jueves, 17 de febrero de 2011

NICHOLAS STONE Y EL MISTERIO DE LA ACEPTACIÓN.

Matthew Scanlan descubre evidencia que arroja nueva luz sobre los orígenes masónicos.

Tomado de
FREEMASONRY TODAY - Spring 2000 - Issue 12
Título original:
Nicholas Stone and the Mystery of the Acception
Matthew Scanlan uncovers evidence which casts
fresh light on masonic origins.
.............................................................................................
Es bien sabido que los orígenes de la francmasonería moderna permanecen envueltos en el misterio.
Nos encontramos con que hay escasa evidencia del movimiento antes de 1717, con la notable excepción de cuando Elias Ashmole fue “hecho” un francmasón el 16 de octubre de 1646 en Warrington, Cheshire.
Sin embargo en el transcurso de mi investigación para un próximo libro, he hallado nuevo material que puede arrojar alguna luz acerca de los orígenes de nuestro Oficio y que tal vez ayude a exponer algunos errores fatales en el razonamiento aceptado acerca de cómo surgió la francmasonería.

Tradicionalmente, muy poco se sabe de otros miembros de la logia de Ashmole, y corrientemente se supone que era una forma primitiva de logia “especulativa” y por tanto diferente de alguna organización del oficio.
Al seguir esa línea de pensamiento, también se sugiere que Ashmole fue un masón “especulativo”.
 ¿Pero, qué significaba eso exactamente?

Aparentemente el empleo mas antiguo del término se encuentra en una carta escrita por el Dr. Manningham, Diputado Gran Maestre de la primera Gran Logia de Londres, quien escribía a un Hermano Sauer de La Haya, el 12 de julio de 1757.
Desde entonces, este término ha sido tomado sin discusión por generaciones de escritores significando que un masón especulativo no era un verdadero masón de trabajo del Oficio (working mason), pero, en 1703, se publicó un libro cuya quinta sección se relacionaba con el “Freemason´s work” (trabajo del francmason), y bajo el encabezamiento  “Construcción de casas”, dice:
  
“Algunos ingeniosos artesanos comprenden la Parte Especulativa de la Arquitectura o Construcción: pero de esa conocida suerte de artífices no hay muchos, porque pocos artesanos saben mas allá de la parte practica o mecánica de la arquitectura; no conociendo la parte Matemática o Especulativa de la Construcción”
(Richard Neve, The City and Country Purchasers and Builders´s Dictionary: or the Compleat Builders´s Guide. Pub: TN. Philomath, London 1703, p.143.)
Así que yo creo que cuando hablamos de nosotros mismos como especulativos antes que operativos, estamos cometiendo una errónea distinción.
Los Artesanos también podían especular.
Por tanto sugiero que el término original de “Libre y Aceptado” sea mas probablemente una descripción mas apropiada para el Oficio Moderno.

Pero, ¿qué significa Libre y Aceptado?

Libre y Aceptado.

El término Freemason originalmente surgió al final del siglo 14 en Inglaterra, y era con mucha seguridad, la abreviación de “freestone mason”.
La Freestone (piedra franca) es un tipo especial de piedra arenisca ideal para esculpir, debido a la ausencia de defectos naturales, y tal que el escultor no tenía que seguir algunas líneas propias (del mineral).
Por la naturaleza superior de ese material, los hombres que lo trabajaban eran usualmente los masones mas calificados del oficio y es desde esa categoría de donde provenían la mayoría de los maestros.
El sistema de guildas en Inglaterra, como el término freemason, también surgió durante el siglo 14, y en 1472  la "London Company of Freemasons" fue distinguida con sus Armas.
La habilidad de los freemasons alcanzó su cenit en las etapas finales del único estilo inglés de perpendicular, un estilo de gran complejidad, visible hoy en la Capilla del King´s College de Cambridge, y la Capilla de Enrique VIII en la Abadía de Westminster.
La Capilla de Enrique VIII parece haber puesto un final al estilo gótico en Inglaterra, y con el arribo de la primer ola de artesanos inmigrantes comenzó a dar paso a otras modas arquitectónicas.
Con la disolución de los monasterios, bajo Enrique VIII, se produjeron grandes cambios y muchos artesanos comenzaron a colocarse bajo el patrocinio de ricos mercaderes o de la aristocracia terrateniente, trabajando en sus mansiones y tumbas monumentales.
Sin embargo, a pesar de los cambios, el término freemason sobrevivió y en Londres surgieron los Freemasons  and Marbelers (masones de la piedra y marmoleros) como una sola compañía y por un cierto tiempo.
Al alborear el siglo 17, el término freemason era de uso corriente en muchas partes del país, y la “London Company of ffreemasons”,estaba formada por un Maestro, dos Vigilantes (Wardens), una corte de asistentes (el cuerpo de gobierno), un “livery” y un cuerpo de hombres libres (freemen) o pequeños cuentapropistas.

Fue en medio de ese ambiente cultural que un masón de la parte occidental del país, Nicholas Stone fue contratado y enseñó su arte, antes de surgir como uno de los mas célebres escultores de Inglaterra y cuya historia puede ofrecer una nueva perspectiva acerca de los orígenes del Oficio moderno.

Nicholas Stone

Nicholas Stone nació en 1586 y tradicionalmente se afirma que era el hijo de un cantero de Exeter, Woodbury, Devon.
A una edad relativamente tierna, el jóven Nicholas fue enviado a buscar una carrera en Londres antes de viajar a Holanda como aprendiz del escultor holandés Hendrik de Keyser.
Stone trabajó con la familia holandesa por un número de años y finalmente contrajo matrimonio con una hija de Keyser, María.
Por la ley holandesa se requería el consentimiento paterno para la boda, que parece haber sido atestiguada por John Bury, vicario de Sidbury, y se cree que el padre de Stone vivía allí.
 Nicholas Stone y su hijo Nicholas Stone el jóven


Aunque la iglesia de Sidbury fue trágicamente destruída por el fuego en el siglo 19 junto a todos sus registros, hay una placa en el presbiterio de la iglesia de St. Giles que se supone sea del padre de Stone.
La unión de elementos del Oficio y simbólicos (especulativos) hace interesante y sugestiva la lectura:

Un epitafio sobre la vida y la muerte de
JOHN STONE, FREEMASON, quien
Abandonó esta vida el primero de enero, 1617
&  yace aquí sepultado.
En nuestra Gran Piedra de Angulo, esta Piedra (Stone) descansa,
Bendiciendo sus edificios que mas amó
por edificar templos a Dios, en los que trabajó,
vivió en el Templo del Espíritu Santo, en cuya amada vida
se proveyó de honesta fama, quiera Dios elevar la semilla
de los Stone hacia Abraham.

En 1615 Nicholas Stone volvió a Londres y estableció un Taller situado en West End, Long Acre, cerca de Covent Garden, y registrado como “ciudadano y freemason de Londres”
En el mismo año estuvo activamente dedicado a un inspirados monumento dedicado a Henry, primer Conde de Northampton, incorporando figuras que representan las virtudes cardinales: temperancia, fortaleza, prudencia y justicia. Ante esto, su talento obvio fue recomendado al Rey y enviado a Edimburgo para trabajar en la capilla del antiguo Palacio Stuart de Holyrood.
El 12 de enero de 1619, la Casa de Banquetes de Whitehall, fue destruido por el fuego y se perdieron gran cantidad de documentos de estado que allí se conservaban.
Para junio del mismo año, comenzó una nueva Casa de Banquetes bajo el Supervisor de Obras, Iñigo Jones, pero hubo problemas tanto con los materiales como con la mano de obra, y la piedra Portland necesaria era escasa.
Mientras tanto, muchos de los artesanos, especialmente masones se fugaban a otros trabajos donde la paga era mejor y mas regular.

El Maestro Masón del Rey, que también es descripto como “ciudadano y freemason de Londres”, descuidó los procedimientos y Jones informó no poder asistír a las obras, en consecuencia a los treinta y tres años, Nicholas Stone fue designado Maestro de Obras en su lugar.
La Casa de Banquetes no solo fue la gran obra de Stone, sino también de su jefe de diseño Iñigo Jones.
Carlos I, mas adelante instruyó a Jones para preparar otros diseños de reconstrucción total del Palacio de Whitehall, diseños que se sabe fueron hechos basándose en la arquitectura del palacio del Escorial cerca de Madrid.
Esto es significativo, pues el Escorial se basó en la idea del Templo de Salomón y concebido como un gran cubo.

El Escorial

El Rey Felipe II de España instruyó a su arquitecto Juan de Herrera para crear un plano especial de una biblioteca magnífica, en un esfuerzo de rivalizar con la del Vaticano.
Era un edificio con magníficas colecciones de libros en latín, griego, hebreo y árabe acerca de una variedad de tópicos, especialmente de medicina, geometría, música y astronomía.
De sus 40.000 manuscritos, muchos se refieren al Platonismo, la astrología, hermetismo y alquimia, temas que cautivaron tanto al rey como al maestro de obras.
El techo de la biblioteca fue decorado con pinturas describiendo las siete artes liberales y a la entrada, en el borde de un espacioso cuadrángulo, seis estatuas de tamaño real de los reyes constructores del Antiguo Testamento como guardando el camino hacia el conocimiento.
Salomón lleva los planos del Templo, Manasés una escuadra y compás en tanto que Josías blande un rollo.

El Rey Carlos I viajó a España en los 1630s acompañado por el Duque de Buckingham y quedó grandemente impresionado por los palacios reales españoles y las colecciones de arte, y aún intentó en un momento contratar al Supervisor de las Obras Reales Españolas.
El embajador español en ese tiempo era el artista Rubens, a quien Carlos encomendo pintar el techo de la Casa de Banquetes de WhiteHall.
En el panel inmediatamente por arriba del trono real, Rubens representó al Rey Carlos en la apariencia de Salomón, sentado mayestáticamente entre los dos pilares del templo.
Hermes también aparece en el panel central, y es también importante en la tradición masónica, y a veces confundido con Euclides.
El greco egipcio Thoth-Hermes también conocido a los romanos como Mercurio, quien como mensajero de los dioses, estaba asociado con la invención de la escritura, las ciencias, la geometría y el diseño de los templos.
Esto puede ser significativo cuando está contemplando hacia abajo a un edificio de proporciones simbólicas: un cubo doble (110 pies de largo, 55 pies de ancho y 55 de altura).
También está en consonancia con las medidas bíblicas respecto al Templo de Salomón y las ideas de Vitruvio quien había estipulado que una basílica debe ser dos veces mas larga que ancho.
Ciertamente la influencia del Escorial popularizó la idea de emular el Templo de Jerusalén.
Su arquitecto, Juan de Herrera, había escrito un tratado matemático acerca de las propiedades mágicas del cubo.
Uno de los estudiosos de Herrera, el jesuita Villalpando, fue responsable de una reconstrucción popular del Templo de Salomón, un trabajo que el Rey Carlos I se sabe había leído durante su encarcelamiento al fin de la Guerra Civil. (J.Prado y JB. Villalpando, en Ezechielem explanacions, ii, 1604).

Equipo de artistas al que pertenecían tanto Jones como Stone estaba consumido por la pasíón por las influencias culturales que barrían el continente, influencias que abrazaban las ideas alquímicas y herméticas que consideraban a la arquitectura como la disciplina suprema, infundida por los ideales Vitruvianos y el simbolismo matemático.
Una de las mascaras de corte de Iñigo Jones hace hincapié en la importancia de la naturaleza dual del arquitecto, tanto como artesano práctico que como filósofo.
En ese juego (Albion Triumph, 1632), Jones usó dos figuras femeninas para ejemplificar la dualidad del arquitecto.
La Teoría mira hacia el cielo y sobre su cabeza hay un par de compases de oro, con sus puntas también hacia arriba, en tanto que la Práctica vestida mas humildemente, mira hacia abajo, a la tierra, llevando en una mano una larga regla y en la otra un par de compases de hierro.
Jones impugnó la visión tradicional del arquitecto como artesano, argumentando que la arquitectura era un arte tan liberal como la mecánica.
El trabajo de la construcción era así la realización de un ideal platónico.

John Dee, el mago isabelino que había estudiado con Alberti y Vitruvio, escribió un prefacio a una traducción de Euclides publicada en 1770.
Dee hace un alegato para la inclusión de la arquitectura entre las “Artes matemáticas”, y la dedicó a los artesanos de Londres. (Stevenson, The origins of freemasonry, CUP, p.114)
En 1625, Carlos I ascendió al trono y Stone se encontró otra vez con el favor real, recibiendo una patente que le designaba Maestro Masón de Windsor.
También se desempeñó como apoderado y Vigilante Superior( Upper Warden) de la Compañía de Londres, y en 1631 esculpió un monumento al poeta, filósofo y decano de St. Paul, John Donne.
Todavía se encuentra en la catedral de St, Paul y se considera una de los mejores de Londres.
Al año siguiente, Stone fue designado como Maestro masón del Rey y ocupó también la presidencia como Maestro de la London Company, permaneciendo en ese puedto por dos años consecutivos (1632-33)
(Véase “Renter Warden accounts of the Mason´s Company” Guidhall Library of the Corporation of London, MS. 5303, folios 43, 72, 92, 99).

Stone, con frecuencia produjo bustos o retratos romanos con figuras mitológicas, tal como la cabeza del dios griego Apolo para Kirby Hall.
En 1638 su segundo hijo, Nicholas Stone el joven, un freemason escultor fue enviado a Roma con el propósito de continuar su educación bqjo numerosos maestros incluyendo al gran GianLorenzo Bernini.
Como registra su diario, su viaje también era para adquirir material para el taller de su padre y una consignación desde Livorno en el verano de 1640, incluía: “dos cabezas de yeso, una de Venus y otra de Ciceron”, “una cabeza en yeso de un sátiro y Baco” y además un “libro de perspectiva de Vignola”, otro de “Las fuentes de Roma” y un tercero de “Arquitectura de Vitruvio”.
También se agregaban 113 pequeñas piezas de varias suertes de mármoles” para el astillero de Londres, a “enviar para Inglaterra de acuerdo a las órdenes de mi padre”
(Diary of Nicholas Stone Junior, Walpole Society, 7, 1979, p.197)
La extensión y profundidad de ese trabajo hace las familiares distinciones entre especulativo y operativo, casi un insulto para esos hombres que “especulaban” con sus manos antes que sus cabezas.

La Aceptación ( The acception).

Fue en ese tiempo que ocurrió un suceso clave, cuyo significado los historiadores han pasado por alto.
En el informe o rendición de cuentas del Renter Warden de la “London Company of ffreemasons”(una suerte de apoderado), aparecen registrados cinco nombres, en 1638, como habiendo sido recibidos en un misterioso cuerpo (Acepción) pagando cada uno diez chelines:

Pd wch the accompt [accountant] layd out wch was more
than he received of them wch were taken into the
Accepcion whereof xs[10 shillings] is to be paid by
Mr.Nicholas Stone, Mr. Edmund Kinsman Mr. John
Smith, Mr. William Millis, Mr John Colles.

(Renter Warden Accounts, London Company, Guildhall Library.

La fecha de ese encuentro no se consigna en el informe pero parece haber tenido lugar entre marzo y el Dia del Lord mayor, que era una fiesta movible, que probablemente ocurriera antes del dia de pleno verano)
Eso significa que en todo el tiempo en que Stone fue masón no había sido un masón aceptado.
Era un calificado Maestro Freemason y ciudadano de Londres, que había servido como Maestro de la London Company, miembro de la Corte de Asistentes y Maestro Masón del Rey, y a pesar de todas esas calificaciones, la “Aceptación” parece haberle sido eludida.
Entonces, ¿qué era exactamente?

John Hamill en su libro “The Craft” ( El Oficio), afirma que :
“La Masonería Aceptada simplemente apareció en Londres como una organización nueva sin conexiones previas con el Oficio operativo
(John Hamill, The Craft, p.19. Wellingborough, 1982).

La evidencia claramente contradice ese punto de vista, pues se sabe que todos los nombres citados eran artesanos y miembros de la London Company of freemasons.
En efecto, Edmud Kinsman había sido empleado en Syon House en 1604. donde es  descripto como un “freemason” que había trabajado con Stone y servido como Maestro de la London Company en 1635. (HM Colvin, Biographical Dictionary of British Architects, 16001840, p.588).
De los escasos registros, parece estar incluída alguna clase de reunión, seguida de una cena pagada por aquellos que fueron “aceptados”.
¿Sería la Aceptación ese lado simbólico y así llamado “especulativo” de la arquitectura?

Ciertamente Stone se relacionaba con los círculos de moda y mas sofisticados, y es evidente de su estilo de escritura en los informes y cuadernos de dibujos que era muy educado.
Sabía mucho de los temas religiosos y mitológicos, estaba versado en matemáticas, las teorías de Vitruvio, la arquitectura renacentista de Palladio y Serlio y por supuesto de su maestro Iñigo Jones.
Lo que es más, una publicación de principios del siglo 17 muestra que los usos metafóricos y alegóricos de las prácticas masónicas no le eran desconocidas:
“A medida que el freemason corta las piedras, así Dios, el Freemason Celestial edifica una Iglesia Cristiana”.(Cadwey, Treasure of Similes, London, 1609, p.342).

Otro ejemplo puede encontrarse en la tumba de un masón en el oeste de Inglaterra, fechada el 4 de mayo de 1639. La tumba misma en la iglesia tiene algunas líneas de poesía grabadas a lo largo:

Christ was thy Cornerstone, Christians the rest,
Hammer the word, Good life thy line all blest,
And yet art gone, t’was honour not thy crime,
With stone hearts to worke much in little time,
Thy Master saws’t and tooke thee off from them,
To the bright stone of New Jerusalem,
Thy worke and labour men may esteem a base one,
Heaven counts it blest, here lies a blest freeMason.

que en una traducción aproximada sería:

Cristo fue tu Piedra Angular, los cristianos el resto,
Martillando la palabra, con una buena vida tu linaje bendecido,
Y el arte fue, tu honor y no tu crimen,
Con corazón de piedra mucho trabajo en poco tiempo,
Tu Maestro te vió y te tomó de allí,
para la piedra brillante de la Nueva Jerusalén,
tu trabajaste y tu labor los hombres estimaron,
Los cielos te bendigan, aquí yace un bendito freemason.

(Devon & Exeter Gazeteer, 8 Oct. 1909, p.7. Ver también W.J.
Williams, AQC.48, 1935; uso del término Freemason antes de
1717, p.256).
La guerra civil provocó un efecto desvastador sobre el trabajo de Nicholas Stone y en la industria de la construcción en general, cuando las fuerzas parlamentarias infligieron un enorme daño a muchas iglesias por todo el país, las bibliotecas de las catedrales saqueadas y destrozadas. Quizás sea una ironía de la historia que la Casa de Banquetes de Stone acabó siendo el sitio de la ejecución de su amado Rey Carlos I.

Virtualmente no se sabe nada del resto de la vida de Stone  hasta su muerte el 24 de agosto en su residencia de Long Acre a los 61 años y sepultado en la iglesia parroquial de St.Martin in the Fields.
Stone dejó un considerable patrimonio que incluía cinco casas cercanas a su taller de Long Acre y en su testamento se le denomina “esquirer”(caballero) después de haber ganado mas de 11.000 libras , una suma que pocos de sus contemporáneos podrían alcanzar.
Su hijo menor, John, también un freemason, se hizo cargo de los asuntos de la familia, habiendo sido originalmente destinado a la iglesia y educado en Wetminster School y la Universidad de Oxford.
Cuando falleció en 1667, su capataz escultor tomó a su cargo los negocios y fue a esculpir el Fénix sobre las puertas de la Catedral de St. Paul.

Quizás sea curioso notar que en 1718, cuando el Gran Maestre George Payne requirió a los hermanos que acercaran a la Gran Logia”todo antiguo escrito referente a los Masones…. para mostrar los usos de los antiguos tiempos”, también se registró que muchos “valiosos manuscritos desaparecieron trágicamente”.
Es muy interesante que el Rev. James Anderson específicamente consigna que “un manuscrito en particular (escrito por Mr. Nicholas Stone, el Warden de Iñigo Jones) , fue apresuradamente quemado por algunos Hermanos escrupulosos, para que esos papeles no cayeran en manos extrañas” ( Constituciones de Anderson, 1738, p.111)

Entonces, ¿podría ser que existiera una forma ritualística de francmasonería aceptada, anterior a 1717, y que fuera inaceptable para quienes deseaban revivir el movimiento en la década de los 1720s?
..............................................................................

Matthew Scanlan, MA: Fue el anterior Curador Asistente en la Biblioteca y Museo del Freemason´s Hall de Londres y está actualmente trabajando en un doctorado de la Universidad de Leyden, Holanda. Es miembro del CEHME, Centro para estudios  históricos masónicos de la Universidad de Zaragoza, y de la Logia de Investigaciones “Duque de Wharton” num. 18, bajo jurisdicción de la Gran Logia de España.
……………………………………….





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada