jueves, 10 de marzo de 2011

Siglo XVIII: un francmasón noble, espía, diplomático, espadachín y ...¿ hombre o mujer? Una cuestión de identidad.

 EL CABALLERO D´EON DE BEAUMONT

Extractado de:
y con mas detalle de: A question of identity. Freemason today. Num.41.
http://www.freemasonrytoday.com/41/p08.php
....................................................................................................
Hombre de leyes, diplomático y francmasón, enviado confidencial de Luis XV y uno de los mejores esgrimistas de Europa, Charles Genevieve Louise Auguste Andre Timothee de Beaumont es mejor recordado por un veredicto de la Corte declarando que efectivamente era una mujer.
Después de su muerte se demostró que eso era falso.
……………………………………………………
 Laurence Dermott, Gran Secretario de la Gran Logia de los Antiguos, para atacar a los Modernos, escribió la siguiente línea en la edición 1758 de sus Constituciones o Ahiman Rezon:
“… y en una reunión en Westminster, parece que ellos admitieron a una mujer llamada Madame D´E…..”
,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Los chismes que circulaban en Londres de 1770 hacían hincapié en que el Caballero había asumido el ropaje de mujer como parte de su trabajo de Embajador Francés y del Servicio Secreto  operando en Rusia desde 1757 a 1760, aunque carentes de fundamento
Se exilió en Londres  por intrigas en la corte francesa, y llevado ante el Tribunal de King´s Bench, se dio como veredicto: que el Caballero era una mujer.
Se le permitió mas adelante retornar a Francia y recibir una pensión a condición de “reasumir su apariencia de mujer” y no presentarse en ninguna parte del reino sino era en las vestimentas de ese sexo.
Había sido iniciado en la francmasonería el 18 de mayo de 1768 en la Logia de los “Modernos”  “The Inmortality” num. 376 de Londres, que funcionaba en la taberna del Crown and Anchor. Fue hecho MM. en enero de 1769 y desempeñó el cargo de Segundo Vigilante entre 1769-1670.
Desde su retorno y con la aceptación de la condición acerca de la vestimenta, jamás intentó volver a visitar una logia

Una reproducción inusual en la colección del Freemason´s Hall en Londres , presenta una exhibición de esgrima realizada en presencia del Príncipe de Gales de 1787.
 Duelo de esgrima en presencia del principe de Gales,1787

Uno de los participantes que parece ser una mujer de mediana edad, es en efecto el Caballero d´Eon, una de las personalidades mas coloridas de la francmasonería del siglo 18, un diplomático, espía, esgrimista y francmasón, que vivió la primera mitad de su vida como un hombre y la segunda como mujer.
Charles D´Eon de Beaumont nació dentro la pequeña nobleza en el pueblo francés de Tonnerre en 1728. Después de estudiar leyes en París, trabajando como Censor oficial de la Corona, se presentó a si mismo como el mejor esgrimista de Francia para ingresar al servicio diplomático en 1756, al inicio de la Guerra de los Siete Años.
La guerra envolvió a las mayores potencias de Europa y D´Éon fue enviado a Rusia, a la corte de la princesa Elizabeth con un empleo de secretario diplomático.

Ascenso y caída de un espía diplomático

Se vio involucrado en una organización no oficial conocida como el “Secret du Roi
 (El Secreto del Rey). Luis XV había comenzado con El Secreto como una alternativa no oficial al Ministerio del Exterior, que estaba bajo la influencia de Madame Pompadour.
Después de algunos éxitos en las negociaciones con el Imperio, D´Éon volvió a Francia y a un empleo en el Regimiento de Dragones en 1761.
Permaneciendo en cercano contacto con el Conde de Broglie, D´Eon tuvo una guerra exitosa, a diferencia de Francia que se vio forzada a pactar la paz con Inglaterra.
Broglie pudo persuadir a Luis de enviar a D´Eon como Secretario del Embajador francés, el Duque de Nivernais, para el tratamiento de aquellas negociaciones de paz.
A la vez que actuaba como espía, investigaba las defensas costeras inglesas.
Nivernais y D´Eon trabajaron para lograr el mejor acuerdo para Francia, posiblemente ayudados por la vasta cantidad de vino Chabliss que D´Eon había exportado a Londres para aceitar las ruedas diplomáticas.
Nivernais había quedado tan impresionado por su secretario, que persuadió a los Ingleses para permitir a D´Eon llevar a Paris  la ratificación del tratado de Paz en 1763.
El Rey recompensó a D Éon haciéndolo un Caballero de la Orden de San Luis y con una pensión. También lo hizo Ministro Plenipotenciario de la Corona Francesa, en la embajada hasta que se encontrara un reemplazo de Nivernais.
Aguardando su momento para invertir su dinero, importando mas vino y reuniendo una gran biblioteca. D´Eon hizó muchos amigos en Londres. Alternaba con luminarias como Horace Walpole y David Hume. También contaba con amistades entre los políticos radicales como John Wilkes y Washington Shirley, Lord Ferres, quien mas adelante fue Gran Maestre de Inglaterra.
Desafortunadamente, su carrera diplomática estaba a punto de sufrir una dramática interrupción.
El reemplazante de Nivernais, el Conde de Guerchy era uno de los favoritos de Madame Pompadour y había cruzado su espada con D´Eon en la Guerra de los Siete Años
D´Eon gastó los siguientes doce años tratando de mantener su empleo y evitar el retorno a Francia. Se sucedieron varios complots, De Guerchy intentó envenenar a D´Eon y lo hizo arrestar y encerrar por los ingleses. 
 El Caballero en uniforme de Dragon y en atuendo femenino

A su vez, D´Eon trató de chantajear a los franceses amenazando publicar cartas acerca del Secreto y exigir pagos y compensaciones
Figura popular entre los ingleses, el Caballero fue por un tiempo protegido por la canalla londinense de Wilkes. Eventualmente los franceses pudieron persuadir al Caballero para regresar a Francia pero no antes de una serie de dramáticos sucesos.

METAMORFOSIS

A fines de los 1760s, comenzaron a circular rumores de que el Caballero era una mujer.
Nadie sabe quien los puso a circular; el Caballero muy bien pudo haberlo él mismo.
La sociedad de Londres comenzó a hacer apuestas al respecto y pronto las compañias de apuestas se ocupaban del sexo del Caballero. Se ha estimado que en ese negocio, se habrían invertido alrededor de 120.000 libras en la cuestión de su género. D´Eon no se mostraba impresionado por las especulaciones. Con frecuencia se presentaba en las salas de juego exigiendo satisfacción de quienes dudaban de su género, sean quienes fueren.
Ni uno aceptó su desafío, sea por temor a su fama de espadachín o porque no se prestarían a luchar contra una mujer.
D´Eon siguió siendo una curiosidad popular. Aparecieron afiches, frecuentemente caricaturizando a Wilkes como esposo de D´Eon y retratos donde el caballero lucía vestimentas femeninas, aunque jamás lo hizo en público.
En 1774, murió Luis XV y su sucesor Luis XVI encomendó al famoso dramaturgo Pierre de Beaumarchais para negociar el retorno del Caballero a Francia, su retiro y abandono del uniforme de Dragones a cambio de su vestimenta de mujer.
Obviamente que el rey había decidido que los rumores eran ciertos y que debía hallarse una forma sencilla de hacer que D´Eon abandonara el cargo.
En 1775 el Caballero fue persuadido a firmar un Compromiso en el cual admitía que era mujer y aceptaba un retiro pensionado en Tonnerre adoptando la apariencia femenina.
Por ahora el Caballero pareció haber aceptado la femineidad a pesar de que no parecía sentía deseo alguno de vestir como mujer.
Como tanto Inglaterra como Francia creían que lo era, el Caballero comenzó a abrazar su nuevo género y aún se fabricó una mitología personal.
Hizo circular relatos de cuando había nacido como niña y vestía como un muchacho, del joven Caballero infiltrado en la Corte del Imperio Ruso como dama de servicio y de cómo había seducido a la propia Madame Pompadour.
D´Eon retornó a Francia y fue invitado por María Antonieta a emplearse en el servicio del vestuario real. La transformación fue completa. D´Eon permaneció con apariencia de mujer por el resto de su vida.
Ahora, de vez en cuando vestía su uniforme de Dragon pero solo le trajo problemas con las autoridades. En 1785 dejó Francia, yendo otra vez a Londres, donde dio una demostración de esgrima ante el Principe Regente quien le obsequió con una pistola, como ganador del famoso duelo de 1787. ( ver grabado)
En 1789, la Revolución Francesa puso fin a su pensión y gradualmente fue cayendo en la pobreza. Cuando murió en 1810, había vendido su biblioteca y hasta la Cruz de San Luis. Como una indignidad final, la autopsia demostró que siempre fue un hombre que había vivido una mentira por la mitad de su vida.
Sin embargo un capítulo de su vida merece una mención.

D´Eon, el francmasón.

 Dibujo satírico del Caballero con decoración masónica.
.
El Caballero era un francmasón miembro de la Lodge of Inmortality Num. 376, que se reunía en la Taberna del Crown and Anchor en el Strand.( La Corona y el Ancla)
La Logia había sido establecida por un francés exiliado llamado De Vignoles en 1766 para masones europeos residentes en Londres. Trabajaba bajo la Gran Logia de los Modernos y era una de las logias mas caras de Europa en ese tiempo, cargando como derechos de iniciación 15 libras y 9 chelines, el equivalente hoy día de unas 1500 libras.
En 1770, algunas disputas internas partieron la membresía entre parlantes franceses y alemanes y un año después De Vignoles y la facción francesa, incluyendo a D´Eon solicitaron la intervención del Gran Maestre.
D´Eon se había unido a la logia en 1770 y la petición que había enviado, en el climax de las apuestas por su género, declaraba que había sido Segundo Vigilante entre 1769 y 1770. Los papeles privados del Caballero en la Colección Brotherton de la University of Leed, muestran que D´Eon no había pagado totalmente los derechos de iniciación y que desde 1765 había sido empleado por De Vignole como su secretario.

Jean de Vignole era una figura controversial por derecho propio. Un ex clérigo que había abandonado Francia para vivir a costa de su amante en Holanda,  habiendo alcanzado el puesto de Gran Maestre Provincial para los Paises Bajos hasta que entró en disputa con la mayoría de las logias por cuestiones de regularidad financiera.
La Logia no parece haber demorado mas de un año la petición y la relación del Caballero con la francmasonería finalizó aquí.
En cuanto se le consideró una mujer se hizo imposible para él asistir a una reunión de logia a pesar de sus amistades masónicas, incluyendo a Wilkes y Ferres.
Esto no detuvo a Laurence Dermott de la Gran Logia de los Antiguos, para atacar a los Modernos en la edición 1738 del Ahiman Rezon con la siguiente línea:
“… y en una reunión en Westminster, parece que ellos admitieron a una mujer llamada Madame D´E…..”
Tampoco detuvo a los caricaturistas y otros artistas del dibujo en referencia a la francmasonería de D´Eon. El retrato favorito del propio Caballero lo representa vistiendo ropas femeninas, una espada, la cruz de San Luis y un mandil masónico con este título:” El Descubrimiento de una Mujer Free-Mason
………………………………………………………………………………...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada