sábado, 25 de septiembre de 2010

COMPAÑÍA DE MASONES DE LONDRES. Última entrega

Esta es la entrega novena y  final del capítulo " La Compañía de Masones de Londres", del libro de Robert F. Gould..


Wyatt Papworth sostiene que: .."el uso más antiguo del término inglés “Freemason” es de 1396”
Que la palabra "Freemason" aparece entonces, y  por primera vez en cualquiera de los registros que se conservan en relación directa con las operaciones de edificación, es un hecho claro e indiscutible. En la colección Sloane, no. 4595, página 50, está la copia del documento original de fecha 14 de junio, 19 de Richard II o AD. 1396:

14 June. Pro Archiepiscopo Cantuar.
(Pat .19 R.2. p 2. m. 4.) Rex omnibus ad quos &c . Salutem Sciatis quod con-cessimus Venerabili in Christo Patri Carissimo Consanguineo nostro Archiepiscopo Cantuar. quod ipse pro quibusdam operationibus cujusdam Collegii per ipsum apud Villam Maidenston faciend . viginti et quatuor lathomos vocatos ffre Maceons et viginti et quatuor lathomos vocatos ligiers per deputatos suos in hac parte capere et lathomos iilos denariis suis eis pro operationibus hujusmodi rationabiliter solvend .quousque dicti operationes plenarie facte et complete existant habere et tenere possit . Ita quod lathomi predicti durante tempore predicto ad opus vel operationes nostras per officiarios vel ministros nostros quoscumque minime capiantur .
In cujus &c .Teste Rege apud Westm xiii die Junii Per breve de Privato Sigillo .
Pero el mismo término descriptivo aparece en otros registros antiguos.
En 1376-7  5to de. Edw. III-el número de personas elegidas  por los distintos mysteries para integrar el Common Council of the City of London eran 148, los que divididos por 48- entre ese número ubica Herbert a las compañías- les daría  un promedio de unos 3 representantes cada una..
De esos, los principales enviaron 6, los secundarios 4, las pequeñas Compañías 2 (Companies of London, vol. i, pp . 33-4.).Los nombres de todas ellas los da Herbert juntamente con el número de miembros, quienes elegían cuidadosamente a quien los representaría.
Los  Fabrm. eligieron 6, los Masons 4, los Freemasons 2. Los Carpenters no se mencionan, pero en una nota  Smith que Fabrm es  una contracción de Fabrorum, que sin duda los incluía.
La mención directa y mas antigua de la Carpenters Company es de 1421 y con respecto a la verdadera naturaleza del oficio, e induce la convicción de que una  asociación para su protección debió tener un antiguo orígen; Jupp argumenta  desde esta circunstancia y desde el hecho de que dos Master Masons y un número similar de Master Carpenters habían jurado, en 1272, como oficiales para realizar ciertas actividades respecto a la construcción, lo que da la base para la conjetura de que esos Masons y Carpenters eran miembros de gremios existentes...
(History of the Carpenters' Company, p. 8 .)
 Este puede haber sido el caso, pero incuestionablemente los miembros de ambos estaban incluidos en los Gremios del oficio enumerados en la lista de 1376-7  por cualquier nombre con que hayan sido mencionados..
Verstegan, en su Glossary of Ancient English Words,  (Glosario de Antiguos Términos Ingleses) por ejemplo  Smithe, nos da esto:
De Smite proviene nuestro término para un Smith (herrero), porque el Smitheth o smiteth empleaba un mazo o martillo.
Antes de que tuviéramos el termino Carpenter desde el francés, un  Carpintero en nuestra lengua era también un Smith, porque tanto el carpintero como el herrero empuñaban un mazo, y para distinguirlos, uno era el Wood-Smith (de madera) y el otro, Iron-Smith (de hierro), lo cual no es para nada inapropiado.
Y tambien en latin, donde el termino Faber servia para designar a los dos, al Herrero y al Carpintero: uno era Faber Lignarius y otro Faber Ferrarius (Ver Restitution of Decayed Intelligence in  Antiquities concerning the . . . English Nation, 1634, p . 231 .)
Como es probable que la Company of Fabrm estuviera compuesta por varios tipos de oficios, que solo pueden distinguirse por pequeños matices de expresión, se puede inferir que esos artesanos de las primeras épocas, referidos como Fabri lignarii o tignarii, puedan haber estado incluidos  bajo un   titulo un tanto impreciso en el que nos hemos esforzado por penetrar.
La única rama de la carpintería representada en la lista de las compañías( 1375) aparece bajo el titulo de Woodmogs, que según Herbert significa Woodsawyers(mongers). (comerciantes de madera aserrada) Esta compañía tenia dos representantes.

En este caso, la clase de los obreros, cuyas artesanías derivaba su  “raisón de etre” de los diversos usos en que la madera era rentable, se encontraban en 1376-7 asociados en una de las principales compañías, enviando seis miembros al Common Council.
Difícilmente podía esperarse que podamos encontrar que los trabajadores en piedra,  con las infinitas variedades de su oficio que se estamparon en los imperecederos monumentos que aun hoy todavía dan testimonio de su habilidad, se unieran en una hermandad de la segunda clase. No podemos, porque para los Masons y Freemasons  los registros de la ciudad nos informan,según Herbert, que eran en realidad una Compañía que eligió a seis representantes.

Cómo se originó el error, que dio lugar a una clasificación por separado en el primer ejemplo, es ahora irrelevante, ya que sería inútil preguntar.
Está lo suficientemente claro, que en el año del cincuentenario de Eduardo III había un uso del término freemason y que las personas a las que se aplicó fueron de una sección o una rama de la “Mason´s Company ", aunque en ambos casos probablemente integrados dentro del cuerpo.
Sin embargo, y aunque el reconocimiento no corporativo, sea de de la masonería o de los Freemasons de Londres, se remonte más atrás que 1376-7, sería inútil para llevar a especulaciones más profundas. Debemos contentarnos con saber que en el año mencionado el oficio o artesanía de un Freemason se ejercía en la metrópolis.

Es probable que los Masons y los Freemasons de este período, como  los mencionados antes de los registros de la ciudad, fueran partes de una única fraternidad y, aunque no absolutamente idénticas, una con la otra, llegaron a serlo desde este período..
En apoyo de esta posición se encuentran las palabras citadas frecuentemente de Stow (Survey of London, 1633, p. 630), los masons, de otro modo llamados free-masons “eran una sociedad de antigua posición y buen concepto. El monumento de William Kervin  y los registros de la Mason´s Company, no hablan de mucha evidencia indirecta, la cual será considerada en su lugar. Si Valentíne Dtrong fue miembro de la London Company of Masons, el título de "Freemason" en su monumento (1662) es coherente con el nombre utilizado en los registros de la compañía hasta1653; pero incluso si la conexión de la familia Strong con el Gremio de Londres comenzó con Thomas Strong, el hijo, es claro que Valentíne, el padre, debían de haber sido miembro de alguna compañía provincial de  Masons.

Aunque sin embargo, se alega que el primer uso de "Freemason" se encuentra asociado con la libertad de una sociedad y una ciudad, la existencia de otros canales desde los cuales el término puede haber derivado, son admitidos fácilmente.
El punto, de hecho, para la determinación, no es tanto la antigüedad relativa de los variados significados con que el término se difundió a través de los siglos sucesivos, sino más bien la forma o el uso particular  que emergió con la denominación por el que se distingue la actual Society of Freemasons.

La ausencia de toda mención de los Freemasons en losYork Fabric Rolls es bastante singular y, para algunos ha servido para defender lo que ha dado en llamar la Teoría de
la Corporación, es decir que el prefijo Free (libre) estaría asociado inseparablemente a la libertad de un gremio (guild) o Compañía.
Las referencias a los masons, por el contrario, son muy numerosas, y la siguiente, tomada de los registros testamentarios del Dean y Capítulo, es una de los más curiosas:

 "12 de febrero de 1522-3.Christofer Horner, mason, myghtie de mynd  and a  myndfulness hooll. Para Sanct Petur Wark todos mis tuyllis [Herramientas], within the mason lughe (logia). "

Sin embargo, si las actas de una catedral sostienen este punto de vista, las de los demás (Exeter, Wells y Durham, véase  bajo los años 1427 y 1490) efectivamente demuelen la visionaria  fabricación erigida sobre cimientos tan débiles.
Los antiguos reglamentos operativos eran de un carácter muy simple:de hecho Papworth observa :  ..."Las Ordenes` 'suministradas a los masons en el trabajo de la catedral de York en 1355 no dan más que una pobre noción de la existencia en ese momento en la ciudad, de algo como un gremio reclamando, en virtud de una carta dada por Athelstan en 926, no sólo sobre esa ciudad, sino sobre todo Inglaterra. "
Que "Fremason" estaba en uso como un término puramente operativo desde 1396 hasta
el siglo XVII y, posiblemente el siglo XVIII, no admite duda alguna;
y, descartando la masa de evidencia sobre la cual puede haber cualquier diversidad de opinión, esta conclusión puede permitirse descansar con seguridad  en las tres alusiones a
"Freemasonry" (véase, anteriormente la 1490 años y el 1536) como un arte operativo y la metáfora empleada por el obispo Coverdale en su traducción de Werdmuller.

En el primer caso lo mayor puede comprender lo menor y el"Arte" o "trabajo" de la “ Freemasonry". claramente indica su estrecha relación conlos masones de la misma fecha. En el último tenemos el símil de un sabio prelado (Miles Coverdale, el Obispo de Exeter), que, cabe suponer, estaba perfectamente al corriente con los uso del oficio, y de los cuales construyó su metáfora. Esto, es verdad, pero sólo nos lleva hasta la mitad del siglo XVI, pero son motivos especiales para poner fin con este período al progreso de nuestra investigación.
El Estatuto 5 El12., C.IV, aprobado en 1562, a pesar de enumerar, como ya se ha observado, todas las clases conocidas de artesanos, omite los Freemasons.
Es algo singular que al abordar el tema desde otro punto de vista, nos encontramos en la séptima década del siglo XVI, un período de transición en el uso de Freemason, que es algo confirmatorio de las especulaciones anteriores.

Así, en cualquier caso, si trazamos la teoría del Gremio(Guild) hacia arriba o la estrictamente operativa hacia abajo-y, por el momento, excluimos la consideración las evidencias independientes respecto a la Mason´s Company de Londres -encontramos un punto muerto antes de llegar a la era nombrada.
Por ejemplo, suponiendo que John Gatley y  Richard Ellam de Lymm,  John Roebuck, George Bowes, Valentín Strong , Richard Smayley, Edward Holland, Richard Turner,
William y John Kidd deriven en cada caso su título de freemason de la libertad del gremio o compañía, todavía, con el último dirigente nombrado en 1591, el documento llega a su final.
Además, descendiendo a partir del año 1550, los registros del oficio de la construcción ofrecen muy escasas noticias de los Freemasones operativos.
Otros ejemplos del uso de la palabra "Freemason": en los años 1597 años, 1606, 1607 y 1624, se encuentra en las Notes and  Queries, 31 de agosto 1861 y marzo 4 de 1882, y
en el Freemason Chronicle del 26 de marzo de 1881.
La primera revista -27 de julio de 1861-cita un testamento fechado en 1641, en la que el testador y un legatario son cada denominados  "Freemason"; y septiembre. 1, 1866 - menciona el bautismo del hijo de un "Freemason" en 1685, también su entierro en el mismo título para 1697.

De 1610, existe la Orden de los Jueces de Paz, indicando una clase de rough masons capaz de tomar cargo sobre otros, como dos clases de Freemasons aparentemente distintas. De acuerdo con el Stat. ii, Hen.. VII, c. XXII (1495) un Freemason iba a tener menos salario que un Master Mason.
Un año o dos más tarde se produce el empleo de los Freemasons en Wadham College, Oxford. En 16z8, Thomas Egglefield, Freemason y reparador de campanario, es mencionado y, cinco años después, está la referencia a Maude y otros, Freemasones y Contratistas.

Tal afirmación como que el uso de Freemason como término operativo llegó a una terminación abrupta a mediados del siglo XVII es ajena al estilo de estos comentarios y, aunque existe una ausencia de referencias que puedan eventualmente dilucidar esta fase de la historia masónica durante la segunda mitad del siglo, los registros de la Logia de Alnwick, que se extienden desde 1701 hasta 1748, pueden verse como apoyo al uso de Freemason como un termino puramente operativo hasta la mitad del siglo XVIII.

El argumento es que la clase de personas de la cual los Freemasons de Arrington, Staffordshire, Chester, York, Londres y sus congéneres en el siglo XVII, derivaron el título descriptivo que se convirtió en la herencia de la Gran Logia de Inglaterra, eran Freemen y  Masons de Gremios o Compañías(Guilds).

Dondequiera que los gremios de artesanos fueron reconocidos legalmente, nos encontramos siempre que el derecho a ejercer su oficio y vender sus manufacturas,dependía de la libertad de su ciudad
(Brentano, History and Development of Gilds , p.65
Las referencias de Smith (English Gilds), para el ejercicio de un oficio que dependía de la posesión de su libertad son muy numerosas. Así, en la ciudad de Exeter no se le permitía a ningún zapatero mantener una tienda, "butte he be a  ffraunchised masn"( a menos que sea un hombre libre)(p.3.3)
Los “Antiguos Usos" de Winchester exigían que "nonne shal make burelle werk, but if he be of ye ffraunchyse of ye toun "(ninguno podría trabajar si no era libre de su poblado)”(p 3.51) y el “Othe” del Alcalde (Mayor) contenía una cláusula especial
que él "meyntene la fraunchises y custumes libre whiche gode beth in the saide toune  "(p. 416).(mantendrá la libertad y costumbres mientras Dios le tenga en su poblado).

En cuanto a la historia temprana de la masonería escocesa, con la vista avanzada a lo que se refiere al origen del término que se ha convertido en patrimonio común de los masones especulativos en todo el universo, es sorprendentemente confirmada.
Como evidencias acumuladas de que la Society of Freemasonry ha derivado su nombre de los Freemen Masons  de tiempos remotos, los ejemplos en los registros escoceses tienen un valor especial.
Examinando por separado, las historias de la masonería inglesa y escocesadan un resultado a la búsqueda filológica, pero, unidas, presentan un conjunto de pruebas, todas en una dirección, barriendo las dificultades etimológicas, derivadas de la consideración imperfecta del tema en su conjunto.

Fin Capitulo XI. Gould.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada