “ grade” ( grado). Esta última palabra es la misma en las dos lenguas, entonces ¿porque elegir la que no se utilizaba?.
La aparición de “ Emulatión”, se presenta como herramienta de unificación ritual para instrumentar y detener la proliferación anárquica de esos llamados rangos, que se perciben básicamente como un retorno a los privilegios del mundo profano y el punto final que se dio al primer gran conflicto en la historia masónica, el que el Gran Oriente de Francia ensayó provocar en 1773 con el poco éxito que conocemos.

Del Acta de Unión nacerá la Gran Logia Unida de Inglaterra.

Los rituales de los “ ancients”, a pesar de todo, eran en esa época muy dispares. Practicados en las provincias del Reino Unido, se encuentran bajo el nombre del poblado donde se sitúa la logia, tal como “ Oxford working” ( trabajo de Oxford) o de la región, “ Sussex working” y aún nombres con mas sabor como “ Logic” o “ Stabiliy”, aunque odos se aproximan poco a poco a una práctica idéntica que los historiadores de la masonería inglesa acuerdan en atribuir al rito como “ una antigua práctica”.
De hecho, mas que sustituir una denominación por otra, los miembros de la “ Special Lodge of Promulgation” no dieron nombre a su ritual sino llamándolo “ una antigua práctica regular” y el término empleado hoy es sinónimo de “Emulation Lodge of Improvement for master masons” ( Logia de Emulación para el perfeccionamiento de los maestros masones).
Ese titulo, es en efecto, el de la logia de referencia fundada en 1818 para instrucción de los maestros masones y que se reune a partir de esa fecha y sin interrupciones en el Freemason´s Hall de Great Queen square, Londres, todos los viernes por la tarde a las dieciocho horas (3) desde entonces.
Comprende los tres grados del oficio, aprendiz, compañero y Maestro, incluyendo la ceremonia de Instalación secreta del maestro de Logia.
Por otra parte y a modo de complementos independientes se tiene el Supremo Gran Capitulo del Santo Real Arco,  que no tiene grados y la Gran Logia de la Marca.

Pero volvamos al aspecto político. Antes de 1813, ya lo vimos, existían las dos Grandes Logias. Una de ellas fundada en 1717, la de los modernos y la otra creada en 1751, la de los antiguos. Esas dos entidades sostuvieron relaciones muy conflictivas por mas de sesenta años. Durante la segunda mitad del siglo XVIII, la Gran Logia de los modernos de 1717, no estaba reconocida por sus dos hermanas de Irlanda y Escocia, que le reprochaban haber modificado los landmarks tradicionales e introducido modificaciones importantes en la práctica de los ritos, cosa que reconoció el 12 de abril de 1809.

“ this Gran Lodge do agree in opinión with the Commitee of Charity that it is not necessary any longer to continue these measures which were resorted too or about the year 1739 respecting irregular masons, y therefore enjoin the several lodges to revert to the ancient landmarks of the Society” (4).

(Esta Gran Logia coincide en opinión con el Comité de Caridad en que no es necesario continuar con aquellas medidas que se tomaron en o alrededor de 1739 respecto a los masones irregulares y por tanto recomiendan a las distintas logias volver a los antiguos landmarks de la Sociedad.)

Seis meses mas tarde se constituía una nueva logia: “The Special Lodge of Promulgation” donde su carta patente especificaba: “ en aplicación de la resolución precedente, hacer conocer y poner en ejecución los antiguos landmarks a los que se ha convenido en regresar”.
para el propósito de promulgar los antiguos landmarks de la Sociedad e instruir al oficio en esos temas y formas como puedan ser necesarias para que se le conozcan en consecuencia y en obediencia a la dicha resolución ( la del 12 de abril de 1809 citada  mas arriba) y Orden” (5).

En 1809 se nombraron comisionados con el fin de negociar  las modalidades que permitirían finalmente, el 27 de diciembre de 1813, fusionarse a las dos Grande Logias en la Gran Logia Unida de Inglaterra con la fiema del Acta de Unión.
Esa unificación fue objeto de numerosas reuniones entre las dos Grandes Logias a iniciativa de los “ antiguos” y así el 11 de abril de 1810, la Gran Logia de los modernos accedió al pedido de los antiguos y preparar la unificación .
Lo menos que puede decirse es que los modernos retardaban el proceso, puede ser en parte para disimular sus propias falencias y fingir indiferencia ante la Unión que, sin embargo, reforzaría el prestigio de la francmasonería inglesa.
En un reino unificado y en paz, la toma de posición política y las disposiciones naturalmente legitimistas de la masonería inglesa no se hacían al azar desde por lo menos el siglo quince, así que se volvía imperioso reagrupar a todos los masones alrededor de una sola corona.

La practica regular de los “ ancients”.

Conforme a la vieja tradición de los masones operativos, el ritual estandardizado que resultó de la unión de antiguos y modernos, no fue consignado por escrito, sino mas bien todo lo contrario!
No fue sino hasta 1850 cuando se publicó un primer ritual de Unión y recién salió a la luz en 1969 en una publicación oficial de la GLUI.
Quienes firmaban el Acta de Unión de 1813 se vieron enfrentados a una dificultad: siempre, en cualquier parte, se formaba alguna comisión presta a transformar, modificar, adicionar un “ tradicional” o un “ restablecido” por allí o un “ verdadero” por acá, para modernizar la práctica de los rituales.
¿Cómo conciliar dos exigencias, a saber: la de la oralidad, en vigencia, al menos teóricamente y otra, mas política, de preservar la inmutabilidad del ritual, y mantenerlo al abrigo de las inevitables variaciones locales y otras deformaciones?.
Era como un anuncio oficial de conflicto inminente y había que evitar que volviera a producirse. La Gran Logia volvería a ser la primera Gran Logia, primera por la antigüedad reivindicada, pero sobretodo primera jerárquicamente a fin de arrear a las almas perdidas al seno de la regularidad.

No olvidemos que en masonería, el que nació último siempre será el mas antiguo y el mas grande!

Con todo, ese objetivo federalizador tuvo por directa consecuencia que los hermanos del rito Emulation puedan hasta hoy en día afirmar sin reservas que desde su orígen no ha sufrido alteración alguna ni en su contenido ni en su práctica ni en su gestualidad. Ese es el gran principio fundador del rito: su inmutabilidad.
Se conserva su mensaje por el hecho de que no se ha modificado ni una “ iota” ( una referencia bíblica más!) . Así es que si no se tiene alguna precaución, el aprendizaje “ de memoria” se convertirá en el objeto principal del rito aunque ese elemento no fuese mas que un accesorio para forzar al estudio.
A fin de conservar la práctica ritual de la manera mas eficaz, los artículos del Acta de Unión estipulan que deberá existir “ una perfecta unidad en el trabajo”.
Pero, entonces, ¿ para qué crear una masonería universal a partir de una simple reconciliación?.
Como dije antes, a toda forma de sociedad, le corresponde una de sociabilidad. La historia de Inglaterra de esa época nos lo muestra bien, se trataba de consolidar eso que se convertirá en Imperio y de protegerlo de atentados… especialmente interiores… Inglaterra ha vivido muchas guerras civiles pero jamás una revolución!.
Se trata de una francmasonería especulativa perfectamente integrada en el paisaje político europeo, y era imperativo para un inglés conservador contener a la potencia napoleónica dirigida por el duque de Cambacéres, archicanciller del imperio, con el fin de que ese Gran Oriente, ya muy presente, no se convirtiera en referencia.
Había que traducir esta perspectiva universalista con la unificación que rrepesentará al mas importante agrupamiento federalizador de la nobleza y la burguesía del imperio británico y que pudiese ofrecerse como modelo de sociedad con sus engran ajes perfectamente ajustados y adaptados al mundo moderno.
Las derrotas de Napoleón marcarán los primeros signos de debilidad de su poderío y los jirones del imperio serán repartidos entre Prusia y Londres.


Se pensaba que sería de buen gusto reunir a la burguesía francesa y que la “francmasonería legitimista” sería su punto de encuentro.
La nueva francmasonería recuerda de donde viene, se reivindica como surgida de los constructores de catedrales y de la revolución industrial. Es el muro de contención contra las veleidades revolucionarias de la Europa continental, el equilibrio entre las naciones.
Se sabe que tales pretensiones en impedir las revoluciones hicieron fallar el reconocimiento de la legitimidad acordada por los ingleses a Luis Felipe de Orleáns, lo que pondrá la base para las revoluciones europeas de 1830.
Esos errores estratégicos debilitaron la credibilidad de Inglaterra en la escena europea conduciendo a los británicos a percibir a su nueva reina, la joven Victoria con un gobierno agotado y que sin embargo será el mas largo de la historia, de 1873 a 1901, como una suerte de reencarnación de Elizabeth primera, esperando grandeza y renacimiento.
De hecho, luego de su muerte, a la víspera del primer conflicto mundial, todas las familias reinantes de Europa afectadas y en el origen del conflicto, estarán ligadas entre ellas por la descendencia de la reina devenida en una figura mítica del imperio y verdadera conductora de los principios anglicanos, es decir del prestigio moral de la Gran Bretaña, imagen de su poderío.
El sol no se pone jamás en el imperio y los masones de Gran Bretaña trabajan desde el comienzo del día….
Ese sentimiento de continuidad imperial, ese muro civilizador, esa “deuda de la Inglaterra  civilizada para con los pueblos del mundo” como dirá James J. Frazer, el etnógrafo, impone a quienes la practican que no hay sino una sola forma de masonería; la inglesa que no debe ser confundida con la hija de las luces a menudo asociada erróneamente a la Revolución Francesa.
No querrá mezclarse con ninguna revolución y proclamará con fuerza sus orígenes humildes y obreros: los de la masonería de oficio, de las guildas prohibidas, creyentes, virtuosos, trabajadores y sobretodo al servicio del poder.
Y es así que la familia real volverá a dirigirla.
Su ritual debe ser anglicano, descansar sobre la Biblia del Rey James, primer sucesor de Elizabeth.
Esa masonería unida dará el tono sobre el planeta entero y para hacerlo, desarrollará en el paisaje especulativo los términos “ regularidad”, “ landmarks”.
Esa posición dominante era también el objetivo de la Gran Logia de Londres, expuesta por el Gran Secretario de los Modernos, James Heseltine (6), cuando dijo refiriéndose a la francmasonería francesa, que “ esas personas no son reconocidos como masones…” pero además que “… la diferencia fundamental y esencial entre la francmasonería inglesa y las francmasonerías continentales, es que estas últimas ignoran lo que es un francmasón”.

A fin de reorganizar y determinar la unidad rituales que pondrá un término a todas las querellas y sobre todo al florecimiento que se extendió a partir de 1730, la creación de una logia de Reconciliación, compuesta de Maestros Masones expertos provenientes de las dos Grandes Logias, fue inscrita en la Constitución de la nueva Gran Logia.
El artículo V prevenía a ese respecto, que los Hermanos participantes de los trabajos de la Logia de Reconciliación tendrían por misión producir un ritual que debería ser observado en perfecta unidad ( perfect unity) y permanentemente por la nueva Gran Logia.
Los Maestros de la Logia de Reconciliación no escatimaron esfuerzos en producir una forma ritual libre a la vez de la alquimia y del rosacrucismo pero manteniendo los arcanos de la “ filosofía oculta” de las luces isabelinas del siglo XVI, que fuera aceptado unánimemente por todos.
Esos esfuerzos de sincretismo están atestiguados por el hecho de que nada fue terminado realmente antes de la preparación, el 20 de mayo de 1816, de la tenida en Gran Logia presidida por el Muy Venerable Gran Maestre, Su Alteza Real el Duque de Sussex.
En la siguiente reunión de la Gran Logia, el 5 de junio de 1816, el ritual fue confirmado y aprobado.
Es así que en 1816 nace una forma de ritual particular de apertura y de cierre de la logia en los tres grados, además de las recepciones, pasajes y elevaciones aprobadas y admitidas a nombre del SAR duque de Sussex, la Gran Logia Unida para toda la fraternidad de Inglaterra.
Emulation”, aunque practicado por los elementos de las fuerzas británicas estacionadas en el continente durante la primera guerra mundial, no fue introducido en Francia, sino hasta 1925 por los hermanos Drabbleet traducidos al francés para la ocasión.


En esa época, el Gran Oriente de Francia, nacido en 1773, con el objetivo de federalizar los ritos, disponía ya de patentes del rito “ Antiguo” introducido en Francia al regreso de La Fayette, después de la guerra de independencia de 1774  y del rito de York, traído por los inmigrantes americanos después de la guerra de Secesión, es decir entre 1861 y 1875.
En 1925, “Emulation” fue adoptado por algunas logias de la Gran Logia nacional Francesa creada en 1913, especialmente las “ Perseverance 27, Esperance 35, Confiance 25”, etc.. por tanto, bastante después de la creación de la obediencia construida sobre el Rito Escocés Rectificado.
Portador de la noción de una iniciación “ oral” y “ completa” en cada grado del rito  “Emulation” en su práctica asidua, es que se le puede designar como un rito  explicativo” muy progresista y muy igualitario.
En ese punto en especial, parece lastimoso que su práctica “ proclamada” en Francia lo fuera por parte de la Gran Logia Nacional ante todo por una razón de adhesión a Inglaterra antes que por elección filosófica.
Todos elementos de esa “ filosofía oculta” del siglo XVI, los “misterios” de los constructores ( no solamente de los talladores de piedra) y de los secretos del Antiguo Testamento están contenidos en sus ceremonias.
Son transmitidos en cada etapa del ritual y en cada grado y sin omitir nada. Eso permite al que lo practica, acceder al conocimiento de los símbolos y signos y de responder a la cuestión fundamental de su utilidad.
Para “ Emulation”, el tema de eso que se denomina Masonería Azul, es decir la que reagrupa los tres primeros grados de Aprendiz, Compañero y Maestro, es la construcción simbólica de un Templo.
El Aprendiz es admitido entre aquellos que se ocupan de esa tarea de construcción a fin de compartir los trabajos y aprender sus técnicas.
No será sino como Compañero que se le dará el resto de las herramientas lo que le permitirá preparar una piedra tallada y de progresar  hasta producir una obra maestra.
Recién ahora será capaz de trabajar como masón experimentado y se le animará a descubrir los misterios ocultos de la naturaleza y de la ciencia. Conocerá el sentido moral de la escuadra, del nivel y de la plomada, en el espíritu mismo en que los compañeros reciben su salario.

El grado de Maestro masón de la Marca donde el Compañero aprenderá el sentido de percibir su salario, como paso siguiente, constituye el vínculo entre el Compañero de oficio y el Maestro. Ayudará a completar el Templo, completando alianzas…
Emulation” presenta una gran sencillez estructural, en comparación a las masonerías escocesas o egipcias, pero también una destacable complementariedad en las distintas etapas de progresión.
Allí donde debe buscarse la pieda oculta, “Emulation” sustituye la piedra angular y la piedra de cierre. Será la manipulación de esas piedras que constituyen la estructura física del Templo, la prueba de su estabilidad, de su armonía, y por extensión, de la aplicación de esas cualidades al Hombre, al que da todo su sentido en la progresión masónica de Emulación.
En cuanto a la práctica, lo que salta a la vista inmediatamente es la gran lógica de progresión que preside los trabajos, a tal punto que el horizonte del Aprendiz Ingresado esta orientado hacia lo que será el Maestro del Arco.
Cada francmasón pasa de un grado al otro, de un puesto al otro al término de un ciclo anual.
Nada en esa lógica claramente subrayada por su insistencia particular en cuanto a lo efímero y su voluntad federadora es incompatible con los principios fundamentales de tolerancia, progreso, y de la filosofía consignada en el artículo primero de las Constituciones del Gran Oriente de Francia como nada tampoco de esas misma constituciones impiden la práctica de un rito salvo el hecho de disponer de las patentes de los grados…
Para “ Emulation”, la práctica asidua ofrece la comprensión y las “ Logias de Instrucción” se construyen para el estudio a fin de permitir a los francmasones progresar en su “ mejoramiento” ( traducción de improvement), de generar una dinámica ( emulation) sobre la vía masónica; así para “ Emulation”, las “ pruebas”, los “ desafios” se encuentran en los elementos simbólicos del ritual.

Un trabajo como ese, generalmente no podría dar el derecho a ejercer la libre facultad de emitir conclusiones, puesto que la mayor parte de los escritos, forma parte de la historia; y ésta fue, es y será; así que  nada se puede cambiar: no hay planchas,  discusiones ni intervenciones de los HH. A veces la reunión se complementa con la lectura de algún trabajo de la logia de investigaciones o de las lecturas de Preston, del siglo XVIII y los informes del Comité de Caridad o bienestar de los HH.

Para el francmasón, la práctica rigurosa de su rito, sea cual fuere es una garantía de seriedad, de otro modo se estaría haciendo teatro o danza folklórica.
Entonces, practiquemos el ritual que sea, lo mejor que podamos pues, después de todo, el fin de la francmasonería y de sus rituales, el toda iniciación, ¿ no es el progreso del Hombre?
………………………………………………………………………………


Extractado del artículo publicado en el Blog Hauts Grades Maconniques( www hautsgrades.overblog.com/) y que se publica aquí con su autorización.

Título original: Qu´est-ce qu´Emulation?


 ..................................................................................................
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada