domingo, 11 de septiembre de 2011

A todos los visitantes y seguidores de La Imprenta de Benjamín:

Habiendo transcurrido un año del inicio de estas publicaciones, que ya suman un centenar de artículos traducidos al castellano, y con una frecuencia de visitas a este blog de alrededor de 1500 mensuales, de todas partes del mundo, queremos animarles a participar, con sus comentarios y reflexiones que seguramente enriquecerán cada tema. Puede ser en forma de sencilla intervención al pie de la pagina o mas extenso enviándolo a la dirección internet del blog y será publicado oportunamente en una nueva sección.
...........................................................................................
Para comenzar, hemos solicitado y obtenido permiso de publicación de la reflexión que mereció para el H. Victor Guerra, Presidente del Circulo de Estudios del Rito Francés Roettier de Montaleau, el último articulo publicado en la Imprenta de Benjamín, titulado “ ¿El ritual, fue una innovación?, del día 7 de septiembre p.pasado.
Y es esta:

“…En cuanto al artículo, lo veo o lo entiendo como difuso, creo que como americano le faltan muchas lecturas europeas sobre el asunto de Hiram , que está muy trabajado en la literatura e investigación masónica europea; es más, yo hice un pequeño acercamiento al tema  en  “Hiram La leyenda fundadora.”

Creo que el Hermano americano desconoce bastante los rituales ingleses “modernos” y sus evoluciones que fueron bastantes. En el trabajo que se publicó en la Revista Rito Francés, se hacía un trabajo comparativo, donde se anotaban las evoluciones o involuciones. Es cierto que Pritchard se usó como Ritual, pues fue el primero que estaba impreso, y muchas logias lo adoptaron, tal y como hoy a veces se adoptan rituales de otras obediencias, que también sucede. Es cierto que  se nota en algunos rituales que necesitan un repaso, pero de esa intención también publiqué algo en : “La Tentación de Blois.”
Pero esa innovación es difícil hacerla, primero porque para hacerla, hay que saber porqué la queremos hacer, y para qué y con qué herramientas y para qué públicos.
 Luego como en todo edificio, entrar en unas estructuras y modificarlas, puede resultar sencillo, por ejemplo el RF es una estructura sencilla, se podía retocar, hacia que lado lo inclinamos, racionalista, simbólico,  ya se hizo, el Groussier, el Retablí.. la estructura más equilibrada sería el Régulateur. Se puede modificar y se le modifica sin alterar la estructura.
 Pero ¿como hacemos para retocar el REAA que tiene capas y capas y capas superpuestas de simbología?, ¿que quitamos, como desmontamos la estructura y sobre todo para sustituirla porque materiales..?
En todo caso en la masonería simbólica está en algunos sistemas rituales bastante depurada, pero por ejemplo donde toda la estructura antigua está presente es en los Altos Grados, y ahí nadie se atreve a mover una paja, y ahí nos encontramos con la biblia en verso. Ahí sí que hay un campo para trabajar tal y como se hizo en el siglo XIX en los rituales de logia azul, pero el cansancio y la lucha fue tan dura, que no se dio el paso para efectuar ese “limpieza” en los Altos Grados.”
Esa sería la reflexión.
…………………………………………………

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada