martes, 26 de abril de 2011

LA FAMOSA MARCHA EN PROCESION Y PARADA ANUAL DE LA GRAN LOGIA, 1737

En abril de 1737, para celebrar la instalación del nuevo Gran Maestre electo de la primera Gran Logia de Londres, el Conde de Darnley, se realizó una Gran Parada y Marcha en Procesión por las calles de la ciudad debidamente relatada por James Anderson en su Libro de las Constituciones, donde describe las bandas de música, tambores y cornos sobre caballos blancos y el orden de los oficiales.
Fue dura y satíricamente atacada por un periódico opositor al gobierno de la época.
.....................................................................................................................................
Extractado de  las Transactions of  the Quatuor Coronati Lodge. 
Volumen XVIII. 1905.
Comentarios contemporáneos de la francmasonería del siglo 18:
Los complementos en prosa de las burlas pictóricas.
Por W.J. Chetwode Crawley.

Título original:
CONTEMPORARY  COMMENTS ON  THE  FREEMASONRY  OF
THE  EIGHTEENTH  CENTURY:
THE  PROSE  COMPLEMENT  OF  PICTORIAL  MOCK  MASONRY
BY  W.  J  CHETWODE  CRAWLEY.
.............................................................................................
En los primeros días de existencia de la Gran Logia de Londres, aparecían caricaturas y parodias dramatizando las Procesiones y Marchas de esos francmasones por las calles, aportando una prueba incidental de la consideración que la Sociedad había alcanzado en Londres y Westminster,  que era su radio de acción.
El nuevo Oficio comenzaba a aparecer en los medios literarios mas prestigiosos a modo de noticias complementarias de las caricaturas .
Pero hubo también violentos ataques descalificadores, como el que llevó adelante un periódico de pequeña tirada, que por coincidencia se titulaba “The Craftsman” (El Artesano).
En el siglo 18 los periódicos mas seriamente considerados se dedicaban a ensayos políticos o sociales.
Algunos como The Craftsman, apoyaban la oposición al gobierno del Primer Ministro Walpole, contando entre sus favorecedores a una cantidad de hombres de estado como el Conde de Bath.
El periódico aparecía regularmente dos veces a la semana bajo la firma de su editor “Caleb D’Anvers, de la Taberna de Gray, Caballero” (Caleb DÁnvers, of Gray´s Inn, Esq), una falsificación en todo el sentido de la palabra, que decoraba la portada.
Tal seudónimo ocultaba la persona de Nicholas Amhurat (1697-1742) un satírico panfletero de considerable mérito. Pertenecía a ese tipo humano que siempre se opone a alguna cosa o a todas.
Imprimíó su folleto, que apareció en diciembre de 1726, dos veces a la semana excepto cuando él o su impresor estaban en prisión, hasta 1737 cuando fue sumariamente prohibido por el gobierno, por haber fraguado cartas de laureados poetas a los que atribuía palabras de Shakespeare y Ben Jonson que aparecían elegidas como subversivas a los principios y prácticas del gobierno del momento..
 La famosa procesión de 1737 en un diario de Paris

Unas pocas semanas antes de que desapareciera el periódico, tuvo lugar la Parada Anual y Marcha en Procesión de los francmasones, debidamente relatada en el Libro de las Constituciones del Rv. James Anderson de 1738  y fechada el 28 de abril de 1737, para la instalación del nuevo Gran Maestre electo, el Conde de Darnley, describiendo las bandas de música, tambores y cornos sobre caballos blancos y el orden de los oficiales en el desfile por las calles de Londres.

Y se publicó esto del cual se transcriben algunas  partes, con una carta pretendidamente dirigida a Caleb DÁnvers y firmada por un tal Jachim, donde se decía entre otras cosas con un tono pleno de ironía y burla:

THE  COUNTRY JOURNAL  ;
or,  THE
CRAFTSMAN.  [No. 563.
By Caleb D'Anvers,  of  Gray's  Inn, Esq ;
Saturday, April  16, 1737.

…” entre todas las instancias que recientemente se han producido en nuestra ventaja sobre otras naciones en cuanto a Libertad , hay una remarcable y de la mayor importancia que merece toda la atención: Me refiero a la Tolerancia de esa misteriosa Sociedad llamada de los Freemasons, la cual ha sido suprimida no solo en Francia sino también en Holanda, como una formidable  y peligrosa carrera de hombres  a los que se les permite mantener reuniones privadas en cualquier parte de la ciudad  y aún aparecer en  procesión pública con todas las insignias de su Orden.
De hecho, a menudo me asombro que no hayan sido sujetos a ninguna de las Restricciones  que aún restan en Inglaterra; nuestro actual muy excelente Ministro siempre ha preservado una sagrada e inviolable consideración a la Libertad, y pienso que el gobierno sufrirá por esas oscuras y clandestinas asambleas en las que pueden tramarse conspiraciones y complots contra el estado, bajo la pretensión de Amor Fraternal y Buen Compañerismo.
El Acta de Tolerancia no permite conventículos privados, ni aun en los casos de Conciencia, sino que exige que todos los lugares de reunión, o lugares de culto divino, no solamente estén aprobados sino publicados y que todos los demás sean penalizados como contrarios a la Ley.
………………………………………
“…Ellos( los francmasones) derivan, como me ha sido informado, sus orígenes desde la Construcción de Babel, cuerpo conocido como un audaz intento contra los Cielos, tanto que Dios mismo contrarió sus designios con la Confusión de las lenguas, tal que esos impíos ofensores no se pudieran entender entre sí. Pero, al contrario, nuestros masones modernos pretenden poseer un lenguaje universal, una lengua muda por la cual las gentes de todas las naciones sobre la superficie de la tierra que estén iniciados en sus misterios, puedan fácilmente entenderse por la ayuda de ciertos Signos, que nadie comprende sino ellos.
Se dice que por los mismos Signos ellos pueden obligar a cualquiera de sus hermanos y abandonar su trabajo, u otras ocupaciones y seguirles adonde les plazca; un Poder de naturaleza muy peligrosa y que puede ser empleado para un uso dañino.
La Concordia y la Unanimidad, que reina tan remarcablemente entre ellos, es muy sorprendente; pues se componen de gentes de todas las naciones, partidos y religiones.
Estamos diciendo que jamás se supo que en sus reuniones hubiera algún disturbio o querella; y en su lugar hacerles justicia al decir que jamás se oyó de ninguna.
Ese impenetrable secreto, por el cual son famosos, es tema de justa sospecha, y parece indicar que hay algo en sus ritos y ceremonias nocturnas que temen sean descubiertas.
Por tal razón no solo se encierran en el salón donde se reúnen y no esperan a nadie que no sea un hermano; pero en todas las ocasiones extraordinarias (tales como la admisión de un  nuevo miembro, o instituir logias, como las llaman) se ubica un centinela en el lado exterior de la puerta con una espada desenvainada en su mano para prevenir indiscreciones.
Esa no es la única marca de su carácter de Orden Militar, pues es muy observable que tienen a un Oficial Jefe con el titulo de Gran Maestre, a imitación de los Caballeros de Malta, y delante de él es portada una espada, casi tan grande y decorada como la de Su Majestad.
Esa espada le es presentada, como he informado, por un Gran Par que es un Católico Romano
También hay algo emblemático en los Guantes  y Mandiles con los que frecuentemente se presentan en público y en privado.
Cada cuerpo sabe que Guante solo es otra palabra para designar un Gauntlet(Guantelete)y que  el Guantelete es una pieza de la armadura para cubrir las manos.
Un Mandil, en cambio es un símbolo propio de la masonería en sentido literal; un ingenioso amigo me ha dicho que en artillería se llama así a una pieza que cubre el agujero del cañón cuando está cargado y dejo a mis superiores juzgar si  esto no puede ser el uso que le dan los freemasons para tipificar algo de la misma naturaleza.

 Otro grabado de la época con una procesión

.... se han dispersado en distintas logias por todas partes del reino y especialmente en esta metrópolis como si fuera el propósito de buscar voluntarios en los cuales no hacen distincion alguna de personas; porque es bien conocido que no solo admiten turcos, judios e infieles sino también a jacobitas, no juramentados, y papistas.
Mantienen sus documentos muy en privado y como he observado es imposible observar de que se trata el sello de secreto que tienen inventado que es capaz de sellar las bocas de las gentes y multitudes; pues que hay muchos a quien algunos de esos solemnes juramentos no podría  obligarlos en todas las ocasiones y sin embargo no han sido capaces de librarse de semejante fidelidad en ese particular. Y deseo que no se trate de algo así como la horrible obligación de Catilina con sus compañeros conspiradores.
Así, que en general, esa misteriosa sociedad tiene mucho aire de una Inquisición donde cada cosa es transada en la oscuridad y espero que no pueda ser incubada desde el mismo infierno original, al amparo de su pretendida antigüedad.
Soy conciente que pueden alegarse muchas razones plausibles en defensa de esa sociedad.
Y ante todo debe decirse que un erudito teólogo de la Iglesia de Inglaterra ha publicado hace tiempo las “Instituciones de los Free-masons” que contiene solo lo que es perfectamente inocente, para probar que es una reunión para entretenimiento antes que una formidable y peligrosa secta.
Pero debo hacer notar que ese Libro esta escrito mas para divertir que para informar y los ubica en una escena equivocada, pues no se supone que puedan haberle revelado los misterios de que consiste en esencia su sociedad.
Sin duda que tienen su secreto, tal como los jesuitas y no podemos esperar conocerles jamás, a menos que sea por un accidente, como ha sucedido.

Pero el argumento mas material es que en esa sociedad hay muchos de la nobleza, gentilhombres y aún clérigos, algunos de las mas indudable afección a la persona de Su Majestad, Su familia y el Gobierno, tal que se hace imposible cualquier designio en su contra, sin Su consentimiento …..

Pero, con la debida deferencia a esas honorables y reverendas personas (por quien nadie puede tener mas profundo respecto que yo mismo) debo ofrecer mi opinión de que este argumento es muy falaz y sobre el cual no tenemos segura dependencia; pues yo he comprendido el juramento que los francmasones toman y que es de tal naturaleza que ni las mas oscuras conspiraciones o maquinaciones les permiten romper. Asimismo, ¿como podemos saber si una persona que conocemos y apreciamos no participa de sus misterios? Ellos no tienen escrúpulos en reconocer que hay una distinción entre  aprendices y maestros masones, y quién sabe si ellos no tienen una superior orden de Cabalistas que guardan el secreto solamente para sí?
Habría que preguntarse, quizás, en que conspiraciones o pérfidos designios de toda suerte se han involucrado, aún desde la primer fundación de su sociedad?
Tal cuestión no es fácil de responder; pues sus principios y acciones son incompresibles y nadie puede pretender decir con alguna certeza en que les concierne o no, pero no puedo ayudar pensando que están detrás de algun “affair”, como en el tumulto de Edimburgo o el asesinato del Capitán Porteous, los que fueron concertados y ejecutados con tal unanimidad y secreto que nadie sino una turba de francmasones podría ser culpables de eso, sin descubrir alguna persona en tan numerosa multitud como involucrada en tan atroces acontecimientos.
Me siento complacido en escuchar que una Ley está pronta a salir, de la naturaleza del Black-Act ( la mas compendiosa de todas las leyes penales), para tales tumultos en el futuro enjuiciando a los autores y cómplices en Inglaterra; pues si los escoceses no hallan otros culpables, habrá toda la razón del mundo en que puedan ser tratados por un jurado imparcial, que nada supiera de ellos o sus caracteres, y deseo ver que los francmasones esten incluídos en la misma ley, para que pueda verdaderamente decirse que van al descubierto.
Yo se que esos hombres son considerados generalmente en Inglaterra como un hato de gentes frívolas que se reúnen solo para diversión y gastan ridículas bromas, pero es muy cierto que los sabios gobernantes de Francia y Holanda los ven a una luz muy diferente; y deseo que mi propio país siga ese ejemplo, al menos suprimiendo esas peligrosas asambleas.
Pero si una supresión total puede aparecer inconsistente con nuestra libre Constitución y mas incomparable Gobierno, tengo una alternativa a ofrecer, y es decretar un doble impuesto sobre todos los francmasones que por muchos años han estado con los papistas.
Estoy seguro de que un esquema tal no será desagradable al presente, cuando se buscan grandes sumas de dinero y las vías y los medios de hacerlo son difíciles de hallar. Estoy seguro que será mas aceptable a la humanidad en general o al menos al genero femenino que la reducción del interés del 3 por ciento sin redención por tasas, pues las damas tienen una muy mala opinión de los francmasones y como ellas son incapaces de ser admitidas en su orden, jamás se quejarán de algún impuesto que se les aplique por guardar un secreto, cosa que no esta en su naturaleza mantener.
Suyo, Señor &
JACHIN.
..................................................................................................................
.El episodio fue prontamente recogido por el periódico frances  Le  Pour  et  Contre (Los Pro y los Contra) en mayo del mismo año: La defense des francmacons  contre L´Artisan.
(THE  FREEMASONS'  DEFENCE AGAINST  THE  CRAFTSMAN.)
El 2 de julio de 1737, Caleb fue arrestado por orden del Secretario de Estado y  “The Craftsman” desapareció.
………

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada