domingo, 7 de octubre de 2012

1813: Los Modernos se rinden: Acta de Unión y el rito de Emulación. (parte 1)



Próxima entrada de La Imprenta de Benjamín, el jueves 18 de octubre.
........................................................................................


Extractado del artículo publicado en el Blog Hauts Grades Maconniques( www hautsgrades.overblog.com/) y que se publica aquí con su autorización.

Título original: Qu´est-ce qu´Emulation?
…………………………………………………………….
Este trabajo que presentamos es en cierta forma una continuación  de otro anterior de este blog con el Acta de Unión de 1813 entre las dos Grandes Logias de Antiguos y Modernos y de donde proviene el ritual mas empleado en la masonería de origen anglosajón, el ritual de Emulación.
…………………………………………………

La querella que por 62 años enfrentó a las dos Grandes Logias inglesas, la de los  “Modernos” los fundadores de 1717, y la de los “ Antiguos” aparecidos en 1751, y tuvo un desenlace a partir de 1809 hasta la fusión formal de ambas en 1813 para dar paso a la Gran Logia Unida de Inglaterra, como se la denomina hasta hoy en día.

Lo que parece mas aceptado por los historiadores masónicos, es que los “ Modernos” resignaron la mayor parte de sus prácticas y rituales, a favor de las imposiciones de los “ Antiguos”, cosa que puede comprobarse en el ritual aprobado entonces y usado hoy, denominado ritual de Emulación, que es casi la copia del aparecido en 1730 en la divulgación Masoneria Diseccionada, y al parecer en uso en las logias irlandesas de las cuales provenían esos “Antiguos”.
No solo impusieron el ritual, sino que dentro del mismo, se volvió al primitivo orden de las palabras de reconocimiento, ubicación de columnas y candeleros, sino hasta en los oficiales de logia, incorporando a los Diáconos, que eran ajenos a la tradición inglesa, y otros cargos como el de Capellán, inexistente en el rito de los Modernos a cargo de las plegarias e invocaciones.
Y sobre todo el reconocimiento y la incorporación al sistema de tres grados el del Real Arco, como culminación del de Maestro masón, pero formando una Orden interior semi-independiente, y el reconocimiento o al menos la aceptación de los altos grados caballerescos.
Con todo esto, es lícito decir que la masonería de los Modernos, la de 1717 desaparece de escena, y que lo que aún queda en la actualidad de eso, es la herencia de lo que se llevó al continente a pocos años de la fundación y sobrevive en las distintas variantes del llamado Rito Moderno.
Atrás quedaron los postulados de las Constituciones de Anderson, sobretodo los de su primera edición de 1723, la religión natural, la influencia de los libre pensadores y filósofos que se agrupaban alrededor de Newton y Desaguliers, para dar lugar a una masonería, con visos de universalismo, pero basada en una interpretación antiguo-testamentaria, transparentemente cristiana  aunque tolerante para con las religiones de los países que iban integrando el imperio británico y que para fines del siglo XIX, bajo el régimen victoriano acabaría exigiendo en una interpretación teísta, que el GADU no es sino otro nombre para Dios, que el Libro de la Ley no es un símbolo sino la voluntad revelada de la divinidad, la creencia no solo en la inmortalidad del alma, sino además en una vida futura, etc, lo que dio lugar a una ola de investigadores masónicos que a la vez eran clérigos,  forzaran las evidencias documentales para que coincidieran con las costumbres de los picapedreros medievales, las obras de los monjes benedictinos erigiendo catedrales, y en las logias de emulación y los capítulos del Real Arco, verdaderas iglesias protestantes, llenas de virtudes teologales y escalas de Jacob con ángeles subiendo y bajando de los cielos.
Muy lejos quedó eso de los filósofos y anticuarios cuyas logias se formaban en las tabernas de Londres, quizás algo libertinos y seguramente bebedores, pero dispuestos a la discusión de las ideas.
La recién creada Gran Logia Unida, impulsó una medida que recuerda a la del rey francés Luis XIV cuando para mejor controlar a sus cortesanos les llevó a vivir en Versailles, palacio construido a propósito: el Freemason´s Hall parecería ser un eco lejano de eso, pero los masones de Londres fueron paulatinamente abandonado las tabernas y cervecerías. La Gran Logia dejó de ser solo el nombre para la Gran Asamblea anual o trimestral, para pasar a ser la estructura administrativa, la Obediencia  que no solo se imponía en cuanto a cartas patentes y reconocimiento sino en todas las actividades de las logias y de sus integrantes.
………………………………………………………………………


Como afirma mas adelante el autor, la Gran Logia de los Modernos, la primera Gran Logia finalmente claudicó y acabó por admitir que desde su fundación las prácticas no se correspondían con los antiguos landmarks, dando así la razón a los  “antiguos” que desde un principio las denunciaban como desviaciones de la “pura masonería”.
Con fecha 12 de abril de 1809, ya en plenas tratativas de reunificación se emitió una disposición para todas las logias:
“… esta Gran Logia coincide  en opinión con el Comité de Caridad en que no es necesario continuar por mas tiempo con aquellas medidas que se tomaron en o alrededor de 1739 respecto a los masones irregulares  y por tanto ordena a todas las logias  regresar a los landmarks originales…”
Seis meses mas tarde, se constituía una nueva logia  ( Logia especial de Promulgación) “ The Special Lodge of Promulgation” cuya carta patente especificaba… “ en aplicación de la resolución precedente , hacer conocer  y poner en ejecución los antiguos landmarks a los que se ha convenido en regresar..”.
………………………………………………….

¿Qué es Emulación?


El primer Gran Maestre de la Gran Logia Unida, el Duque de Sussex

Este trabajo debía llevar como titulo: Emulación, ¿ porqué, cómo?. Pero mejor podría decirse: Emulación, ¿qué significa para mí que provengo del rito francés?
A esto puedo responder fácilmente… he estudiado la francmasonería y con mucho placer. Pero esa no es la cuestión…esta tarde alternaré historia y rito sin tocar los detalles simbólicos. Pero, ¿puede hacerse algo así en un tiempo tan breve?.
Hablar de historia de la francmasonería lo hacemos todo el tiempo, pero es un poco como construir una choza cuando debería erigirse un templo.
Entonces ensayaremos de hacer un retrato robot del rito, lo que no dejará de sorprender a los visitantes que provienen de otros, en tanto que sus referencias” operativas” son dominantes y se apartan de la teurgia y la alquimia presentes en muchas de las prácticas continentales.(1).

Emulation Working”, “ Style Emulation” o “Travail d´Emulation”, puede sorprender también por su orientación deísta; y en efecto, sus referencias permanentes al antiguo testamento podrían hacer creer a nuestros visitantes y quizás a algunos de nosotros mismos, que el peso crístico explícito en ciertas prácticas continentales es garantía de libre pensamiento…olvidando que el laicismo del Gran Oriente es una invención de los pastores calvinistas… Digamos, en fin que somos hombres sencillos enfrentados a una  tarea compleja.

Antes de ir mas lejos, será bueno precisar dos o tres puntos y en especial lo referido al vocabulario empleado en toda historia de la francmasonería.
El título de Gran Logia Unida de Inglaterra solo designa a la federación actual que se constituyó después del Acta de Unión de 1813.
La Gran Logia de 1717 llevaba el título de Gran Logia de Londres  ( apelada Gran Logia de los Moderns ( modernos) y el reagrupamiento de las logias de los antiguos , “ancients”, denominada corrientemente como Gran Logia de los Ancients, en lugar de su verdadero título que era “ Gran Asamblea ( Commitee) de la Mas Antigua y Honorable Hermandad  de los Masones Libres y Aceptados según las Antiguas Instituciones”.

Los miembros de las antiguas guildas  y logias de constructores  a cuyo oficio se refiere la masonería, eran las “ operativas”, en tanto que aquellos miembros de esas mismas logias cuyo oficio no era el de arquitectura o construcción, eran los “ masones aceptados”.
Entonces los “ masones especulativos” o “ francmasones especulativos” son, en cuanto a aquellos , miembros de logias no constituídas por masones de oficio y que por tanto no eran  verdaderos constructores.

¿Quiénes eran esos “ moderns” de la Gran Logia de Londres?

Iniciada bajo el reinado de Enrique VII, para continuar con el de Isabel I, la gran revolución del renacimiento barroco tuvo por consecuencia el surgimiento de un importante pensamiento artístico y científico. Llevada por los filósofos de las academias neoplatónicas de Florencia, como Giordano Bruno, así como con el desarrollo de la  filosofía oculta” de Raimundo Llullio y Cornelio Agrippa, esa revolución dará el florecimiento de la enseñanza universitaria con sus publicaciones en lengua vernácula y ya no más en latín.

De ese iluminismo isabelino nacerá el primer agrupamiento de científicos y pastores calvinistas, bajo la protección de Inglaterra después de la revocación en Francia, del edicto de Nantes, que mantenían contactos con los Rosacruces renanos de los  gymnasium” de Basilea, el “ Invisible College”, la Royal Society, la Druid Order (Orden de los Druidas) , los Free Gardeners ( Jardineros libres) y la francmasonería de Londres  que en 1747 reagrupaba a los medios intelectuales que ya frecuentaban las logias desde el siglo XVII.
Muy seguros de sus prerrogativas, protegidos por la realeza, los miembros de la Gran Logia de Londres adaptaron sus prácticas y rituales para conformarlos a sus saberes científicos y especulativos.
El “tout Londres” de la época que integra la Gran Logia “Andersoniana”, se diferenciaba muy poco de la “ nobleza de ciudad” de hoy en día, no era para ellos cuestión de mezclarse con gentes mas pobres, menos instruidas y por decir todo “ pas de ici” ( no de aquí). A fin de justificar esa exclusión, los “Moderns” modificaron prácticas y signos bajo el pretexto de dejarlos mas conformes al espíritu de la época.

Por otra parte la gran mayoría de los inmigrantes de las colonias americanas, de Irlanda y de Escocia,, se dirigían a Londres debido a la crisis y las guerras interminables.
Pequeños burgueses, terratenientes y artesanos veían que sus prácticas eran despreciadas  y rechazadas por los “ moderns” comprobando, a justo título, que su exclusión y la “evolución”, a su juicio deplorable   de los secretos de la Orden, tendría por consecuencia la expulsión de Londres de la verdadera masonería que ellos decían conservar con los antiguos usos.
..........................continúa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada