domingo, 20 de enero de 2013

El Caballero Ramsay, ¿ un simple aventurero religioso?(I)



Próxima entrada de la Imprenta de Benjamín, el jueves 31 de enero.
..................................................................................................
 
Extractos de la Conferencia presentada por Daniel Ligou, en el 250 aniversario del discurso de Ramsay no pronunciado el 24 de marzo de 1737.
Título original: Ramsay est-il un simple aventurier religieux?Se encuentra en: http://sog1.free.fr/Articles/ArtLigou187-Ramsay.htm
…………………………………………………………………….


El nombre de Caballero Ramsay ha quedado asociado a la filiación caballeresca y templaria de los altos grados masónicos en su famoso Discurso. Se extracta aquí el trabajo del investigador francés Daniel Ligou, en ocasión de una conferencia prounciada een el 25º aniversario de aquel, que considera “ discurso no pronunciado” de Ramsay.
Previamente, una breve reseña de los antecedentes y actividad masónica del caballero, tomadas a su vez de una publicación de la Gran Logia de Columbia Británica y Yukon:
-El Caballero Andrew Michel de Ramsay ( 1686-1743), de origen calvinista, se convirtió al catolicismo en 1709. Secretario personal del teólogo Fenelón, arzobispo de Cambrai, y posteriormente de Madame Guyon en Blois, fundadora de la doctrina quietista.
El Duque de Orleans en París le admitió como Caballero en la Orden de San Lázaro y el pretendiente Estuardo le extendió un certificado de nobleza en 1723 registrado por el Rey de Armas de Edimburgo.
En 1724 viajó a Roma y fue introducido a la corte de Carlos Eduardo  Estuardo en calidad de tutor, por Philip, Duque de Wharton, anterior Gran Maestre de la primera Gran Logia de Inglaterra.
En 1729, viajó a Londres donde fue elegido como miembro de la Royal Society e iniciado en la francmasonería.
Ramsay carga con el crédito de haber introducido al linaje de los caballeros Templarios dentro de la francmasonería para crear grados sunplementarios.
Ramsay solamente ofreció una oración en París el 27 de diciembre de 1736 (  que se piensa fue publicada el 21 de marzo de 1737) donde exponía una transmisión directa de los Cruzados a la orden masónica. En realidad, jamás promovió la creación de los llamados altos grados caballerescos, y solo menciona a los Templarios en un escrito póstumo  titulado Philosophical principles of natural and Revealed Religión ( 1749), donde afirma : “Todo masón es un caballero templario”.
Parece ser que una solicitud de Ramsay al Cardenal Fleury, para apoyar a la masonería tuvo como consecuencia  un edicto ineficaz de Luis XV prohibiendo a todos los leales súbditos asociarse con la francmasonería y al papa Clemente XII emitir su bula In Eminenti Apostulatus Specula de 1738, que jamás fue promulgada en Francia.
El historiador masónico Henry Coil, anota: para ser alguien que alcanzó semejante notoriedad, la carrera de Ramsay fue inusualmente oscura”. Fue iniciado el 16 de marzo de 1730 en la Horn Lodge de  Westminster,Londres. Miembro fundador de la Logia Louis l´Argent de París, fue además Gran Canciller y Gran Orador de la Gran Logia de Francia.
( datos extraídos de Ars Quauor Coronatorum, pp 280-315 vol 81 ( 1965), y de AQC vol. 81 ( 1968).
……………………………………………………..
El artículo de D. Ligou comienza así:
En la actualidad para el historiador del siglo XVIII y particularmente para el especialista de la historia masónica, el caballero Ramsay (Ayr, Escocia, 1686-París 1743) es ante todo, el hombre de un “discurso” célebre considerado como uno de los textos “simbólicos”de la masonería y que aparece con tal título en todas las buenas Historias de la Orden en Francia.
Para la gente de las Luces, era ante todo el hombre de Fenelon, el guardian de la llama “Cambraisiana”en el final del siglo, y de algun modo el heredero espiritual del arzobispo, aún si hoy día sabemos que el retrato que se ha elaborado es falso, al menos parcialmente.
Recordemos,sin exagerar, los episodios esenciales de la vida de Ramsay.
Nació en Ayr (Escocia) en 1686, hijo de un panadero calvinista y madre anglicana, estudió teología en Glasgow y Edimburgo, pero no llegó a obtener mas que el diploma de “Maestro de Artes
En 1709, se unió al ejército de Malborough en Flandes y comenzó una carrera de preceptor de hijos de grandes familias que le pusieron sucesivamente en relación con los Wemyss (1709), Sassenage(1716-23), Stuart (el pretendiente, Roma 1724), Chateau-Tierry (?-1730), Bouillon (1730).
Pero el episodio mas importante de su vida sucede de 1709 a 1715, su reencuentro con Fenelon y la influencia que ejercía sobre él.
Que se hubiera convertido al catolisismo no es de sorprender si se consideran las peregrinaciones religiosas de Ramsay, sucesivamente calvinista, cuáquero y anabaptista y sobretodo, nos lo dice él mismo, soberanamente hostil a la doctrina presbiteriana de la predestinación.
Por otra parte, francamente “estuardista” como buen Escocés y decidido vivir en Francia, todo su interés era el de unirse a la confesión dominante.
No es este el lugar para discutir el problema del quietismo, de sus pro y contra. Ramsay estaba convencido, y la prueba son la visitas que hizo a Madame Guyon en Blois desde 1715 hasta 1717.
En 1723 fue hecho caballero de San Lázaro por Felipe de Orleans, Regente del Reino, lo que le permitió ser tratado de “caballero”y se titula (tal vez sin razón) de “baronet de Escocia”, después “caballero barón” o “caballero abanderado
Puede así desposar en 1735 a una aristócrata inglesa jacobita y católica, María de Nairn ( o Nairne) que le dará dos hijos.
A los ojos de la opinión del pequeño mundo académico, Ramsay es ante todo el discípulo de Fenelon y su ejecutor testamentario.
En su voluminosa tesis de 1917, “Fenelon au dix-huitieme siécle en France”, A. Cherel pone bien en evidencia que son las obras del caballero y particularmente su “Historia de la vida de Fenelon” (1723) y también las ediciones de Dialogos de los Muertos y Diálogos acerca de la Elocuencia, cartas de diversos temas, obras filosóficas( 1718), el Discurso sobre la poesía épica y la excelencia del poema de Telémaco(1717) lo que lo hace conocido del gran público.
El mismo año de 1717, Ramsay había comenzado su obra de apología del prelado con un prefacio a una edicion de Telémaco, reeditado aún en 1734, un Ensayo de política convertido el año siguiente en un “Ensayo filosófico según los principios de M. Francois de Salignac de Lamothe Fenelon, arzobispo -duque de Cambrai”.Esas publicaciones tuvieron un gran éxito y la Histoire fue reeditada en 1725 y 1727.
Todas esas obras no hubieran merecido pasar a la posteridad si no fuera porque ramsay reconstituyó un Fenelon a su manera. Se acentúa mas el carácter místico de la teología del prelado y se pone bien en evidencia su quietismo, que es el resultado de las estrechas relaciones que Ramsay mantuvo en cierta época con Madame Guyón.
El Fenelón de la Histoire es incontestablemente herético y el testimonio de Ramsay demuestra que el catolicismo del escocés no era muy sólido y su ortodoxia algo vacilante.
Una observación a proposito de la tolerancia: tanto en la Histoire como en el Ensayo filosófico
Ramsay falsea completamente el pensamiento feloniano al hacerlo un apóstol de la tolerancia, especialmente en las famosas “misiones” en Saintonge.
Esa leyenda de un Fenelon liberal perdurará hasta mediados del siglo XIX cuando las publicaciones de O. Douen de la Societé de l´Histoire du Protestantisme francais, que muestra, texto en mano, que Fenelon alentaba medidas de fuerza y sobretodo la intervención de los dragones.

Nota del T. Saintonge es una población de la región del Poitu, donde fue comisionado Fenelon despues de la revocación del edicto de Nantes por Luis XIV, para lograr la conversion de los hugonotes, con “guante de terciopelo y mano de hierro”.

En 1727, la reputación de Ramsay como “ literato” fue adquirida por la publicación del “Viaje de Ciro”, imitación mas bien ingenua del “Telémaco” según Cherel, un libro perfectamente soporífero a nuestro modo de ver, pero expresion de un género literario corriente y popular en el siglo XVIII que permitía una crítica social algo ruda bajo la máscara de una utopía, y que no se detiene, pues en 1730 intenta una candidatura a la Academia Francesa. En 1735 publica en dos volúmenes una “Vida de Turenne” que es mejor recibida por el público.
Y ese es el momento en que intervendrá en la historia masónica.
¿Cuándo fue iniciado? La única fecha segura es la de 1730.
Según la revista inglesa Acta Quatur Coronatorum, vol.XLVII ( 1934); p.77, revista de una calidad y seriedad excepcional, tal iniciación se habría realizado el 13 de marzo de 1730 en la Logia “Horn” de Wetminster donde el Duque de Windsor fue el Venerable.
El hecho es indiscutible e indiscutido pero no puede explicar todo. Sobretodo si como Cherel o Pierre Chevallier ven en el Ciro alusiones masónicas y se tiene en cuenta una carta de 1729, descubierta por Mademoiselle Weil que habla de “nuestros sagrados misterios”. Pero aquí, nos hallamos en el mas perfecto dominio de la hipótesis.
J.Brengues deja la elección entre Blois, dentro del entorno de Mme. Guyon- aunque es bastante mas tarde que el quietismo “masonisará”, y la existencia de una logia en Blois despues de 1730 y mas que dudosa- una logia “galicana” en Paris que no podría ser otra que la “ Saint Thomas Num 1”, conocido refugio de jacobitas que aportará a la masonería francesa naciente sus primeros Grandes Maestres, hipótesis tentadora, pero a título gratuito pues ignoramos la composición exacta de ese taller.
Se puede también pensar en el “Gran Oriente de Bouillon”, pero tenemos tendencia a creer que la existencia de esa organización es muy fantasiosa. En cuanto a una logia de Chateau-Tierry de la cual nuestro hombre sería el creador, obviamente no existe traza alguna.
Podría de todos modos admitir, pero sin aportar alguna prueba real que Ramsay pudo haber sido iniciado en la logia “del Gran Maestre” a su regreso de Roma en 1725-1726. pero si tal hipótesis fuera plausible se chocaría con la iniciación de 1730
Pero, en masonería no se reinicia a un hermano que ya recibió la luz y en 1730, los hermanos londinenses afiliados a la Gran Logia de Londres conocian perfectamente la existencia de las logias denominadas “galicanas” de Paris, aunque tenían una tendencia a la cautela por su catolicismo y su estuardismo.
En efecto no sabemos nada de su rol masónico antes de 1736-1737, es decir al momento (27 de diciembre de 1736) cuando Lord Derwentwater sucedió a McLeane como Gran Maestre (de las logias de París, de la Gran Logia de Francia?)
Para el resto, se puede seguir la cronología de P. Chevallier que parece un poco mas segura. Según ese autor, Ramsay dará un “ discurso” el 26 de diciembre en la tenida de una logia particular “la logia de Saint Jean”, es decir muy ciertamente en la logia de la cual Derwenwater era maestro.
Probablemente haya sido la siguiente a la tenida de Gran Logia en que Dewenwater fue elegido Gran Maestre, Mac Leane nominado como pasado Gran Maestre y Ramsay Orador.
Es en esa calidad que retomará la lectura de su discurso en la tenida de Gran Logia el 24 de marzo de 1737, que había sido prohibido por órden superior.

Después de tanto tiempo se conocen las razones por las cuales Fleury, que protegía y pensionaba a Ramsay, había prohibido la reunión y es que podía privar a la Fraternidad de la protección superior de Luis XV.
Pensamos personalmente que los motivos de política exterior fueron esenciales y que el pacífico y anciano Cardenal creía que la actividad de los refugiados jacobitas, bajo la cobertura masónica no le creara dificultades con Londres.
Además la profundidad del sentimiento estuardista entre algunos de esos hermanos podía no haber sido evidente. Ramsay mismo pudo viajar tranquilamente en Inglaterra entre 1728-1730.
No se necesita decir que la acusación de “doble juego” fue aplicada, y quizás sin razón aparente, contra Ramsay.
Esa era la opinión del ocultista Derté( llamado Teder) y de A.Mellor quien, más aun, lo considera psicológigamente anormal sino medio loco. Cherel insiste sobre la actividad de Ramsay en Inglaterra durante los años 1728-1730 y sobre las relaciones que tenía con el “establishment” Hanoveriano después de haberse convertido en miembro de la “Gentlemen´s Society”, al menos en opinión de Gould, y doctor honorario en derecho civil de la Universidad de Oxford, a pesar de la oposición de los maestros mas jóvenes que le reprochaban su catolicismo, que es superada cuando un Dr. King responde que Ramsay era un discípulo de Fenelón, lo que prueba la gran popularidad del prelado del otro lado de la Mancha.
Lo que es seguro es que sin recursos precisos, extranjero y sospechoso, jamás estuvo totalmente libre de sus actos.
En 1728 parece haberse reconciliado con la Inglaterra Hanoveriana lo que permitirá que P. Chevallier afirmara que fue “un instrumento inconsciente- un neblinoso metafísico; no olvidemos, de la política de infiltración de emigrados británicos sobre el continente”
Pero, paradojalmente para un estuardista, es hombre de Fleury, quien lo pensiona. Sus hesitaciones explican los cargos violentos del autor de la Ramsayde, poema mediocre atribuido erróneamente a Voltaire, y que muestra a un caballero estafador literario, hombre de sinceridades sucesivas, sobretodo en materia religiosa que se muestra sucesivamente como “deista y quietista” dependiendo de una pensión, coqueteando con la tumba de “Saint Paris”, lo mismo que con el Journal de Trévoux.
Mathieu Marais, escribiendo a su amigo Bouhier, presidente de Dijon, afirmaba en 1731 que el escocés es “de todos los partidos, del Rey y de la Liga lo que eventualmente le hará ganar un sillón académico”,cosa que, sabemos, no se produjo.
……………………….continúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada