jueves, 20 de enero de 2011

LA LEYENDA DE HIRAM . parte 1.

El Tercer Grado, el grado de Maestro como un desdoblamiento del de Compañero, aparece en la masonería especulativa inglesa hacia 1727, y ya para 1740 era casi de práctica general. Hay muchos interrogantes, como por ejemplo: ¿quién lo redactó?, el misterioso viaje de Desaguliers a Edimburgo en 1721, ¿fue para presentarlo en Escocia?, pero allí la primera vez que se practicó fue en 1738, diecisiete años mas tarde.
¿Cómo es que una logia casi irregular, cual era la de la Sociedad Philo-Musicae Apollo, ya lo confería en 1725? ¿Fue mutilado para crear el Real Arco? y varias incógnitas mas.
Iniciamos aquí la publicación de una serie de artículos al respecto y en especial a la leyenda hirámica, simbolismo y variantes.
…............................................................................................
Con autorización de propos maconniques( Over-Blog.com)
www.troispoints.info/
….......................................
LA LEYENDA DE HIRAM . parte 1.
Título original: La légende d´Hiram.

Orígenes y significado:

Munido de la palabra substituta, el Maestro Masón explora los paisajes propuestos por los ritos. Pero el viaje iniciático no puede ser completado mas que por aquel que no se contente con una palabra substituta. La verdadera Maestría exige lo esencial”.....

Los orígenes de la leyenda.

En el estudio de los orígenes de una institución es preliminar la distinción entre la leyenda y la verdad histórica. Tal distinción, entre la fábula y la realidad, se impone particularmente en lo que concierne a la leyenda de Hiram, donde los orígenes son a la vez oscuros y pasados por alto.
Si diéramos fé a los cuentos antiguos, sin duda que el problema sería rapidamente resuelto!.
Bastaría con interrogar a un Maestro, de preferencia uno “antiguo”, uno de los que conserva intacta la fé en las antiguas épocas y escucharle.
Hablará de los orígenes bíblicos de la leyenda, las etapas de la construcción del Templo de Salomón, las peripecias de la vida de Hiram y de su fin, asesinado por tres malvados Compañeros.
Citará nombres, hechos, fechas. Ninguna cuestión lo desanima pues el relato tradicional del cual es el intérprete, es de los mas precisos.
Inútil será decirle que sus dichos, aunque de sinceridad absoluta, no están apoyados por prueba alguna, que son poco confiables y que el trabajo del historiador, lejos de estar concluído después de haberle escuchado, recién comienza con eso.

Martin Saint Leon expuso las leyendas que manejan las federaciones que administran los tres Ritos del Compañonaje: “Compañeros del Deber y de la Libertad”, “Hijos del Maestro Jacques”, “Hijos del Padre Soubise”. Cada uno de los tres ritos posee su propia leyenda y pretende referirla a unos de sus tres fundadores: Salomón, el Maestro Jacques y Soubise.
Y cada leyenda posee asimismo diversas variantes en las diferentes versiones.
El Maestro Jacques habría sido uno de los primeros artistas de Salomón y uno de los Compañeros de Hiram.
Trabajó en la construcción del Templo de Salomón y se convertirá en el maestro de los Talladores de Piedra, los Masones y de los Carpinteros.
Una vez terminado el Templo, abandonó Judea en compañía de otro Maestro, Soubise, con el cual se confunde.
Soubise desembarca en Burdeos y el Maestro Jacques en Marsella. El final de la historia del Maestro Jacques parece calcado del relato de la pasión de Cristo: Cuando estaba en oración, se acercó uno de sus discípulos a darle el beso de paz. Esa era la señal convenida para que cinco asesinos le asestaran cinco puñaladas.
Soubise fue acusado de ser el instigador de ese crimen, lo que fue por largo tiempo causa de la desunión entre los Compañeros de los dos Ritos. Pero tal acusación finalmente fue desestimada por infundada e injusta.
Otra versión de la leyenda dice que en lugar de haber sido un artesano contemporáneo de Salomón, el Maestro Jacques es sencillamente el mismo personaje que Jacques de Molay, último Gran Maestre de los Templarios, quemado por orden de Felipe el hermoso. Jacques de Molay muy bien pudo, en el marco de las numerosas construcciones edificadas por los Templarios, dar una regla a los obreros masones, talladores de Piedra y formar sociedades de Compañeros.
Esa versión, a primera vista mas improbable que la precedente, tampoco se basa en algún fundamento histórico. Aunque la existencia de una filiación entre Templarios y Compañonaje no sería imposible, es fuerza de considerar como mas probable que sea pura conjetura.

La leyenda de Soubise está implícitamente contenida en la anterior. Soubise, arquitecto del Templo de Salomón como el Maestro Jacques, su amigo, fue convertido en el instigador del asesinato.
El hecho es por cierto controvertido. Pero de acuerdo a otra versión, Soubise era un monje benedictino que habría vivido al final del siglo XIII. Y es con la vestimenta de esos monjes benedictinos que se lo representa generalmente en las Cayennes.
Soubise habria participado, con Jacques de Molay en la construcción de la catedral de Orleans.El Compañonaje habría sido fundado en esa época y Soubise sobrevivido por algunos años al Gran Maestre de los Templarios.
Tal versión, que no es imposible, permanece igualmente en el ambito conjetural.
Los Compañeros del “Deber y la Libertad”, Hijos de Salomón, pretenden que su fundador es el mismo Rey Salomón. Y se refieren a una leyenda que se basa en un pasaje de la Biblia (Primer Libro de los Reyes, Capítulos 5y;7): “ El rey Salomón envía por Hiram de Tiro. Era el hijo de una viuda de la tribu de Neftali. Pleno de inteligencia y de ciencia para hacer todo trabajo en bronce. Vino adonde estaba el Rey Salomón y le hizo sus obras”.
Nada en ese texto permite concluir en la existencia de una asociación tal como el Compañonaje en el Templo de Salomón!. Pero la leyenda sigue al relato bíblico.
Para pagar a los obreros y eliminar a los intrusos y ociosos que se mezclaban con ellos, Hiram dio a cada uno e los obreros una palabra de pase para hacerse reconocer.
Así, cada uno era pagado según su mérito y recibía a su tiempo la palabra de pase de su nuevo grado. El Compañonaje de la Libertad se había fundado.

Una segunda leyenda se superpone a la primera. Tres compañeros, Holem o Hoben, Sterkin o Skelem y Hoterfut, furiosos de ser rechazados de la maestría decidieron obligar a Hiram a entregarles la “palabra” del maestro o ser asesinado. Esa versión forma la trama del ritual masónico de elevación a la maestría.
El relato mas conocido y completo de la leyenda se encuentra en el libro “Viajes al Oriente” de Gerad de Nerval. Nos cuenta “ la historia de la Reina de la mañana y de Soliman ben Daud, Principe de los genios” (la historia de la Reina de Saba y de Salomón, hijo de David)!
En los doce capítulos, desde el primero “Adoniram” hasta “Mac Benah”, el último, se revela en
ella todo el simbolismo de la leyenda
Los tres malvados Compañeros simbolizan la ignorancia, la hipocresía y el fanatismo.
La búsqueda y el descubrimiento del cuerpo de Hiram exaltan las tres virtudes opuestas, pero también la libertad y la fidelidad, la una sobre la otra y que son las virtudes del espíritu. La fidelidad es la luz del espíritu. Desde ese cambio de ideas después del suceso, la inteligencia no es mas que una “niña”.

El significado de la leyenda.

La leyenda de Hiram es para el nuevo maestro una invitación a reflejar su propio retrato en el espejo
que le propone la leyenda.
Tratará de observar cómo el espejo está compuesto, en tanto que lugar especular, con la metamorfosis de su propio yo simbólico!
Pues esa leyenda es ante todo un recurso a sí mismo, donde cada uno es invitado a hallar su propia verdad. Y es la que sin duda se encuentra en el sentido alquímico de la leyenda, si se mira bien en la alquimia el intento de cada individuo por descubrir su propia verdad, su propio secreto, a fin de hallar el conocimiento supremo reservado a cada itinerario humano.
¿Pues, qué es la Iniciación sino la travesía de la vida humana, con sus alegrías y sus pruebas
a través de las cuales el ser humano es expuesto, lentamente, a esa chispa que está en él y que una vez revelada esclarece el universo y le da un sentido?
Se encuentra a los actores de la leyenda en el Portal Norte de la catedral de Chartres donde aparecen David con Salomón y la Reina de Saba además de Zorobabel....
Salomón, constructor hace tres mil años del primer templo destruído en el año 600 antes de nuestra era por Nabucodonosor II. Cerca de él se halla Zorobabel, arquitecto del segundo templo, embellecido por Herodes y destruído por los romanos en el año 70 de nuestra era.
Ezequiel, el inventor del “tercer templo” desapareció del Portal Norte durante la Revolución. Pero San Juan Bautista en el mismo portal presenta al que pasa el emblema del tercer templo, la Jerusalen celeste, “ la Ciudad que no necesita del sol ni de la luna para brillar, pues el cordero es su flama”.

Aquí todo es simbólico”,esa afirmación, repetida en el curso de la iniciación masónica está cargada de sentido, porque anuncia el valor de la marcha y el método de trabajo: la busqueda de sentido, mas allá de la apariencia.
Después de su aprendizaje y de su compañonaje, el francmasón meditará sobre la pasión de Hiram.
Y se enterará que debe ser reconocido por una palabra que sustituye a “la palabra” que se perdió. La “palabra” está perdida para aquellos que creen que todo está visto, todo dicho, los que dicen
que “no hay nada que ver”.
La palabra estará perdida efectivamente cuando ya no se sienta capaz de producir un pensamiento novedoso a proposito de los simbolos.
Así la “palabra”siempre estará por encontrarse y su búsqueda exige un constante cuestionamiento de nuestras certezas anteriores.
Munido de la palabra sustituta, el maestro masón explora los paisajes propuestos por los ritos. Pero el viaje iniciático no podrá ser realizado mas que aquellos que no se contenten con una palabra sustituta. La verdadera maestría exige lo esencial.
Aún así es necesario conservar un espíritu crítico y un cierto humor, a fin de no convertirse en un devoto beato que escucha una “revelación” por parte de sus maestros. Así al comienzo de la búsqueda, debe saber que la “palabra” no se le dirá. Se le mostrárá, bajo la égida de la rosa, salida de una caja, bajo forma de iniciales que son el símbolo de la “palabra” y no “ la palabra” misma, finalmente encontrada.......

Por Eusthénes.
….................................................................................................
Para consultar el archivo de trabajos (en francés) del blog Propos maconniques, el enlace siguiente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada