domingo, 20 de noviembre de 2011

Diez teorías acerca del origen.(Parte II)

La Imprenta de Benjamín publicará sus artículos, en lo sucesivo, a intervalos de aproximadamente 10 u 11 días.
Próxima  entrada: jueves 1 de diciembre.
.............................................................................
 Aquí la segunda y última parte:


Teoría de la “Asociación”. de A. Geoffrey Markham. (16)

El H. Geoffrey Markham nota que para el año 1623 existían grupos de hombres no relacionados al oficio de la construcción pero que sostenían una convivencia cercana.
Se diferenciaban en edad y oposición social pero mantenían relaciones armoniosas, teniendo en común la lealtad al gobierno, exclusión de religión y política en sus reuniones y practica de la caridad entre sus miembros.
Habían adoptado algunas de las ceremonias y atuendos de los masones operativos ( el oficio de la construcción). El H. Markham se maravilla de cómo tal asociación pudo haber sido perfeccionada en los 1700, especialmente porque la evidencia de Ashmole, Plot y Autrey apunta a la existencia de una masonería especulativa anterior a 1646.
Concluye que la construcción de iglesias, donde los donantes (la nobleza), los empleadores ( la burguesía) y los constructores (la clase baja) llegaron a estar asociados en un noble proyecto común.
Tales asociaciones pudieron dejar que los no masones (no constructores) llegaran a “asociarse” como  miembros.
Cuando la construcción de iglesias se detuvo, alrededor de 1540, esos “asociados” habrían llegado a ser los “especulativos”, apoyando el “origen” en tiempos isabelinos.
El H. Markham, después de presentar una gran cantidad de evidencias, señala en otro artículo:
“… Uno puede ver a la masonería no operativa como una amalgama de ideas derivadas primariamente de una asociación con una extensa base de laicos y masones operativos antes de los 1540, y secundaria pero muy significativamente desde las guildas religiosas, necesariamente antes de su extinción en 1547.
.......................................................................................

Teoría de “Los orígenes monásticos”, de Cyril N. Batham.  (18)

Batham primeramente destaca la teoría Transicional enunciada por Carr (19)
Remarca que esa teoría se basa en la idea de que los hombres no involucrados activamente en el oficio de masón (o sea, la construcción) fueron admitidos en las logias de masones operativos.
Como la construcción comenzó a declinar, los extraños habrían llegado a ser lo suficientemente  numerosos como para asumir el control de las logias y al cambiar enteramente los aspectos del oficio, quedaron habilitados para modificar las ceremonias y formas de la logia, tal que gradualmente fueron evolucionando a nuestra actual francmasonería no operativa.
Batham cita dos piezas de evidencia que se enfrentan a esa teoría transicional:
a)      Excepto por una logia en la frontera (mas escocesa que inglesa) no existe evidencia de que algún no operativo haya sido admitido en alguna logia operativa de Inglaterra.
b)      No existe evidencia de que alguna logia operativa inglesa haya cambiado sus bases operativas.
Y con esto, Batham pasa a exponer su propia teoría:

“ …justamente para cuando Inglaterra comenzaba a emerger de la Edad media y crear una sociedad nueva) existía una Inner Sancta, ( un Santuario Interno) con una membresía restringida al señor y sus eruditos hermanos.
Con la disolución de los monasterios, bajo Enrique VIII en 1538, seguido por la abolición de las fraternidades religiosas en 1547, algunos de esos miembros del Santuario habrían sobrevivido como células secretas hasta el final del siglo 16 o principios del 17.
Cuando las condiciones se volvieron mas favorables, después de la Restauración, emergieron, se expandieron y presentaron en la forma de la francmasonería especulativa que conocemos hoy.
Cuidadosamente habían conservado los signos de las fraternidades secretas que incorporaron parcialmente a la nueva sociedad.”
Y cautelosamente concluye: “… no puedo probarlo…… no existe prueba de la teoría transicional  como no la hay  de ninguna otra teoría de los orígenes masónicos que se sugieren de tiempo en tiempo..”
.............................................................................................

La Teoría del “Concepto Darwiniano”, de Cyril Richard S.E. Sandbach

A su modo usual y erudito, el H. Sandbach considera el “cómo, cuándo, dónde, quién, y porqué” de los orígenes de los francmasones:
a) Los masones operativos ofrecían alojamiento seguro y a salvo de traiciones a los enemigos o pícaros que poseían sus secretos de reconocimiento aunque no hubiera  logias operativas. Este “refugio seguro” pudo haber extendido aún a aquellos que deseaban ser “hechos masones- la teoría del pasaporte”.
b) En 1690, alboreaba ya la edad de la razón. Los contactos sociales en las principales áreas de población debieron provocar discusiones entre los masones que habían sido “hechos” en esos refugios y crear un sentimiento de independencia.
c) El “movimiento masónico” de la última parte del siglo 16 bien pudo haber sido influenciado por factores religiosos determinando cuestiones como “porqué” y “en qué forma” sobrevivieron las logias masónicas en ese siglo 16.
d) En el mundo de la evolución social (como en la evolución de Darwin) los eventos  son moldeados con mas frecuencia por las circunstancias sociales y ambientales, que por la política.
El único comentario que podría hacerse es que en el Origen de las Especies, Darwin  no explica como se originan las nuevas especies, sino como evolucionan.
Ese origen permanece hasta hoy como un rompecabezas y puede que se aplique también a los Francmasones originales.
Esto hace recordar  los versos de Alexander Pope: ( Nota del T: epitafio de Newton)

“Nature, and Nature´s laws lay hid in night:
God said, “ Let Newton Be¡” and all was light”
A lo que Sir J.C. Squire agregó:
'It did not last: the Devil howling 'Ho,
Let Einstein be', restored the status quo.'

“La naturaleza y sus leyes se ocultaban en la noche:
Dios dijo ¡ Que Newton sea!, y se hizo la luz.”

Pero no duró: el Diablo gritó “ ¡Ho!”
¡Que Einstein sea! y el status quo se restauró”

..........................................................................................

La Teoría de “la Era del Iluminismo”, de Michael Spurr.

En un discurso muy elegante, Spurr sugirió que hubo un tráfico de dos vías entre los principios de la francmasonería y los ideales del Iluminismo.
Y eran los conceptos de hermandad, igualdad, respeto por la ley del país, lealtad al rey y creencia en un Ser Supremo- ya enfatizados por el hermano Markham.
Esa teoría apoya los aspectos evolutivos de la francmasonería pero no su origen en realidad.
...........................................................................
 La Teoría de “la Royal Society”, de (Michael Baigent)

El H. Baigen ha concluido en que: “No hay Orígen… es una bestia mítica”.
El tiene en cuenta las conexiones de la masonería especulativa con el pensamiento hermético y con el establecimiento de la Royal Society de Londres.
En la discusión, surgen variadas objeciones:
a)      Exceptuando al Ojo- Que- Todo- Lo- Ve, y el Hexalfa, los símbolos de la francmasonería no tienen otras conexiones con el pensamiento hermético.
b)      Los miembros de la Royal Society dentro de la francmasonería eran pocos, ciertamente Ashmole, Moray y Kincardine; muy dudosamente- Evelyn, Wren y Newton. Sin embargo ninguno de ellos tuvo alguna influencia en los orígenes de la francmasonería.

..............................................................................................
Resúmen:

Se han presentado diez teorías desde las páginas de AQC en el siglo XX y seguramente hay mas, quizás para publicar o para investigación.
Termina el siglo XX y los orígenes de la masonería especulativa permanecen envueltos en el misterio, aunque algunos velos han sido levantados desde las páginas de Ars Quatuor Coronatorum.
Una palabra final- permítaseme ofrecer este concepto: y es que exceptuando la Teoría de la Transición  (para la cual existe escaso apoyo), puede que tengamos un gran éxito si consideramos un origen multifactorial antes que uno sencillo.
En distintas partes del país y en diferentes circunstancias, cada una de esas “teorías” puede que hubiera jugado un papel de cierta importancia. Cuando comemos una ensalada de frutas, cada cucharada contiene cantidades diferentes de manzanas, naranjas, bananas, piñas- y sin embargo pueden parecer una fruta deliciosa.
Permitidme otra analogía. Cuando se viaja por un barco rápido desde Nápoles a Capri, acercándose al final del viaje uno contempla dos enormes rocas saliendo del mar. Cuando el barco entra al muelle se encuentra con que no son dos sino tres rocas. Del mismo modo nuestro punto de vista de uno o mas de los “orígenes” puede ser diferente en distintos momentos y diferentes ángulos.
Si podemos aceptar ese concepto de “ensalada de frutas” y de un sentido de múltiples factores, podremos coincidir en una aproximación unificada que nos pueda acercar a la verdad.
No estoy proponiendo ninguna nueva teoría. La verdad yace enterrada en algún volumen de AQC ( como muchas verdades masónicas).
En el primero, uno de los Fundadores de esta distinguida logia, el Rev. A.F.A. Woodford dice:

“ todos los pensadores y estudiosos se enfrentan a una enorme dificultad respecto a la investigación masónica, la imposibilidad de contabilizar sus orígenes, o dar con alguna línea diferente de existencia y desarrollo. En verdad, quizás sea mucho mas probable que la francmasonería no dependiera de un solo canal de progresión, sino que puede que hubiera varias fuentes co- existentes y convergentes que la originaron.”(24)
La búsqueda debe continuar hasta llegar a tener un Consenso Unificado de los orígenes.
Esperemos que con el comienzo del siglo XXI podamos progresar en nuestro conocimiento de lo que el H. Sandbach subrayaba- la evolución de la francmasonería especulativa como la conocemos hoy- y que el H. Markham tan convincentemente demostraba ( 26) :“los historiadores deberían unirse a nosotros los masones en la empresa de situar a la francmasonería en su propia perspectiva dentro de los factores evolutivos, históricos, sociales y ambientales que hacen posible que todos jueguen un papel”
Y para esto, los volúmenes del siglo XX de AQC están repletos con ideas para la investigación masónica.
Hasta entonces, podremos decir junto con Isaac Newton:

“.. no se lo que yo pueda aparentar ante el mundo, pero a mi me parece haber sido solo un niño jugando en la orillas del mar y divirtiéndome al hallar un guijarro mas suave o una caracola mas hermosa que lo normal, en tanto que el gran océano de la verdad permanecía allí ante mí, todo por descubrir…”

…………………………………………………………

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada