domingo, 13 de mayo de 2012

Los primeros tiempos de la francmasonería especulativa según los libros de actas de logia. (Parte 1)

Próxima entrada de la Imprenta de Benjamín: jueves 24 de mayo

........................................................................................................

La Fraternidad  masónica escribe su propia historia en la forma de Actas e Informes. No es una historia fácil de leer, ni tiene índice pero es una crónica del Oficio mucho mejor que cualquier trabajo hecho por historiadores.
Y tenemos aquí un retrato de esas primeras logias de acuerdo a sus Actas.
……………………………………………………………………………..

La mayoría eran muy pequeñas; una de 60 miembros se consideraba excesivamente grande y difícil de controlar; la mayoría tenía entre 15 y 20 miembros y parecen haber sido corrientes las reuniones de solo seis o siete hermanos presentes.
Todo a lo largo del siglo 18 y bien entrado el 19, las logias se reunían en Tabernas y posadas.
Como los salones estaban en uso para otros propósitos, el amoblamiento de la logia o bien era de propiedad del posadero o patrón, o bien se empacaba y almacenaba entre dos reuniones.
Ese arreglo no era jamás satisfactorio y las logias se mudaban con frecuencia, algunas hasta una docena de veces en diez años.
La fraternidad se reunía cerca de los salones de los bebedores, y a veces se presentaba un camarero o alguien que transportaba un cajón de vino y así que en ciertos casos eran “ hechos”expresamente para permitirles entrar y salir de la sala de logia mientras estaba en sesión.

Nota del T: “ hechos” se refiere a creados o convertidos en masones, recibidos, iniciados.

Las logias se conocían por el nombre de la taberna en la cual se reunían- como la “ logia del Ganso y la Parrilla” ( Goose and Gridiron) o la logia de la Cabeza de Cabra ”( Goat´s Head)  y así ingresaron al Registro de la Gran Logia en su Lista Grabada.
Fueron numeradas mas adelante, a sugerencia del Dr. Thomas Dunckerley ( que junto a Desaguliers, Preston y Dermott, figura entre los arquitectos de la Fraternidad).

En el centro del Salón de la Logia se disponía una mesa, usualmente de tablas y caballetes. Y la Logia se abría con los miembros alrededor de esa mesa; los asuntos eran despachados allí; se  hacian” o iniciaban candidatos; los Hermanos comían y bebían durante horas y eso no era un agregado a los asuntos de logia sino parte integral de los mismos.
Una “ Fiesta“ de logia era la reunión de logia y cuando las mas antiguas insistieron en que la Fiesta Trimestral o Gran Logia fuera restaurada, en realidad estaban demandando que esa reunión se hiciera al “ estilo de las antiguas costumbres”.
Las cenas en las logias ricas a veces eran elaboradas y costosas, con una docena de licores y una larga lista de “brindis”. En un caso, el Secretario de una logia rica, preparó una “ fiesta” para 51 miembros.

Muchas logias poseían su propio juego de poncheras, platos, copas y botellas; unas pocas hasta contaban con su propia bodega.
Las cuotas de socio se llamaban “suscripciones” y la mayor parte del dinero se aplicaba al pago de las cenas. Los fondos para caridad eran un asunto usualmente voluntario, se disponía una Caja de caridad custodiada y a la mano. Se imponían multas a derecha e izquierda por falta asistencia, por “haberse propasado de licor”, por discutir, por proferir juramentos profanos, etc.
Los visitantes eran “multados” con algún dinero para pagar los costos de bebida y alimento.
El título del Maestro de la Logia era el de “ Muy Venerable”, se lo elegía por seis meses y en ciertas ocasiones designaba sus propios Vigilantes.
Solo unos pocos Secretarios recibieron estipendios y casi ninguno llevaba un sistema regular de Libros, así que había frecuentes problemas con las finanzas de la logia. ( La Gran Logia de Escocia expulsó a un Gran Secretario por esa razón).
El Tiler ( o GTE) llevaba una espada o “ puñal”, y recibía un pago- era un “sirviente” y rara vez se lo consideraba entre la clase de los demás miembros. Tenía muchos deberes: guardia en la entrada, examen de los visitantes, envío de convocatorias, cuidado del moblaje, etc.  Ese oficio a veces pasaba de padre a hijo en sucesión dentro de la misma familia. (Montgomery, un famosísimo Gran Tiler llegó a ser mas conocido que el propio Gran Maestre).
Y por lo menos hay un caso en que un hermano servía como Secretario de todo un grupo de logias, y mucho mas frecuentemente lo mismo  de los Tilers.
Las actas que se encuentran son en general muy elementales,breves y de poca importancia por años. Por décadas no fueron firmadas por el Maestro. El Secretario guardaba sus registros “ in ye bag” ( en la bolsa) que llevaban a su hogar o depositaban en la base de algún pedestal.
La ortografía aparece con palabras escritas tal como se pronunciaban en el momento, y en mas de un acta el nombre del Maestro está escritos en dos o tres formas diferentes.
Así encontramos estas variantes para aprendiz: apprentice, prentice, interprentice, prentiss, prentayee, etc.
La lengua inglesa de aquellos tiempo tenía una pronunciación algo distinta de la actual: así por ejemplo TÉ ( tea) se pronunciaba como “ tay ” si se recuerda a la poesía del H. Alexander Pope).
Las actas son escasas porque los Secretarios hacían el menor trabajo posible sea  porque estuviesen temerosos de violar el secreto o como protección de miradas ajenas al llevar las actas en su bolsa a casa.
Los Candidatos al parecer  vestían túnicas, porque hay frecuente mención de compras en el inventario de la logia, y a veces hasta se mencionan bragas y pantalones.
La logia británica promedio era muy localista y poco sabía de los asuntos de la fraternidad en los países adonde se expandió.
Para muchos de esos HH, America significaba “ Indias Occidentales”, lo que hacía fácil detectar impostores “ extranjeros”. Un cierto número de Actas registra el trato dado como “ turcos”, a los franceses y “americanos ricos”. El americano rico era un mito que aún sobrevive en algunas localidades británicas: Un “turco” era cualquier extranjero con la piel algo mas oscura.

La gran mayoría de los miembros eran solo Compañeros de Oficio. Hay un caso en que el Venerable Maestro fue un Aprendiz. Los dos grados con frecuencia se conferían a la vez, en “reuniones de emergencia”.
El grado de Maestro Masón al principio era conferido en Logias de Maestros y  estaba
reservado a Maestros o Ex Maestros solamente ( reales o virtuales).

Las logias mas antiguas, como las que formaron la primera Gran Logia de 1717, estaban
familiarizadas con algunos ritos y costumbres; pero después que las logias de “hombres nuevos” se multiplicaron por cientos, los masones en general tenían solamente un conocimiento rudimentario de la francmasonería; se hicieron muchos experimentos y cambios  intentando primero una cosa y después otra. ( Una Logia usaba una Biblia en el altar en tanto otras tenían los Antiguos Cargos en un pedestal)
Las logia de especulativos bajo la primera Gran Logia con sus dos grados ( y posteriormente tres) fue solo uno de muchas variantes que imitaban a la masonería operativa; en las ciudades principales existía separadamente y sin conexión alguna al parecer, la Honorable Sociedad de Masones Operativos; y la Compañia de Masones.

Existían logias autoconstituidas llamadas  libres” o “de San Juan” , que no estaban adscriptas a la Gran Logia; en Irlanda del Norte había muchos masones individuales que se denominaban a si mismos “ clandestinos”, que no o no tenían logias o eran temporarias; existían muchos altos grados u “órdenes laterales” como las de los  Masones Escoceses” que aparecen y desaparecen repetidas veces de las actas inglesas, etc.

Toda esa confusión, juntamente con las logias bajo patente (chartered), aparece en muchos de los Libros de Actas y llevó casi un siglo clarificar y cristalizar eso bajo un sistema unificado de masonería Regular.
Si los masones disputaban fuera de la logia, o si uno acusaba a otro de prácticas deshonestas, con frecuencia esas disputas eran llevadas ante la logia para su fallo y sentencia y esa puede haber sido otra de las causas de la brevedad de las actas.
Las logias (excepto en Londres) tenían poca conciencia de Gran Logia o sencillamente no se interesaban en ella, y la Gran Logia misma parece haber descuidado a las logias porque con frecuencia era imposible obtener a tiempo una comunicación o réplica del Gran Secretario.

Después que se establecieron las Grandes Logias Provinciales, ya las logias podían verlas como la “Gran Logia” y no como la “Gran Logia de Londres”.
No se animaba a las logias a que presentaran sus quejas ente la Gran Logia y menos cuestionar alguna de sus decisiones- una logia fue reprendida por hacerlo tomándolo como un insulto a “Su Gracia, Alteza Real, el Gran Maestre”
La formación de la Gran Logia disidente de Wigan, por ejemplo, fue debida en parte a la completa inactividad por cuatro años tanto de la Gran Logia como de la Gran Logia Provincial.

Un masón de hoy día siempre es conciente de la “ Fraternidad” y aún cuando tiene su propia logia en mente, siempre se refiere a la Fraternidad. Años atrás solo existía un leve reconocimiento de “la Hermandad” y sus intereses se concentraban solo en la logia local.

Un masón de hace 200 años amaba a su logia tanto como a su propio hogar. Llevaba a ella platería, pinturas, muebles, parafernalia, libros, cristalería etc, al punto de que muchas antiguas logias escasamente tienen hoy algunos centímetros cuadrados de pared sin cubrir, y se formaba una rica atmósfera de sentimiento familiar, de amistad íntima y de hermanos que habían dejado sus recuerdos en el Salón de la Logia.
………continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada